10/9/16

Que los baobabs no te impidan ver el bosque

Poster El principito

Dir.: Mark Osborne
¿De qué va?: Una niña y su madre se mudan a un nuevo vecindario para que la pequeña pueda entrar en una prestigiosa academia. Sin embargo, el estricto plan de estudio que sigue para ser una estudiante brillante se ve constantemente interrumpido por su vecino, un excéntrico anciano que le contará la extraordinaria historia de cuando conoció a un misterioso principito en medio del desierto.

Reseña: Pocos libros infantiles despiertan tanta pasión entre los adultos como El principito; sus dibujos y citas han sido tatuados en la piel de numerosos fans, que a su vez ejercen de público objetivo de las agendas, llaveros, cubertería, peluches, relojes, postales y demás productos de merchadising que han salido al mercado. Tal vez el cuento de Antoine de Saint-Exupery no había sido llevado al cine hasta ahora por su narrativa abstracta, breve y altamente metafórica, pero el director Mark Osborne ha encontrado la fórmula para no fracasar en el intento: convertirlo en una metaficción, situando el relato dentro de otro con el que está íntimamente ligado.

El principito3

La película se asienta en dos realidades: uno es la urbanización perfectamente equilibrada, aséptica y funcional en la que habita una niña forzada a vivir como un adulto, y el otro es el cuento sobre el aviador y el principito que ella descubre paulatinamente a través de su vecino, una anomalía dentro de la pragmática rutina que le ha preparado meticulosamente su madre. Si bien el diseño de ese mundo real no se distingue demasiado de la plantilla de los grandes estudios del campo de la animación, la película resulta una auténtica delicia cuando entra en escena el cuento de El principito, manteniendo la fidelidad respecto a los dibujos originales de Saint-Exupery con un estilo artesanal entre el papel maché y el stop-motion, que sin duda contará con el beneplácito de su legión de seguidores.

El principito

No obstante, tras una hora notable, el film procede a unificar esas dos realidades que ha construido en paralelo y el resultado, sin ser desastroso, no está a la altura de lo visto hasta ese momento. No deja de ser curioso porque monta un escenario que al menos a mí me recordó al Brazil de Terry Gilliam, pero pierde buena parte del encanto especial que poseía y se vuelve bastante anodina y obvia hasta que remonta el vuelo, en un desenlace que ultima el mensaje de la aceptación de la pérdida de los seres queridos como rito de paso en el viaje hacia la edad adulta, sin que por ello haya que abandonar el espíritu vivaz y libre de la niñez.

El principito2

Como adaptación cinematográfica, El principito es al mismo tiempo arriesgada y tremendamente respetuosa con su fuente literaria, aprovechando la riqueza temática de la misma para construir una historia que habla a los más pequeños sobre la amistad, la imaginación, el amor, la muerte o las insensateces del mundo de los adultos sin condescendencia ni excesiva sensiblería. El esfuerzo ha sido meritorio y aún así, algo falla si la prolongación de la historia no interesa tanto como los retazos del cuento original. Puede que esté algo sobrevalorado, no lo sé, pero desde luego que el impacto emocional que posee este relato es de valor incalculable.

7/10