9/8/20

O.C: Anatomía de un asesinato (1959)

¿De qué va?: La atractiva esposa de un teniente es violada brutalmente. La venganza es inmediata y el marido de ella mata al violador. Para el juicio, la mujer contrata al abogado Paul Biegler, un hombre que soñaba con ser fiscal y que, tras no ser reelegido para el cargo, cada vez le interesa menos la abogacía.

Reputación: Adaptación cinematográfica de la novela homónima de John D. Voelker, quien la publicó bajo el pseudónimo de Robert Traver al basarse en un caso en el que ejerció de abogado defensor. La película, dirigida por Otto Preminger, generó controversia cuando se estrenó, dado el empleo de palabras como “bragas”, “esperma”, “penetración”, “anticonceptivo” o “zorra”. El propio padre de James Stewart recomendó no ver aquella “sucia película” que había protagonizado su hijo y retiró su publicidad en el periódico local que dirigía. El papel de Lee Remick fue ofrecido en primer lugar a Lana Turner, que accedió con la condición de que solo pudiese llevar vestidos diseñados por su modista personal, Jean Louis. Cuando Preminger objetó que esos vestidos no encajaban con el personaje, Turner rechazó el papel, y aunque Columbia estaba dispuesta a ceder ante sus demandas, el director resistió y le dio el papel a Remick, que era prácticamente una novata por aquel entonces.

Por otra parte, el rol del juez fue ofrecido a Spencer Tracy y a Burl Ives, pero finalmente fue a parar a un juez auténtico, Joseph N. Welch. La película se rodó en dos meses y tan solo necesitó de uno para su edición, para la composición de la banda sonora y para ser testada en pases con público. Fue nominada a siete Oscar: mejor película, actor protagonista, actor de reparto (Arthur O’Connell y George C. Scott), guion adaptado, montaje y fotografía en blanco y negro. No ganó ninguno, pero James Stewart ganó la Copa Volpi a mejor actor en el Festival de Venecia.


Comentario:
Anatomía de un asesinato es un film judicial modélico, desde los créditos iniciales ilustrados por Saul Bass hasta la última escena. Desprende una gran veracidad, y no es solo porque el juez sea auténtico, sino porque parece que James Stewart se ha dedicado toda su vida a lo abogacía. ¡Y qué diálogos! Perfectamente articulados, inteligentes, sólidos, recitados al ritmo perfecto por un elenco de actores dirigido de forma espléndida. La trama no necesita de giros locos y grandes revelaciones para cautivar al espectador a lo largo de un pormenorizado proceso judicial, hasta desembocar en un final que abraza la sensación del trabajo bien hecho, al tiempo que planta una oportuna semilla de duda. Habría visto con gusto otros muchos casos judiciales llevados por Stewart junto con sus dos colegas, Parnel (Arthur O'Connell) y Maida (Eve Arden). En definitiva, Anatomía de un asesinato es lo que viene a ser una película intachable.

Próximo visionado: Una mujer bajo la influencia (1974)

7/8/20

Greyhound – Salvar la flota


Dir.: Aaron Schneider
Int.: Tom Hanks, Elisabeth Shue, Stephen Graham, Matt Helm, Graig Tate, Rob Morgan, Travis Quentin, Jeff Burkes, Matthew Zuk
¿De qué va?: En los primeros días de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, un convoy internacional de 37 barcos aliados, liderado por el comandante Ernest Krause, cruza el Atlántico Norte mientras se encuentra al acecho submarino del bando alemán.

