22/10/16

O.C: La historia interminable (1984)

Poster La historia interminable

¿De qué va?: Bastian es un niño de 10 años que huye de la soledad y el acoso escolar que sufre refugiándose en la literatura. Un día, se topa con un enigmático libro titulado La historia interminable que relata la paulatina destrucción del Reino de Fantasía. A medida que avanza en la lectura, Bastian se percata de que quizás sea él mismo la clave para conseguir que la historia tenga un final feliz.

Reputación: Adaptación cinematográfica de la novela homónima de Michael Ende, la película fue una coproducción entre Estados Unidos y Alemania Occidental dirigida por Wolfgang Petersen. El film sólo abarca la primera mitad del libro, pero su autor quedó bastante descontento con el guion, por lo que mandó a retirar su nombre de los créditos iniciales, siendo tan sólo discretamente mencionado en los finales. También pidió cambiar el título del film o directamente cancelar su producción, y como los productores rechazaron ambas propuestas, presentó una demanda judicial que terminaría perdiendo. Curiosamente, en la versión alemana, que fue un enorme éxito de taquilla en el país, no suena ni su famosa canción ni los elementos techno-pop añadidos por Giorgio Moroder, tan sólo la partitura orquestal compuesta por Klaus Doldinger. El film contó con dos secuelas, La historia interminable 2. El siguiente capítulo (1990) y Las aventuras de Bastian. La historia interminable 3 (1994), pero ninguna gustó tanto como su predecesora. El Auryn original que porta Noah Hathaway (Atretyu) se encuentra actualmente en un tarro de cristal en el despacho de Steven Spielberg, gran fan de la película.

La historia interminable

Comentario: Han pasado 34 años desde el estreno de La historia interminable y puede que la película haya quedado un tanta desfasada para las nuevas generaciones que demandan batallas campales y espectacularidad CGI en las películas de fantasía, pero el film de Petersen siempre será uno de los grandes referentes del género por diversas razones: un genuino sentido de la aventura, personajes entrañables y mágicos (¿acaso alguien no ha soñado con volar sobre el lomo de Fujur?), su capacidad de asombro, sus agallas para incluir momentos realmente duros y traumáticos (todos sabemos a cuál me refiero), el inspirador y pegadizo tema principal de su banda sonora, y un hermoso tributo final al poder de la imaginación, a la literatura y los lectores, pues ellos son los únicos capaces de hacer que los libros cobren vida y cumplan con su cometido. Leer es un placer, y esta película también. Por cierto, el próximo 29 de noviembre saldrá a la venta una completa edición especial en blu-ray de auténtico lujo.

Próximo visionado: El cebo (1958)