9/9/16

Pupilas dilatadas

Poster No respires

Dir.: Fede Álvarez
Int.: Jane Levy, Dylan Minnette, Daniel Zovato, Stephen Lang
¿De qué va?: Ante la posibilidad de marcharse lejos con una gran suma de dinero, un trío de jóvenes ladrones entra a robar en la casa de un hombre ciego que no es tan indefenso como parece.

Reseña: El remake de Posesión infernal fue una gran carta de presentación de Fede Álvarez, pues el cineasta uruguayo consiguió que su habilidad para manejar el suspense, el gore y la ambientación macabra sobresaliera en una película que a priori no otorgaba demasiada cancha para el lucimiento de su realizador. Es evidente que la experiencia fue gratificante para todos, puesto que para su segundo largo, Álvarez repite con buena parte del equipo: Sam Raimi en calidad de productor, Jane Levy como protagonista, Roque Baños a la partitura y Rodo Sayagues co-escribiendo el guión de esta No respires que, haciendo honor a su título, es capaz de dejar sin aliento a toda la platea.

Don't Breathe

Tras un prólogo sencillo pero profundamente perturbador, la película se toma el tiempo justo y necesario para presentar a su trío de antihéroes (la chica, su novio macarra y el amigo pagafantas) y meterlos rápidamente en la casa donde se va a desarrollar casi toda la película, recorriéndola desde un primer momento a través de un plano secuencia que nos muestra escenarios y elementos que tendrán alguna función importante en la trama. El director se permite ese lujo porque tiene unas cuantas cartas escondidas bajo la mesa, necesarias para dotar de giros desquiciados a una narración que no da tregua, desde que el momento en el que se despierta el lobo con piel de cordero y persigue de forma implacable a esos tres cerditos prepotentes que cometieron el error de sus vidas al subestimarle demasiado.

Don't Breathe

Aunque nadie quede exento de pecado en esta vuelta de tuerca del subgénero definido como ‘Home invasion’, que hace poco nos dejó otra propuesta interesante pero inferior a ésta, Hush, los guionistas no se atreven a mojarse del todo en cuestiones morales, dándole una coartada a los personajes para que la mezquindad de sus actos esté en cierto modo “justificada”. No es algo que moleste demasiado ante la consagración de Jane Levy como una atípica “scream queen” enfrentada a un Stephen Lang felizmente rescatado de la serie B donde se suele mover su carrera; su presencia es tan imponente como terrorífica dando vida a un veterano de guerra ciego que no se anda con remilgos a la hora de defender su morada y lo que esconde en ella.

Don't Breathe

La esencia de aquel magnífico duelo descarnado bajo una lluvia de sangre que ejercía de acto final de Posesión infernal habita en todo el metraje de No respires, un thriller que aspira a destrozar los nervios del espectador más impasible. Con secuencias rodadas de forma tan ingeniosa como la que se desarrolla en un sótano completamente a oscuras,  la película se alza como un thriller modélico que se las ingenia de mil maneras para mantener siempre la tensión por todo lo alto, algo que logra gracias al empeño de Fede Álvarez y de su equipo por crear una pesadilla completamente inmersiva.

8/10