Reseña: Mientras que unas distribuidoras han decidido retrasar sus estrenos hasta el año que viene, otras están optando por lanzar sus películas directamente en streaming. Es el caso de Greyhound, aunque en vez de ser adquirida por Netflix como ocurre con la gran mayoría, ha ido a parar a Apple+, que poco a poco está intentando hacerse notar dentro del cada vez más competitivo mundo de las plataformas de VOD. Este movimiento no sentó bien a la estrella y protagonista de la película, Tom Hanks, pues lamentaba la diferencia de calidad de imagen y sonido entre la sala de cine para la que fue concedida y la del aparato de Apple donde finalmente se iba a poder ver. En cualquier caso, nunca sabremos si Greyhound habría obtenido un éxito en taquilla similar al experimentado en Apple+, pues es un tipo de espectáculo añejo cuyo principal reclamo es su protagonista, y como bien ya sabemos, las estrellas de Hollywood han perdido la capacidad de llevar al público a los cines solo por su nombre.


Y es que Hanks ha escrito una película que está hecha a su imagen y semejanza. En ella encarna a un comandante responsable, afable y preocupado por sus subordinados (o sea, él  mismo) que debe enfrentarse al acoso de unos submarinos alemanes completamente entregados a que su flota no logre cruzar el océano hasta el Viejo Continente.
Greyhound tendría que haber sido la adaptación al cine del juego de mesa Hundir la flota, y no esa cosa que enfrentaba a Rihanna con extraterrestres titulada Battleship (2012), pues se trata de un enfrentamiento entre barcos y submarinos basado en la estrategia, los movimientos registrados en un radar, la urgencia en la toma de decisiones y algo de suerte. El problema es que la película no tiene nada más que ofrecer aparte de batallas marítimas demasiado parecidas entre sí, con diálogos repletos de jerga naval y unos efectos digitales que cantan la Traviata (el océano no puede ser más falso).


Ni siquiera conseguimos preocuparnos por el devenir de la tripulación porque, al margen de Tom Hanks y Stephen Graham, está conformada por una panda de imberbes intercambiables y sin rasgos de personalidad identificables. También está por ahí Elisabeth Shue a través de flashbacks, como el cliché de la patria femenina a la que regresar cuando termine la guerra… En definitiva, Greyhound agradará a los nostálgicos de un tipo de cine-espectáculo adulto que ya no se hace, pero al margen de eso, y pese al empeño y talante desplegado por un Hanks muy en su zona de confort, no resulta especialmente estimulante.

5/10

5/8/20

Gretel & Hansel – Mazapán indigesto



Dir.:
Oz Perkins
Int.: Sophia Lillis, Samuel Leakey, Alice Krige, Charles Babalola
¿De qué va?: Hace mucho tiempo, en un lejano territorio de cuento de hadas, una niña conduce a su hermano pequeño a través de un oscuro bosque en una búsqueda desesperada de comida y trabajo, pero acaban topándose con una cabaña que alberga una terrorífica maldad.

Reseña: Con la pandemia y la complicada situación de las salas, muchas distribuidoras han decidido saltarse la ventana del cine para lanzar directamente sus próximos estrenos en plataformas de streaming. Es el caso de Gretel & Hansel, pues tras cancelarse su estreno español previsto para mayo, se lanzó hace un par de semanas en el catálogo de tarifa plana de Amazon Prime y en alquiler para otras plataformas. Eso sí, cargándose por el camino el formato de la película: mientras que en el original el prólogo está en panorámico y el resto en 1:55:1, la versión que nos ha llegado en streaming va a pantalla completa todo el rato. Es una lástima cuando las distribuidoras deciden descuidar sus películas de esta manera… lo que también demuestra la falta de confianza que sienten hacia las mismas.


Gretel & Hansel es el tercer largometraje de Oz Perkins, el director de La enviada del mal (2015) y Soy la bonita criatura que vive en esta casa (2016), dos películas de género detestadas por el gran público pero que cuentan con defensores entusiastas gracias a ciertas particularidades y señas de autor que las distinguen del terror comercial. Gretel & Hansel es el trabajo más ambicioso de Perkins hasta la fecha, con una vocación comercial más que evidente, al brindar una nueva versión de un cuento infantil conocido por todos potenciando los elementos de terror y con giro feminista. Los primeros compases de la película son turbadores e intrigantes; destaca la cuidada ambientación, la simbología y la simetría que se difumina en la versión a pantalla completa que nos ha llegado, pero una vez los jóvenes protagonistas llegan a la casa de la bruja, las expectativas generadas se quedan en nada.


