3/8/20

O.C: Cumbres borrascosas (1939)

¿De qué va? Una de las sirvientas de la morada de Cumbres borrascosas cuenta a un viajero la desafortunada historia de amor de Cathy y Heathcliff.

Reputación: Primera de una larga serie de adaptaciones al cine y a la televisión de la novela Cumbres borrascosas (Wuthering Heights) de Emily Brönte y que, al igual que muchas de ellas, solo toma una parte de la historia completa, omitiendo la segunda generación de descendientes del clan protagonista. El productor Samuel Goldwyn sentía que el guion era demasiado oscuro para una película romántica, por lo que pidió a varias personas que hicieran una reescritura, incluso a un joven John Huston, que le dijo que el guion era perfecto tal y como estaba. Vivien Leigh quería interpretar el rol principal, junto a su pareja y futuro marido, Sir Laurence Olivier, pero los ejecutivos del estudio decidieron darle el papel a Merle Oberon. Esto provocó que la relación entre Olivier y Oberon no fuese buena, pese a que habían trabajado bien juntos en El divorcio de la señora X (1938); tuvieron una gran pelea tras el rodaje de una escena apasionada al quejarse ella de que él no paraba de escupirle al recitar sus líneas.


Olivier tampoco congenió demasiado bien con el director, William Wyler. Como el propio actor admitió a posteriori, llegó al set con una actitud pomposa y sobreactuando, acostumbrado al teatro británico, y Wyler le obligaba a repetir muchas tomas hasta que le saliese de forma más natural. El actor también llegó a admitir que esta experiencia le ayudó a mejorar como actor, y también a convertirse en una estrella. La película fue nominada a 8 Oscar, incluyendo mejor película, director y actor protagonista, de los cuales solo se llevó el de mejor fotografía en blanco y negro. La gran triunfadora de la noche fue Lo que el viento se llevó, protagonizada por… Vivien Leigh.


Comentario: Mi primer acercamiento a la historia de Cumbres borrascosas fue a través de la adaptación moderna estrenada en el 2011 y dirigida por Andrea Arnold. Me gustó e intrigó tanto que decidí leerme el libro, y al terminarlo, vi la versión que nos ocupa ahora, la clásica. Aunque las dos se dejan fuera más de la mitad del libro no se sienten como historias incompletas, puesto que el frustrado romance entre Catherine y Heathcliff es bastante sólido de por sí. Me gusta más la versión de Arnold, pero la de Wyler tampoco está nada mal. Enfatiza un romanticismo que en el libro apenas se percibe (dado que todos los personajes son sociópatas) pero sin prescindir de la atmósfera gótica y lúgubre del relato de Brönte. Sin lugar a dudas, el odio entre Olivier y Oberon contribuyó a que la compleja y esquiva relación entre Catherine y Heathcliff se sienta más auténtica y visceral.

Próximo visionado: Anatomía de un asesinato (1959)

2/8/20

Itinerario de estrenos de agosto 2020



Little Monsters: Comedia de terror australiana dirigida por Abe Forsythe (Down Under) que cuenta la historia de Dave, un músico en horas bajas que se alía con una profesora y con la estrella de un programa infantil para proteger a unos niños de un repentino brote zombie. Alexander England (Alien: Covenant), Lupita Nyong’o (Nosotros) y Josh Gad (Artemis Fowl) conforman el trío protagonista de una película muy divertida y entrañable que llega a los cines españoles después de un largo recorrido por festivales de género. Reseña en breve.
Estreno: 14 de agosto




Un amigo extraordinario (A Beautiful Day in the Neighbourhood): Marielle Heller (¿Podrás perdonarme algun día?) dirige esta película basada en un artículo de Tom Junod en el que este relata su experiencia escribiendo un perfil sobre Fred Rogers, creador y presentador de un popular programa de televisión para niños en los años 60. Matthew Rhys (The Report) y Tom Hanks (Los archivos del Pentágono) son los protagonistas de una película cuya presencia en la temporada de premios se limitó a la nominación a actor de reparto para Hanks, pese a las estupendas criticas recibidas.
Estreno: 21 de agosto





Tenet: Si no se produce un nuevo retraso, Tenet se estrenará en varios territorios internacionales, incluido España, a finales de agosto, mientras que a Estados Unidos llegaría el 3 de septiembre. Veremos finalmente qué sucede, pero con un poco suerte, podremos disfrutar del nuevo film de Christopher Nolan (Dunkerque) antes de que termine el verano. John David Washington (Infiltrado en el KKKlan), Robert Pattinson (El faro) y Elizabeth Debicki (Viudas) conforman el trío protagonista de la película, de cuya trama tan solo conocemos que tendrá que ver con el espionaje internacional y con un mecanismo que desdobla el tiempo lineal.
Estreno: 28 de agosto





