13/9/18

O.C: Su juego favorito (1964)

¿De qué va?: Roger Willoughby es un conocido experto en pesca gracias a un libro superventas en el que ofrece consejos sobre cómo mejorar la técnica en la práctica de este deporte. Por consejo de la relaciones publicas de la tienda de artículos deportivos para la que trabaja, Abigail Page, el jefe de Roger le inscribe en un concurso. El problema es que Willoughby no ha pescado nunca. Para evitar ser descubierto, Roger se prepara para la competición poniéndose a prueba con resultados desastrosos.

Reputación: La última comedia que rodó Howard Hawks fue concebida en primer lugar como un remake de uno de sus films más aclamados, La fiera de mi niña (1938). Incluso se le ofreció el papel protagonista a Cary Grant, pero lo rechazó cuando vio que la actriz contratada para ser su interés romántico, Paula Prentiss, tenía 24 años, mientras que él, con sus 58 años, le doblaba la edad, así que se decantó por rodar Charada (1963) en su lugar y Rock Hudson entró como su sustituto (tenía 37 durante el rodaje). Prentiss tampoco fue la primera opción para el papel protagonista femenino, sino Ursula Andress, que acabó apeándose del proyecto. La duración original del film era de más de 145 minutos, y aunque los pases de prueba con público fueron muy positivos, los productores insistieron en recortar al menos 20, pues consideraban que era demasiado larga para tratarse de una comedia romántica. Finalmente Hawks accedió, pero no quedó demasiado contento con el montaje final.

Su juego favorito

Comentario: No puedo entender que esta película no se más conocida. Yo no sabía de su existencia hasta que la vi en una proyección de la Filmoteca Portuguesa y me ha parecido una comedia modélica, superior incluso a La fiera de mi niña. De principio a fin goza de un ritmo excepcional, toca la comedia física, la de enredo, la romántica, y en todas ellas resulta hilarante a carcajada limpia. La guerra de sexos, tan habitual en la rom-com del Holywood dorado, la tienen ganado las mujeres desde antes de que empiece, pues desde el principio se evidencia que ellas, Abigal (Paula Prentiss) y su amiga Easy (Maria Perschy), están muy por encima de Roger (Rock Hudson), y se lo pasan pipa mareándolo y viéndolo sufrir intentando disimular que es un fraude. Aún así, Hudson está sumamente encantador y sus escenas de pesca valen su peso en oro. Esta es una de esas comedias románticas sencillas con la que te encariñas tanto por los personajes que, por muy previsible y rutinario que sea, deseas con mucha fuerza que sus protagonistas terminen juntos. Su juego favorito, pobre traducción del original y más sugerente Man’s Favorite Sport?, es desde ya una de mis comedias románticas favoritas y la pienso reivindicar por siempre jamás.

Próximo visionado: El otro (1972)

12/9/18

Amor y crisis en la mediana edad

Poster Juliet Naked


Dir.: Jesse Peretz
Int.: Rose Byrne, Ethan Hawke, Chris O’Dowd, Denise Gough, Azhy Robertson, Megan Dodds, Nina Sosanya, Lily Newmark, Ayoola Smart
¿De qué va?: Annie y Duncan son pareja desde hace quince años y se acercan a la cuarentena. Ambos llevan una vida tranquila, pero a ella le inquieta el paso del tiempo sin ningún tipo de pasión, mientras que él concentra toda su atención en Tucker Crowe, un música americano que desapareció tras publicar el álbum 'Juliet'. La situación se volverá muy extraña cuando Annie y Tucker comienzan a intercambiarse correos electrónicos sin que Duncan sea consciente de ello.

Reseña: Si hay una modalidad del género de la comedia romántica que merece ser rescatado del exilio en el que parece estar sumido, o al menos ser revisitado de vez en cuando, es el de la rom-com británica que nos dio tantas alegrías con títulos como Love Actually (2003), Notting Hill (1999), Cuatro bodas y un funeral (1994) o Una cuestión de tiempo (2013). Sin dar la espalda al formato del gran romance hollywoodiense, los británicos aportan un toque especial a la par de terrenal, no tan infantil, que prefiere encontrar la complicidad del espectador antes que seducirlo con un idealismo vacío, y con personajes maduros en busca del amor en vez de los jóvenes aspirantes a estrella de turno. Por todo ello, es necesario celebrar el estreno de Juliet, Naked, que además está basada en una novela de Nick Hornby, que siempre es un plus aunque a estas alturas ya sea prácticamente seguro que nada va a superar a Alta fidelidad (2000).