La relación entre la bruja y Gretel es el núcleo de la trama, pero está manejada de forma redundante y desangelada, desaprovechando el buen hacer de Sophia Lillis y de Alice Krige. El terror se reduce a un puñado de imágenes perturbadoras y la tensión brilla por su ausencia. La influencia tanto visual como narrativa ejercida por La bruja (2015) resulta obvia, pero Gretel & Hansel carece principalmente del rico subtexto que tenía la ópera prima de Robert Eggers. El film aprueba como ejercicio de estilo pero suspende como narración que engloba tendencias actuales en el cine y la televisión sin esforzarse por aportar demasiado a lo ya visto. Oz Perkins es un director con potencial, pero aún le falta encauzarlo.

5/10

3/8/20

O.C: Cumbres borrascosas (1939)

¿De qué va? Una de las sirvientas de la morada de Cumbres borrascosas cuenta a un viajero la desafortunada historia de amor de Cathy y Heathcliff.

Reputación: Primera de una larga serie de adaptaciones al cine y a la televisión de la novela Cumbres borrascosas (Wuthering Heights) de Emily Brönte y que, al igual que muchas de ellas, solo toma una parte de la historia completa, omitiendo la segunda generación de descendientes del clan protagonista. El productor Samuel Goldwyn sentía que el guion era demasiado oscuro para una película romántica, por lo que pidió a varias personas que hicieran una reescritura, incluso a un joven John Huston, que le dijo que el guion era perfecto tal y como estaba. Vivien Leigh quería interpretar el rol principal, junto a su pareja y futuro marido, Sir Laurence Olivier, pero los ejecutivos del estudio decidieron darle el papel a Merle Oberon. Esto provocó que la relación entre Olivier y Oberon no fuese buena, pese a que habían trabajado bien juntos en El divorcio de la señora X (1938); tuvieron una gran pelea tras el rodaje de una escena apasionada al quejarse ella de que él no paraba de escupirle al recitar sus líneas.


Olivier tampoco congenió demasiado bien con el director, William Wyler. Como el propio actor admitió a posteriori, llegó al set con una actitud pomposa y sobreactuando, acostumbrado al teatro británico, y Wyler le obligaba a repetir muchas tomas hasta que le saliese de forma más natural. El actor también llegó a admitir que esta experiencia le ayudó a mejorar como actor, y también a convertirse en una estrella. La película fue nominada a 8 Oscar, incluyendo mejor película, director y actor protagonista, de los cuales solo se llevó el de mejor fotografía en blanco y negro. La gran triunfadora de la noche fue Lo que el viento se llevó, protagonizada por… Vivien Leigh.


Comentario: Mi primer acercamiento a la historia de Cumbres borrascosas fue a través de la adaptación moderna estrenada en el 2011 y dirigida por Andrea Arnold. Me gustó e intrigó tanto que decidí leerme el libro, y al terminarlo, vi la versión que nos ocupa ahora, la clásica. Aunque las dos se dejan fuera más de la mitad del libro no se sienten como historias incompletas, puesto que el frustrado romance entre Catherine y Heathcliff es bastante sólido de por sí. Me gusta más la versión de Arnold, pero la de Wyler tampoco está nada mal. Enfatiza un romanticismo que en el libro apenas se percibe (dado que todos los personajes son sociópatas) pero sin prescindir de la atmósfera gótica y lúgubre del relato de Brönte. Sin lugar a dudas, el odio entre Olivier y Oberon contribuyó a que la compleja y esquiva relación entre Catherine y Heathcliff se sienta más auténtica y visceral.