Los nuevos mutantes: Siendo una película que ha tenido hasta 5 fechas de estreno, no podemos estar seguros de que esta sea la definitiva, pero puede que la maldición que lleva arrastrando Los nuevos mutantes desde que se rodó, allá por el 2017, esté llegando a su fin. Diversos problemas (y la posible desconfianza de Fox hacia el resultado final) han provocado que este film sobre cinco jóvenes mutantes encerrados en una institución se haya demorado tanto, y que ya no sea el inicio de una nueva trilogía que estaba destinado a ser. Dirige Josh Boone (Bajo la misma estrella) con un elenco encabezado por Anya Taylor-Joy (Glass) , Maisie Williams (Juego de tronos), Charlie Heaton (Stranger Things), Blu Hunt (Otra vida) y Henry Zaga (Cleptómanas).
Estreno: 28 de agosto


1/8/20

Actor del mes: Joseph Gordon-Levitt



Méritos: Joseph Gordon-Levitt ya está listo para volver a escena. La última vez que lo vimos en el cine fue en Snowden (2016), cuya taquilla fue tan decepcionante como la de su anterior trabajo como protagonista, El desafío. The Walk (2015). Llegamos a creer que ya no le llegaban ofertas, pero lo cierto es que el actor decidió apartarse una temporada de las cámaras para centrarse en su recién adquirida faceta como padre. Igualmente, en este tiempo ha estado activo en otros campos, como dando charlas de Ted Talk, reencontrándose con Zooey Deschanel por el décimo aniversario de (500) días juntos (ver extras), o dirigiendo su compañía, HitRECord. El aciago 2020 marca el regreso de Joseph Gordon-Levitt a la interpretación, y quizás sea el único actor de Hollywood cuyas películas no han sufrido retrasos, puesto que todas se estrenarán en plataformas de streaming.

La primera fue 7500, lanzada hace poco más de un mes en Amazon Prime. El próximo 14 de agosto llegará a Netflix Proyecto Power, un thriller co-protagonizado por Jamie Foxx sobre una pastilla que concede superpoderes durante 5 minutos. Por último, el 16 de octubre también se lanzará en Netflix la más interesante de todas: The Trial of the Chicago 7, la nueva película dirigida y escrita por Aaron Sorkin (El juego de Molly), basada en un famoso juicio norteamericano. Por otra parte, Gordon-Levitt está desarrollando Mr. Corman, una serie para Apple+ en la que ejerce de productor, guionista y protagonista. Y quizás algún día se empiece a rodar Wingmen, musical para mayores de 18 años largamente anunciado que protagonizaría junto a Channing Tatum, otro que lleva una larga temporada desaparecido. Tengo la impresión de que no apreciamos lo suficiente a Joseph Gordon-Levitt, un artista incansable desde que era un crío y que ha estado muy presente en la educación cinéfila millennial, así que celebrar su regreso al cine es tan necesario como revisar su alucinante filmografía.




El crecimiento de Joseph Gordon-Levitt en 12 películas




De izquierda a derecha y de arriba a abajo: se consagró como ídolo teen en 10 razones para odiarte (1999); en Mysterious Skin (2004) demostró que le iban las emociones fuertes; en Brick (2005) ejerció de detective de un noir modélico ambientado en un instituto;  protagonizó (500) días juntos (2009), la comedia ¿romántica? de referencia para muchos de nosotros; en Hesher (2010) experimentó una de las caracterizaciones más radicales de su carrera; formó parte de la banda de ladrones mentales de Origen (2010) y volvió a trabajar con Christopher Nolan en El caballero oscuro: La leyenda renace (2012); en 50/50 (2011) se enfrentó a un cáncer con humor; fue la versión juvenil de Bruce Willis en Looper (2012); dirigió, escribió y protagonizó Don Jon (2013), muy bien acompañado por Scarlett Johansson y Julianne Moore; encarnó al que fuese el hombre más perseguido por Estados Unidos en Snowden (2016); fue el piloto de un avión secuestrado en 7500 (2019); lo próximo, fiscal en The Trial of the Chicago 7 (2020).


¿Sabías que…?

- Tras seis años rodando Cosas de marcianos (1996), la serie de televisión que le hizo popular, asistió a la universidad de Columbia en Nueva York, donde estudió historia, literatura y poesía francesa.

-Tenía un hermano mayor, Dan Gordon-Levitt, que se dedicaba a la fotografía y que falleció en octubre de 2010.  Joseph suele vestir calcetines coloridos y disparejos en homenaje a él.