Juliet Naked2

Al igual que en aquel film, en Juliet, Naked, nos encontramos con un hombre, Duncan, un tanto inmaduro y al que le apasiona la música, aunque aquí la obsesión se centra en el único álbum lanzado por Tucker Crowe, un músico que, al igual que Sixto Rodríguez, el protagonista de la fantástica Searching for Sugar Man (2012), desapareció hace décadas de la escena musical sin dejar rastro. Pero por azares de la vida, la novia de Duncan, Annie, termina intercambiándose correos con el desaparecido músico a lo Tienes un e-mail (1998). Así, un vínculo especial se establece entre Annie y Tucker cuando estos descubren que comparten el mismo sentimiento amargo: la sospecha de no haber aprovechado buena parte de sus vidas como adultos y de que sea demasiado tarde para enmendar errores y tomar riesgos.

Juliet Naked

Juliet, Naked nunca llega a ser una gran comedia ni un gran romance, pero hay una ternura auténtica en la forma en la que se construye la relación entre Annie y Tucker, por la torpeza de ambos a la hora de acercarse el uno al otro, y porque Rose Byrne y Ethan Hawke son actores de primera infalibles, y ambos están fantásticos. Buena parte de la película se ambienta en uno de esos pueblecitos costeros de los que te aburres al segundo día pero que albergan un encanto peculiar, mientras que la trama aborda conflictos propios de la madurez como crisis vitales, expectativas incumplidas, asunción de errores del pasado y responsabilidades familiares con honestidad y ligereza, aunque el personaje al que da vida Chris O’Dowd está un tanto desdibujado. El desenlace es de perfil bajo, pero la experiencia global es positiva, agradable, porque sientes haber sido testigo de un romance discreto pero significativo de dos personas que se inspiran la una a la otra para sobreponerse a lo que la vida les tenía preparado.

7/10

6/9/18

A través de la mirilla

Poster Custodia compartida

Dir.: Xavier Legrand
Int: Léa Drucker, Denis Menochet, Thomas Gioria, Mathilde Auneveux, Saadia Bentaïeb, Jean-Marie Winling, Martine Vandeville
¿De qué va?: Myriam y Antoine Besson se han divorciado, y ella solicita la custodia exclusiva de su hijo Julien para protegerlo de un padre que ella dice que es violento. Antoine defiende su caso como un padre despreciado, y el juez del caso sentencia a favor de la custodia compartida. Cautivo como rehén del creciente conflicto entre sus padres, el joven Julien se ve empujado al límite.

Reseña: Una escena cotidiana de cualquier juzgado del mundo moderno abre la película: una pareja, Myriam y Antoine, sentada frente a una jueza, cada uno acompañado de su abogado, intentan llegar a un acuerdo en la custodia de su hijo menor. Rara vez la cámara enfoca a la pareja rota, pues son meros espectadores de los letrados que hablan en su nombre, defendiendo sus respectivas posturas. Una vez acaba el encuentro en el despacho de la jueza, lo que vamos a ver a continuación son la consecuencias de la decisión tomada por la misma, una decisión que parece la más correcta e imparcial dada la situación, pero en la práctica y a la larga, como podemos comprobar a diario en las noticias, evidencia que el aparato judicial no dispone siempre de la capacidad de reacción suficiente como para actuar antes de que se produzca una tragedia.

Custodia compartida2

El film de Xavier Legrand no está contado desde el punto de vista de la ex pareja, sino del hijo de ambos, Julien, que es, a fin de cuentas, el mayor afectado por la decisión que ha tomado la jueza. Es él quien está obligado a pasar tiempo con un padre al que teme y con el que no quiere estar, el cual le somete a un interrogatorio constante para averiguar la nueva dirección de su madre. Porque si bien la introducción del relato no tomaba partido por ningún bando, la película no tarda en mostrar sus cartas al mostrar que Antoine está tan consumido por los celos, la ira y la agresividad que no atiende a razones, y, a partir de ello, se produce una escalada de tensión e incertidumbre que se va adueñando de este drama familiar hasta convertirlo en un thriller que nunca deja de apoyarse en una realidad muy dolorosa. Si bien es cierto que en cierta manera se desaprovecha la oportunidad de ahondar en las repercusiones de los acuerdos familias en una familia en la que no hay ni buenos ni malos, el camino que elige Legrand no deja de ser igualmente efectivo y conveniente.