Próximo visionado: Anatomía de un asesinato (1959)

2/8/20

Itinerario de estrenos de agosto 2020



Little Monsters: Comedia de terror australiana dirigida por Abe Forsythe (Down Under) que cuenta la historia de Dave, un músico en horas bajas que se alía con una profesora y con la estrella de un programa infantil para proteger a unos niños de un repentino brote zombie. Alexander England (Alien: Covenant), Lupita Nyong’o (Nosotros) y Josh Gad (Artemis Fowl) conforman el trío protagonista de una película muy divertida y entrañable que llega a los cines españoles después de un largo recorrido por festivales de género. Reseña en breve.
Estreno: 14 de agosto




Un amigo extraordinario (A Beautiful Day in the Neighbourhood): Marielle Heller (¿Podrás perdonarme algun día?) dirige esta película basada en un artículo de Tom Junod en el que este relata su experiencia escribiendo un perfil sobre Fred Rogers, creador y presentador de un popular programa de televisión para niños en los años 60. Matthew Rhys (The Report) y Tom Hanks (Los archivos del Pentágono) son los protagonistas de una película cuya presencia en la temporada de premios se limitó a la nominación a actor de reparto para Hanks, pese a las estupendas criticas recibidas.
Estreno: 21 de agosto





Tenet: Si no se produce un nuevo retraso, Tenet se estrenará en varios territorios internacionales, incluido España, a finales de agosto, mientras que a Estados Unidos llegaría el 3 de septiembre. Veremos finalmente qué sucede, pero con un poco suerte, podremos disfrutar del nuevo film de Christopher Nolan (Dunkerque) antes de que termine el verano. John David Washington (Infiltrado en el KKKlan), Robert Pattinson (El faro) y Elizabeth Debicki (Viudas) conforman el trío protagonista de la película, de cuya trama tan solo conocemos que tendrá que ver con el espionaje internacional y con un mecanismo que desdobla el tiempo lineal.
Estreno: 28 de agosto





Los nuevos mutantes: Siendo una película que ha tenido hasta 5 fechas de estreno, no podemos estar seguros de que esta sea la definitiva, pero puede que la maldición que lleva arrastrando Los nuevos mutantes desde que se rodó, allá por el 2017, esté llegando a su fin. Diversos problemas (y la posible desconfianza de Fox hacia el resultado final) han provocado que este film sobre cinco jóvenes mutantes encerrados en una institución se haya demorado tanto, y que ya no sea el inicio de una nueva trilogía que estaba destinado a ser. Dirige Josh Boone (Bajo la misma estrella) con un elenco encabezado por Anya Taylor-Joy (Glass) , Maisie Williams (Juego de tronos), Charlie Heaton (Stranger Things), Blu Hunt (Otra vida) y Henry Zaga (Cleptómanas).
Estreno: 28 de agosto


1/8/20

Actor del mes: Joseph Gordon-Levitt



Méritos: Joseph Gordon-Levitt ya está listo para volver a escena. La última vez que lo vimos en el cine fue en Snowden (2016), cuya taquilla fue tan decepcionante como la de su anterior trabajo como protagonista, El desafío. The Walk (2015). Llegamos a creer que ya no le llegaban ofertas, pero lo cierto es que el actor decidió apartarse una temporada de las cámaras para centrarse en su recién adquirida faceta como padre. Igualmente, en este tiempo ha estado activo en otros campos, como dando charlas de Ted Talk, reencontrándose con Zooey Deschanel por el décimo aniversario de (500) días juntos (ver extras), o dirigiendo su compañía, HitRECord. El aciago 2020 marca el regreso de Joseph Gordon-Levitt a la interpretación, y quizás sea el único actor de Hollywood cuyas películas no han sufrido retrasos, puesto que todas se estrenarán en plataformas de streaming.