- Está casado con la empresaria Tasha McCauley desde el 20 de diciembre de 2014, con la que tiene dos hijos.

- Sus actores favoritos son Daniel Day-Lewis, con el que pudo trabajar en Lincoln (2012), Warren Oates, Gary Oldman y Gena Rowlands.

- Es el fundador de HitRECord, una plataforma abierta colaborativa. En su web cualquiera puede subir sus grabaciones, hace remixes de otros y trabajar en proyectos en grupo. Cuando el resultado se publica y obtiene beneficios, estos se dividen equitativamente entre todos los que hayan participado.

-Ganó un Emmy por el formato televisivo de HitReCord en el año 2014. Nunca ha sido nominado al Oscar pero sí al Globo de Oro a mejor actor de comedia por (500) días juntos (2009) y por 50/50 (2011).

- Ha participado en todas las películas de Rian Johnson, y si no ha sido como protagonista, como es el caso de Brick (2005) y de Looper (2012), ha sido a través de cameos: en Los hermanos Bloom (2008) tiene un pequeño rol, mientras que tanto en Star Wars: Los últimos Jedi (2017) como en Puñales por la espalda (2019) se escucha su voz en determinado momento.


Extras:

Tráiler de Projecto Power

Entrevista sobre 7500

Tom y Summer se reencuentran 10 años después

You Unfollowed Me – Todrick Hall feat. Joseph Gordon-Levitt

Ted Talk – Cómo el recibimiento de atención te hace menos creativo

31/7/20

La caza (The Hunt) – La veda del cateto



Dir.: Craig Zobel
Int.: Betty Gilpin, Hilary Swank, Ethan Suplee, Ike Barinholtz, Emma Roberts, Tery Wyble, Wayne Duvall, Amy Madigan, Justin Harley
¿De qué va?: Doce extraños se despiertan en el claro de un bosque. No saben dónde están ni cómo han llegado ahí. Según una teoría conspiratoria de la dark web, miembros de las élites globales se reúnen en un lugar remoto para cazar personas por diversión. Pero nada saldrá según lo previsto cuando una de las presas resulta ser más audaz de lo que aparentaba.

Reseña: El viaje de La caza (The Hunt) al cine ha sido un tanto accidentado: poco después del lanzamiento de su tráiler y de anunciarse su fecha de estreno, el 27 de septiembre de 2019, su estreno se canceló debido a un tiroteo masivo en Estados Unidos (como si no sucediesen cada dos por tres…). Finalmente, se anunció que el 13 de marzo de 2020 llegaría a las salas norteamericanas… en las que solo estuvo proyectada una semana, debido al cierre de los cines por la pandemia de la COVID-19, siendo lanzada en vídeo bajo demanda al poco tiempo. En España, su estreno programado para abril fue obviamente cancelado, pero por fin llega a nuestras salas, con ese áurea de “película prohibida” que luego resulta no ser para tanto. Efectivamente, La caza no es para tanto, pero al menos es divertidísima.


La caza es, en esencia, un Battle Royale (2000) entre azules y rojos, demócratas y republicanos, catetos y progres. Es mejor no decir mucho más porque si algo sorprende de la película de Craig Zobel es cómo va jugando con las expectativas del espectador, partiendo de la convicción de que este se conoce todos los mecanismos, trampas y clichés del cine de género. Y no es que el film no caiga en algunos de ellos, pero lo hace siendo plenamente consciente, sin aparentar ser más inteligente de lo que en realidad es… pero sí más ofensiva. El guion escrito por Nick Cuse y Damon Lindelof (sí, el de Perdidos, The Leftovers y Watchmen) se centra más en satirizar haciendo chistes a costa de ambos bandos que en construir una historia que funcione como alegoría política. Sin embargo, al tener menos miedo de ser ridícula que a ser demasiado gore, La caza se convierte en un una desvergonzada y muy disfrutable comedia negra con un parecido razonable con los sketches de los Looney Tunes.


La película está plagada de personajes exagerados y paródicos, y en medio de ellos, se encuentra la misteriosa mujer a la que encarna Betty Gilpin. Muy en la línea de las Scream Queens vistas en Tú eres el siguiente (2011) y Noche de bodas (2019), Gilpin se adueña de la película con un carisma, aplomo y vis cómica muy peculiares, metiéndose fácilmente al público en el bolsillo. Destaca asimismo la participación de Hilary Swank, puesto que no se toma en serio a sí misma, justo lo opuesto de lo que suele hacer. O quizás sí que lo haga, pero tanto, que se pasa directamente al otro lado del espectro. El caso es que funciona, y el enfrentamiento, tanto físico como verbal, que mantiene con Gilpin es maravilloso y de lo mejor del conjunto.