Custodia compartida

No hemos visto una película sobre violencia de género tan contundente como Custodia compartida desde Te doy mis ojos (2003) y ya han pasado 15 años desde el estreno de esta; no es una temática que se haya abordado demasiado en el cine, y eso que se trata de una grave lacra social, sobre todo en España. Pese a algunos apuntes narrativos del film que no terminan de aterrizar, se trata de un notable thriller, con tres interpretaciones protagonistas estupendas, destacando especialmente la capacidad del pequeño Thomas Gioria para plasmar el miedo y la desesperación en su rostro, y con una secuencia final enervante y desasosegante que ya quisieran para sí muchas películas de terror ‘sui generis’. Crítica social y thriller se dan de la mano en esta película que, en última instancia, nos recuerda nuestra posición de ‘voyeurs’ tanto del drama de esta familia como del de cualquiera de nuestros vecinos. No hagamos oídos sordos ante la violencia.

8/10

4/9/18

O.C: Dos hombres y un destino (1969)

Poster Dos hombres y un destino¿De qué va?: El hobby de un grupo de jóvenes rebeldes reside en asaltar los bancos del estado de Wyoming. El líder de la banda, Butch, y su fiel e inseparable compañero, Sundance, se desvinculan del grupo para formar un trío de románticos forajidos con una joven maestra. Sus destinos se cruzarán y, huyendo de la ley, llegarán hasta Bolivia.

Reputación: Película que ayudó a popularizar tanto la leyenda de los forajidos Butch Cassidy y Sundance Kid como a Paul Newman y Robert Redford. En un principio, Steve McQueen era el elegido para encarnar a Sundance, pero finalmente se apeó del proyecto por desavenencias económicas. Warren Beatty también fue tanteado, pero decidió rodar Dolores (1971) en su lugar porque encontró el film muy similar a Bonnie & Clyde (1967). Katharine Ross encarnó a la protagonista femenina, aunque su relación con el director, George Roy Hill, no fue demasiado positiva. Él prohibió su presencia en el set a menos que tuviese que actuar debido a que en el primer día del rodaje, cuando había que rodar escenas del robo al tren, había cinco cámaras y sólo cuatro operadores, así que el director de fotografía, Conrad L. Hall, le pidió ayuda a Katharine y le enseñó a manejar la cámara, provocando la furia de Hill. Todas las escenas de Bolivia fueron rodadas en México, donde casi todo el cast y el equipo técnico sufrió de diarrea severa por beber agua contaminada; los únicos que no cayeron enfermos fueron Newman, Redford y Ross, que sólo bebieron refrescos y alcohol durante el rodaje. De hecho, Newman afirmó que este fue el rodaje en el que mejor se lo pasó, de cañas continuas con su partenaire en México; años después, en 1973, volverían a trabajar juntos en otro gran éxito de público y crítica, El golpe.

Dos hombres y un destino2

La película fue un enorme éxito de taquilla y crítica. Ganó nueve premios BAFTA, un récord que a día de hoy sigue manteniendo; solo le faltó ganar el premio a mejor actor para Newman porque se lo arrebató Redford en la misma categoría. En los Oscar no le fue tan bien, ganando cuatro de las siete estatuillas a las que aspiraba: mejor guion original, fotografía, canción y banda sonora. En 1981, Robert Redford tomó el nombre del personaje al que le debe buena parte del su éxito profesional para fundar el Sundance Institute, una iniciativa con el objetivo de fomentar y apoyar el cine independiente a través del cual se creó tres años después el famoso Festival de Sundance. Por cierto que esta es la película que motivó a David Fincher a ser director de cine.

Dos hombres y un destino

Comentario: Dos hombres y un destino no es solo el título del infame dueto entre Bisbal y Bustamante, sino también el del western Butch Cassidy and the Sundance Kid en España. La película reafirmó el estatus de estrella de Paul Newman, lanzó la carrera de Robert Redford y en cierta manera forjó el arquetipo del canalla en el cine, ese tipo vacilón, peligroso pero encantador, que es básicamente el rol en el que está encasillado Chris Pratt desde que se puso cachas. Cassidy y Sundance emprenden una despreocupada y romántica huida hacia delante junto a la novia de uno de ellos (la no menos encantadora Katharine Ross) aunque, paulatinamente, el film va adquiriendo un tono cada vez más crepuscular, conforme los personajes empiezan a ser conscientes de que su suerte está cerca de agotarse,  sin perder nunca la socarronería ni la camaradería, eso sí. La brutal química entre Newman y Redford sirve como combustible de este western ligero y simpaticón con un par de escenas memorables: la escena de la bicicleta sonando Raindrops Keep Fallin’ On My Head, expresión de la felicidad más pura, y el tiroteo final, que termina en el momento justo para forjar la leyenda del film.