La primera fue 7500, lanzada hace poco más de un mes en Amazon Prime. El próximo 14 de agosto llegará a Netflix Proyecto Power, un thriller co-protagonizado por Jamie Foxx sobre una pastilla que concede superpoderes durante 5 minutos. Por último, el 16 de octubre también se lanzará en Netflix la más interesante de todas: The Trial of the Chicago 7, la nueva película dirigida y escrita por Aaron Sorkin (El juego de Molly), basada en un famoso juicio norteamericano. Por otra parte, Gordon-Levitt está desarrollando Mr. Corman, una serie para Apple+ en la que ejerce de productor, guionista y protagonista. Y quizás algún día se empiece a rodar Wingmen, musical para mayores de 18 años largamente anunciado que protagonizaría junto a Channing Tatum, otro que lleva una larga temporada desaparecido. Tengo la impresión de que no apreciamos lo suficiente a Joseph Gordon-Levitt, un artista incansable desde que era un crío y que ha estado muy presente en la educación cinéfila millennial, así que celebrar su regreso al cine es tan necesario como revisar su alucinante filmografía.




El crecimiento de Joseph Gordon-Levitt en 12 películas




De izquierda a derecha y de arriba a abajo: se consagró como ídolo teen en 10 razones para odiarte (1999); en Mysterious Skin (2004) demostró que le iban las emociones fuertes; en Brick (2005) ejerció de detective de un noir modélico ambientado en un instituto;  protagonizó (500) días juntos (2009), la comedia ¿romántica? de referencia para muchos de nosotros; en Hesher (2010) experimentó una de las caracterizaciones más radicales de su carrera; formó parte de la banda de ladrones mentales de Origen (2010) y volvió a trabajar con Christopher Nolan en El caballero oscuro: La leyenda renace (2012); en 50/50 (2011) se enfrentó a un cáncer con humor; fue la versión juvenil de Bruce Willis en Looper (2012); dirigió, escribió y protagonizó Don Jon (2013), muy bien acompañado por Scarlett Johansson y Julianne Moore; encarnó al que fuese el hombre más perseguido por Estados Unidos en Snowden (2016); fue el piloto de un avión secuestrado en 7500 (2019); lo próximo, fiscal en The Trial of the Chicago 7 (2020).


¿Sabías que…?

- Tras seis años rodando Cosas de marcianos (1996), la serie de televisión que le hizo popular, asistió a la universidad de Columbia en Nueva York, donde estudió historia, literatura y poesía francesa.

-Tenía un hermano mayor, Dan Gordon-Levitt, que se dedicaba a la fotografía y que falleció en octubre de 2010.  Joseph suele vestir calcetines coloridos y disparejos en homenaje a él.

- Está casado con la empresaria Tasha McCauley desde el 20 de diciembre de 2014, con la que tiene dos hijos.

- Sus actores favoritos son Daniel Day-Lewis, con el que pudo trabajar en Lincoln (2012), Warren Oates, Gary Oldman y Gena Rowlands.

- Es el fundador de HitRECord, una plataforma abierta colaborativa. En su web cualquiera puede subir sus grabaciones, hace remixes de otros y trabajar en proyectos en grupo. Cuando el resultado se publica y obtiene beneficios, estos se dividen equitativamente entre todos los que hayan participado.

-Ganó un Emmy por el formato televisivo de HitReCord en el año 2014. Nunca ha sido nominado al Oscar pero sí al Globo de Oro a mejor actor de comedia por (500) días juntos (2009) y por 50/50 (2011).

- Ha participado en todas las películas de Rian Johnson, y si no ha sido como protagonista, como es el caso de Brick (2005) y de Looper (2012), ha sido a través de cameos: en Los hermanos Bloom (2008) tiene un pequeño rol, mientras que tanto en Star Wars: Los últimos Jedi (2017) como en Puñales por la espalda (2019) se escucha su voz en determinado momento.