En definitiva, La caza se vale de la ascendente crispación política que se vive en Estados Unidos desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca, para crear un thriller trepidante, cafre y deliciosamente grotesco. ¿Podría haberse hilado más fino? Desde luego que sí, pero hace tan buen trabajo realzando las actitudes extremas y polarizadas de los dos bandos, con tanta gracia y descaro, que funciona estupendamente. Y aquellos que se consideren “apolíticos” siempre pueden ignorar la lectura satírica y quedarse con el baño de sangre, aunque sería una lástima, porque le resta la mitad de la diversión.

7/10

Esta reseña también puedes leerla en Cinemagavia.


29/7/20

Swallow – Hunter, la glotona



Dir.: Carlo Mirabella-Davis
Int.: Haley Bennett, Auston Stowell, Elizabeth Marvel, Davd Rasche, Denis O'Hare, Laith Nakli
¿De qué va?: Hunter es una mujer que acaba de quedarse embarazada. En el proceso, se siente atraída a consumir todo tipo de objetos peligrosos. Su marido y su familia tratan de impedir que esta siga con su obsesión y procuran controlar la vida de la mujer, que debe enfrentarse al oscuro secreto que alberga su nuevo comportamiento.

Reseña: Carlo Mirabella-Davis debuta en el largo de ficción tras dirigir un puñado de cortometrajes y The Swell Season (2011), documental que retrataba el film del amor de Glen Hansard y Markéta Irglová, la pareja que ganó el Oscar a mejor canción original por Once (2007). Su primer largometraje, Swallow, encaja en el canon de ópera prima a través de la cual su autor quiere dejar claro que tiene agudeza visual, buenos referentes y buena mano con los actores para poder hacerse notar y recibir ofertas de Hollywood; algo así como el Purasangre (2017) de Cory Finley. Pero aunque las intenciones de Mirabella-Davis sean más que obvias, lo cierto es que la jugada le ha salido redonda, pues Swallow es mucho más que un ejercicio de estilo.


La protagonista de esta historia, Hunter, es una ama de casa ejemplar que parece directamente sacada de los años 50. Sin embargo, pronto nos daremos cuenta de que su personalidad tiene más que ver con las rubias misteriosas del cine de Alfred Hitchcock que con las señoras que ilustraban los anuncios de productos del hogar. “Hoy he hecho algo inesperado”, le dice Hunter a su marido una noche, y a partir de entonces, desarrolla un peligroso comportamiento que nos pondrá el estómago del revés. Lo que podría haber sido el argumento de un episodio del programa Mi extraña adicción se convierte en un thriller psicológico salpicado de un humor negrísimo en el que es complicado predecir lo que sucederá a continuación. Es como si, en vez de haber desarrollado cleptomanía, Marnie la ladrona hubiese desarrollado una afición por tragar objetos peligrosos…. pero sin un Sean Connery a su lado que intente ayudarla por amor.


A Haley Bennett la conocemos principalmente por su gran parecido físico con Jennifer Lawrence, pero en Swallow que tiene mucho más ofrecer. Si bien la dirección de Mirabella-Davis es más que sólida y el elenco de secundarios cumple con su cometido, es Bennett quien se carga sobre sus hombros con todo el peso de la película, con una interpretación que no solo tiene ecos de “rubia de Hitchcock”, sino también de heroína de drama de Douglas Sirk, de mujer excéntrica de una comedia de John Waters y de vecina desesperada de Wisteria Lane. Es un personaje complicado y fácilmente caricaturizable que Bennet resuelve con suma elegancia y entrega, logrando que su Hunter sea una de las mujeres más fascinantes del cine reciente.


Aunque se nos podía haber atragantado Swallow (perdón por el chiste fácil) dados todos los elementos y géneros dispares que maneja, la mezcla resultante es tan homogénea como fascinante. A fin de cuestas, se erige como una esquinada fábula que encapsula todo el movimiento de liberación de la mujer, desde la histórica represión femenina, su cosificación e instrumentalización, hasta una rebelión que empieza de forma velada y concluye con una plena asunción de empoderamiento, libertad e individualismo. Merece ser disfrutada, sufrida y debatida.

8/10

26/7/20

O.C: Vivir su vida (1962)

¿De qué va?: Un buen día, Nana decide abandonar a su marido y a su hijo siguiendo su sueño de convertirse en actriz. Para financiar su nueva vida empieza a trabajar en una tienda de discos en donde no gana demasiado dinero. Al no poder pagar el piso, la casera le echa. Nana, desesperada y sin ilusión por su nueva vida, decide ejercer la prostitución.