Próximo visionado: Su juego favorito (1964)

2/9/18

Itinerario de estrenos de septiembre 2018

Estrenos_Septiembre


Las distancias: Cuatro amigos viajan a Berlín para visitar por sorpresa a otro amigo que cumple 35 años. Sin embargo, no les recibe como esperaban y durante el fin de semana aflorarán las tensiones que hay entre ellos. Elena Trapé (Blog) es la directora del film que triunfó en el último Festival de Cine Español de Málaga, ganando los premios a mejor película, director y actriz protagonista, que fue a parar a Alexandra Jiménez (100 metros). Completan el reparto Miki Esparbé (Cuando dejes de quererme), Isak Férriz (La niebla y la doncella), Bruno Sevilla (El hombre que mató a Don Quijote) y María Ribera (El camino más largo para volver a casa).
Estreno: 7 de septiembre



Todos los saben: La nueva película del director iraní ganador de dos Oscar Asghar Farhadi (El viajante) es una producción completamente española que cuenta con un reparto encabezado por Penélope Cruz (Asesinato en el Orient Express), Javier Bardem (Loving Pablo), Ricardo Darín (Nieve negra), Eduard Fernández (Perfectos desconocidos), Inma Cuesta (Julieta) y Bárbara Lennie (La enfermedad del domingo). Cuenta la historia de Laura, que viaja con su familia desde Buenos Aires hasta España para celebrar la boda de su hermana, pero el evento se verá alterado por un acontecimiento inesperado que cambiará la vida de los implicados para siempre. La película inauguró el último Festival de Cannes con críticas mayoritariamente positivas pero no especialmente entusiastas, y es una de las tres preseleccionadas para representar España en la próxima edición de los Oscar.
Estreno: 14 de septiembre



Un pequeño favor: Paul Feig (Cazafantasmas, La boda de mi mejor amiga) aparca la comedia en la que ha labrado su carrera para dirigir su primer thriller, adaptación de una novela de Darcey Bell que se centra en el vuelco que da la vida de una joven madre bloguera cuando su mejor amiga desaparece repentina y misteriosamente. Anna Kendrick (Dando la nota 3), Blake Lively (Infierno azul) y Henry Golding (Crazy Rich Asians) protagonizan el film, del que por el momento no han trascendido reseñas.
Estreno: 28 de septiembre



El reverendo: Un párroco ex militar, que se refugió en la Iglesia tras la muerte de su hijo en la guerra de Irak, empieza a albergar dudas existenciales cuando una joven embarazada le pide que hable con su marido, un hombre que rechaza a su propio hijo con la certeza de que el cambio climático va a acabar con el mundo. Paul Schrader (Como perros salvajes) recupera el espíritu del guion que escribió para Taxi Driver (1975) en este drama protagonizado por Ethan Hawke (Valerian y la ciudad de los mil planetas) y Amanda Seyfried (Mamma Mia: Una y otra vez) bastante denso pero rico en detalles, perturbador y muy bien dirigido e interpretado.
Estreno: 28 de septiembre
Reseña



Christopher Robin: Disney está detrás de esta adaptación en acción real del cuento de Winnie the Pooh que muestra a Christopher Robin, aquel niño que se lo pasaba pipa en el Bosque de los Cien Acres, convertido en padre de familia y ejecutivo gris, pero un día recibirá la visita de su viejo amigo Pooh para ayudarle a reconducir su vida. Marc Foster (All I See Is You) dirige el film, que cuenta con Ewan McGregor (T2: Trainspotting) y Hayley Atwell (Agent Carter) como protagonistas de carne y hueso, y que ha tenido una acogida tibia por parte de la crítica.
Estreno: 28 de septiembre