Extras:

Tráiler de Projecto Power

Entrevista sobre 7500

Tom y Summer se reencuentran 10 años después

You Unfollowed Me – Todrick Hall feat. Joseph Gordon-Levitt

Ted Talk – Cómo el recibimiento de atención te hace menos creativo

31/7/20

La caza (The Hunt) – La veda del cateto



Dir.: Craig Zobel
Int.: Betty Gilpin, Hilary Swank, Ethan Suplee, Ike Barinholtz, Emma Roberts, Tery Wyble, Wayne Duvall, Amy Madigan, Justin Harley
¿De qué va?: Doce extraños se despiertan en el claro de un bosque. No saben dónde están ni cómo han llegado ahí. Según una teoría conspiratoria de la dark web, miembros de las élites globales se reúnen en un lugar remoto para cazar personas por diversión. Pero nada saldrá según lo previsto cuando una de las presas resulta ser más audaz de lo que aparentaba.

Reseña: El viaje de La caza (The Hunt) al cine ha sido un tanto accidentado: poco después del lanzamiento de su tráiler y de anunciarse su fecha de estreno, el 27 de septiembre de 2019, su estreno se canceló debido a un tiroteo masivo en Estados Unidos (como si no sucediesen cada dos por tres…). Finalmente, se anunció que el 13 de marzo de 2020 llegaría a las salas norteamericanas… en las que solo estuvo proyectada una semana, debido al cierre de los cines por la pandemia de la COVID-19, siendo lanzada en vídeo bajo demanda al poco tiempo. En España, su estreno programado para abril fue obviamente cancelado, pero por fin llega a nuestras salas, con ese áurea de “película prohibida” que luego resulta no ser para tanto. Efectivamente, La caza no es para tanto, pero al menos es divertidísima.


La caza es, en esencia, un Battle Royale (2000) entre azules y rojos, demócratas y republicanos, catetos y progres. Es mejor no decir mucho más porque si algo sorprende de la película de Craig Zobel es cómo va jugando con las expectativas del espectador, partiendo de la convicción de que este se conoce todos los mecanismos, trampas y clichés del cine de género. Y no es que el film no caiga en algunos de ellos, pero lo hace siendo plenamente consciente, sin aparentar ser más inteligente de lo que en realidad es… pero sí más ofensiva. El guion escrito por Nick Cuse y Damon Lindelof (sí, el de Perdidos, The Leftovers y Watchmen) se centra más en satirizar haciendo chistes a costa de ambos bandos que en construir una historia que funcione como alegoría política. Sin embargo, al tener menos miedo de ser ridícula que a ser demasiado gore, La caza se convierte en un una desvergonzada y muy disfrutable comedia negra con un parecido razonable con los sketches de los Looney Tunes.


La película está plagada de personajes exagerados y paródicos, y en medio de ellos, se encuentra la misteriosa mujer a la que encarna Betty Gilpin. Muy en la línea de las Scream Queens vistas en Tú eres el siguiente (2011) y Noche de bodas (2019), Gilpin se adueña de la película con un carisma, aplomo y vis cómica muy peculiares, metiéndose fácilmente al público en el bolsillo. Destaca asimismo la participación de Hilary Swank, puesto que no se toma en serio a sí misma, justo lo opuesto de lo que suele hacer. O quizás sí que lo haga, pero tanto, que se pasa directamente al otro lado del espectro. El caso es que funciona, y el enfrentamiento, tanto físico como verbal, que mantiene con Gilpin es maravilloso y de lo mejor del conjunto.


En definitiva, La caza se vale de la ascendente crispación política que se vive en Estados Unidos desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca, para crear un thriller trepidante, cafre y deliciosamente grotesco. ¿Podría haberse hilado más fino? Desde luego que sí, pero hace tan buen trabajo realzando las actitudes extremas y polarizadas de los dos bandos, con tanta gracia y descaro, que funciona estupendamente. Y aquellos que se consideren “apolíticos” siempre pueden ignorar la lectura satírica y quedarse con el baño de sangre, aunque sería una lástima, porque le resta la mitad de la diversión.

7/10

Esta reseña también puedes leerla en Cinemagavia.