Reputación: Film escrito y dirigido por Jean-Luc Godard, inspirado parcialmente en el libro Où en est la prostitution de Marcel Sacotte para aportar verosimilitud a la historia de Nana (Anna Karina). Se rodó en cuatro semanas con equipos muy pesados, por lo que Godard optó por filmar en escenarios naturales y en tomas largas con travelling. El guion completo cabe en una página, pues solo contiene una breve descripción de cada secuencia. El texto no fue escrito con antelación, por lo que los actores decían lo que era apropiado para cada situación, incluyendo la conversación que mantiene Nana con el filósofo y ensayista francés Brice Parain en un café. En la película también hay cameos del cantante de flamenco Rafael Romero y de Jean Ferrar, que reproduce en un tocadiscos una canción suya, Ma môme. Vivir su vida fue presentada en el Festival de Venecia, donde ganó el Premio Especial del Jurado y el premio de la crítica Pasinetti.


Comentario: Me pasó algo muy raro viendo esta película. La vi una calurosa tarde, en casa, y cuando terminó me pareció que había durado muy poco. Rebobinando me di cuenta de que me había saltado unos 30 minutos de metraje, pero no sé si fue porque me quedé dormido o porque avancé la película con el mando sin darme cuenta. Este peculiar incidente no hizo más que enriquecer la experiencia onírica que para mí ha sido el visionado de Vivir su vida. Yo la interpreto como un sueño, una fantasía de una mujer que decide dar un giro drástico a su vida con la esperanza de mejorarla y, aunque luego resulte no ser así, ella simplemente se deja llevar. No suelo empatizar con Godard y su pedantería pero sí que lo hago con Anna Karina, desde esa maravillosa escena en el cine en el que su primer plano lloroso compite con su contraplano, sacado de La pasión de Juana de Arco (1928), por ser el más triste y hermoso de la historia del cine. Vivir su vida es el retrato de una mujer fascinante, y su precipitado desenlace nos recuerda lo insignificantes que somos en realidad.

Próximo visionado: Cumbres borrascosas (1939)

24/7/20

Con amor, Antosha – Querido Anton



Dir.: Garret Price
¿De qué va?: Un retrato de la extraordinaria vida y carrera del actor Anton Yelchin.

Reseña: Anton Yelchin, conocido por la trilogía-reinicio de Star Trek y films como Green Room (2015), Solo los amantes sobreviven (2013), Como locos (2011) o Alpha Dog (2006), falleció el 19 de junio de 2016, en un accidente que le dejó atrapado entre su jeep y un pilar de ladrillos fuera de su casa. Con 27 años, tenía aún toda la vida y su carrera por delante. Con amor, Antosha es un documental producido por Drake Doremus que retrata su vida desde que sus padres emigraron de Rusia a Estados Unidos con él siendo un bebé hasta su triste y prematura pérdida.


El documental sigue de forma cronológica la vida y obra de Yelchin resultando bastante revelador, como en lo que respecta a su lucha contra la fibrosis quística, algo de lo que nunca llegó a hablar en público, o en la confesión de Kristen Stewart de que se pilló por él durante el rodaje de Gente poco corrriente (2005). Los numerosos testimonios de compañeros, amigos y directores que trabajaron con él reflejan el cariño y la admiración que todos le tenían; solo se echa en falta entre los entrevistados la extraña ausencia de Felicity Jones, su co-protagonista en Como locos. Hay anécdotas, como las contadas por Chris Pine y Jennifer Lawrence, que son muy divertidas, pero también declaraciones que parten el corazón, en especial todo lo que tiene que ver con la estrecha relación que mantenía Yelchin con sus padres y lo devastados que quedaron tras su muerte.


Con amor, Antosha es un documental cuyo alcance no solo llega a los fans del actor, pues es ante todo la historia (muy bien narrada) de un artista con inquietudes que exploró diferentes campos artísticos, en una constante búsqueda de sí mismo. Empezó siendo un actor que quería hacer de todo y terminó dedicándose a sacar fotos en los rincones más extraños y depravados de Los Ángeles, desencantado del bagaje mediático de la interpretación, batallando discretamente contra una enfermedad genética y preparando su primer trabajo como director. En definitiva, se trata de un documental que explica muy bien quién era Anton Yelchin, el dolor que causó su pérdida entre sus allegados y el orgullo que todos sienten al haber podido formar parte de su vida. Un tributo perfecto.

8/10