1/9/18

Actriz del mes: Penélope Cruz

Penélope Cruz4


Nombre completo: Penélope Cruz Sánchez

Fecha de nacimiento: 28 de abril de 1974

Lugar de nacimiento: Alcobendas, Madrid (España)

Filmografía destacada:

Love Child (¿?)
355 (¿?)
Dolor y gloria (2019)

Todos lo saben (2018)
American Crime Story: The assassination of Gianni Versace (2018)
Loving Pablo (2017)
Asesinato en el Orient Express (2017)
La reina de España (2016)
Agente contrainteligente (2016)
Zoolander No. 2 (2016)
Ma ma (2015)
El consejero (2013)
Volver a nacer (2012)
A Roma con amor (2012)
Piratas del Caribe: En mareas misteriosas (2011)
Nine (2009)
Los abrazos rotos (2009)
Manolete (2008)
Vicky Cristina Barcelona (2008)
Elegy (2008)
Volver (2006)
Bandidas (2006)
Sahara (2005)
Juegos de mujer (2004)
No te muevas (2004)
Gothika (2003)
Fanfan la Tulipe (2003)
Vanilla Sky (2001)
Sin noticias de Dios (2001)
La mandolina del Capitán Corelli (2001)
Blow (2001)
Todos los cabellos bellos (2000)
Woman on Top (2000)
Todo sobre mi madre (1999)
La niña de tus ojos (1998)
Abre los ojos (1997)
Carne trémula (1997)
El amor perjudica seriamente la salud (1996)
Más que amor, frenesí (1996)
La Celestina (1996)
Belle Époque (1992)
Jamón Jamón (1992)


Méritos: Debo confesar que en, mis comienzos cinéfilos, allá por los primeros años 2000, le tenía manía a Penélope Cruz. ¿Cómo no se la iba a tener? Sólo salía en los medios españoles por los romances que le adjudicaban con cada compañero de reparto americano que tenía (Matt Damon, Tom Cruise, Matthew McConaughey…) en películas que, para más inri, dejaban bastante que desear; por no hablar de que todo el país se mofó durante mucho tiempo de su eufórico y espontáneo “¡Pedroooooo!” cuando le entregó un Oscar a su director y amigo Pedro Almodóvar. Penélope Cruz no es predicadora en su propia tierra, por la misma razón por la que Marion Cotillard gusta y cae bien a todo el mundo menos a los franceses: una combinación irracional de envidia y aversión hacia mujeres triunfadoras que proyectan una imagen de éxito, pijerío e inaccesibilidad que resulta antipática a sus coetáneos. Qué más da que pueda ganar un Emmy el próximo 17 de septiembre por su encarnación de Donatella Versace en la segunda temporada de American Crime Story, o de que vaya a estrenar Todos lo saben, la película de Asghar Farhadi (El viajante) que inauguró el pasado Festival de Cannes y que podría representar a España en la próxima edición de los Oscar; ocupará más titulares por una entrevista falsa que le dedicó un periódico (¿?) por una supuesta línea de joyas dirigidas al proletariado.

En la época en la que estrenaba Gothika (2003) y Sahara (2005), Penélope Cruz también protagonizaba un drama, No te muevas (2004), por el que ganó el David de Donatello, el Goya italiano a la mejor actriz. Poco después, figuraba en la terna de los Oscar por primera vez gracias a Volver (2006), la interpretación más celebrada de su carrera, aunque no fue hasta dos años después cuando se alzó con la preciada estatuilla por Vicky Cristina Barcelona (2008), y en la siguiente edición fue la única del lustroso reparto de la fallida Nine (2009) de la que se acordó la Academia. Ella siempre sale indemne de los fiascos, y eso que ha estado involucrada en un buen puñado de ellos. Hollywood sigue sin saber muy bien cómo sacar provecho al talento de la actriz, no así en Europa, pues es donde se le ofrecen papeles que no tienen que ver necesariamente con el arquetipo de ‘latina explosiva’. El 2018 lo arrancó recibiendo el César de Honor por toda su carrera, así como con su 10ª nominación al Goya por Loving Pablo (2017), y lo termina en la carrera al Emmy y al Oscar y volviendo a trabajar bajo las órdenes de su querido Almodóvar en Dolor y gloria. Para el año que viene, tiene pendiente el rodaje del nuevo trabajo de Todd Solonz (Wiener-Dog), Love Child, y el de 365, el thriller de espías internacional que promocionó en Cannes de la mano de sus co-protagonistas, Jessica Chastain, Marion Cotillard, Lupita Nyong’o y Fan BingBing. A estas alturas, Penélope Cruz ya no tiene necesidad de demostrar nada a los incrédulos. Ella es la Marca España que necesitamos.

Todos los saben


Extras:

Tráiler de Todos lo saben

Entrevista sobre Loving Pablo

Recibiendo el César de Honor

Ganando el Oscar a mejor actriz de reparto por Vicky Cristina Barcelona

Miguel Bosé feat. Penélope Cruz – Decirnos Adiós

Mecano – La fuerza del destino

30/8/18

Marionetas decadentes

Poster Quien esta matando a los moñecos


Dir.: Brian Henson
Int.: Melissa McCarthy, Bill Barretta, Maya Rudolph, Elizabeth Banks, Leslie David Baker, Joel McHale, Dorien Davies
¿De qué va?: En el barrio más vulnerable de Los Ángeles, donde cohabitan marionetas y humanos, dos detectives enfrentados se ven obligados a trabajar juntos para tratar de averiguar quién está asesinando brutalmente al antiguo elenco de "The Happytime Gang", un exitoso programa de marionetas de los años 80.

Reseña: Allá por el año 2012 fue cuando se empezó a hablar de The Happytime Murders, anunciada con Katherine Heigl como protagonista (cuando aún se las daba de estrella), y acompañado de una serie de storyboards que demostraban la atmósfera noir que iba a tener este proyecto que mezclaba muñecos de felpa y humanos ideado por Brian Henson, hijo del legendario marionetista Jim Henson. No fue hasta el 2017 cuando el proyecto comenzó a cobrar forma, probablemente impulsado ante el éxito de taquilla de producciones con calificación R como Deadpool (2016). Sin embargo, puede que el éxito del superhéroe bocazas también haya tenido la culpa de que sus responsables apostasen más por el humor grueso que por el noir, algo ya se dejaba entrever en su primer tráiler.

Happytime Murders2

Las comparaciones son siempre odiosas, sobre todo en este caso cuando desde el título en español, ¿Quién está matando a los moñecos?, se está invocando el recuerdo de ¿Quién engaño a Roger Rabbit? (1988). Aquello sí que era un noir de pura cepa, con una interpretación entrañable por parte de Bob Hoskins, personajes memorables como Roger y Jessica Rabbit y escenas realmente terroríficas; a todos de pequeños nos traumatizó la escena del zapato y la del final, con el villano mostrando su naturaleza dibu. Nada de eso hay en The Happytime Murders (me niego a llamarla por su título en español). El misterio tiene potencial, con los protagonistas de un famoso programa infantil, ahora muñecos rotos, siendo asesinados uno a uno, pero su desarrollo es simplón, resolviéndose con un giro manido y perezoso. Tampoco hay atisbo ni intención de intentar ahondar un poco en ese mundo en el que las marionetas son ciudadanos de segunda, menos aún de establecer algún paralelismo interesante con la vida real.

Elizabeth Banks stars in The Happytime Murders
Courtesy of STXfilms

Podría haber funcionado como parodia del cine negro pero ni eso, porque tira más hacia el territorio de la ‘buddy movie’, con dos compañeros antagónicos forzados a trabajar juntos, y aunque la dinámica entre Melissa McCarthy y la marioneta a la que encarna Bill Barretta no está mal, no es nada que no hayamos visto anteriormente millones de veces, sin la picardía necesaria para considerarse paródico. Al final, lo que prevalece en el conjunto son los gags, en su mayoría guarretes, y aunque algunos tienen su gracia, como la escena en el videoclub X o la del polvo en la oficina, el chiste de ver a teleñecos yonkis o prostitutos aguanta hasta cierto punto, y la película no tiene mucho más que ofrecer.

Happytime  Murders

Lamentablemente, The Happytime Murders es una buena idea tan desperdiciada como lo está Maya Rudolph en el cine, una jabata de la comedia a la que siempre le endosan roles secundarios con los que ella roba fácilmente las escenas, tal y como ocurre en este caso dando vida a la secretaria de Phil Philips. Es una verdadera lástima que las marionetas no terminen de encontrar su sitio en el siglo XXI al margen de Barrio Sésamo, (cancelaron la serie de The Muppets en ABC tras su primera temporada,  aunque no estuviese nada mal), pero está claro que The Happytime Murders no es el camino a seguir.

4,5/10