27/11/15

Generación perdida busca encontrarse

Poster Mistress America

Dir.: Noah Baumbach
Int.: Greta Gerwig, Lola Kirke, Matthew Shear, Heather Lind, Jasmine Cephas Jones, Kathryn Erbe, Michael Chernus, Cindy Cheung
¿De qué va?: La vida de Tracy, una joven solitaria decepcionada con su vida universitaria en Nueva York, da un giro cuando conoce a su futura hermanastra, la impetuosa y aventurera Brooke, al quedar fascinada ante su estilo de vida y sus planes a cada cual más alocado.

Reseña: Por avatares de la distribución cinematográfica, casi han coincidido en la cartelera española los dos últimos trabajos del director y guionista Noah Baumbach: Mientras seamos jóvenes (que data del año pasado), y Mistress America. Son las dos últimas piezas de un fresco que el cineasta está montando a través de su filmografía sobre la frustración que se experimenta a los 20, a los 30 y a los 40 cuando la vida que se lleva no encaja con las expectativas personales creadas de antemano. Frances Ha, Greenberg, Margot y la boda, Una historia de Brooklyn… Todas están protagonizadas por personajes un tanto narcisistas que creen que el mundo es quien se ha puesto en su contra, cuando son ellos los que deben aprender a adaptarse a él para sobrellevar sus existencias un poco mejor. Lo de la felicidad si acaso llegará luego.

Mistress America2

En Mistress America encontramos a dos mujeres que comparten una gran conexión, representantes cada una de su generación, tan cercanas en el tiempo como separadas en bagaje: Brooke, nacida a principios de los 80, creció con la idea de que podría ser todo lo que quisiese en la vida, y ahora se encuentra un poco perdida, haciendo de todo y no haciendo nada a la vez, celebrando su libertad pese a que busque algo a lo que aferrarse a largo plazo. Por el contrario, la recesión económica pilló a Tracy en el instituto, por lo que llega a la universidad con la lección aprendida, educada para ser práctica y competitiva, y por eso siente una gran fascinación por su futura hermanastra y su carisma autodestructivo. A todos nos ha pasado alguna vez, conocer a alguien de personalidad arrolladora al que le descubrimos sus fisuras cuando nos acercamos demasiado, esas inseguridades que esconde tras su amplia sonrisa, lo que lo convierte en alguien mucho más interesante y humano.

Mistress America

La primera parte de la película se centra en la complicidad que surge entre las dos chicas. Greta Gerwig interpreta un personaje hecho a su medida (ella es co-autora del guión), por el cual podemos entender y compartir la atracción que siente su nueva amiga, a la que da vida la joven Lola Kirke, toda una revelación: tiene atractivo, una voz con personalidad y actúa estupendamente. Apunta maneras. Hacia la mitad del metraje el film da un cambio de rumbo, se centra en un único espacio y añade varios personajes a la ecuación que entran y salen del escenario mientras los diálogos se cruzan de un lado para otro, las situaciones absurdas se encadenan y el ‘timming’ cómico marcha como un reloj. Es un cambio drástico en la narración, pero ambas partes funcionan a la perfección y se complementan entre sí, otorgando a la película de una personalidad única.

Mistress America3

Mistress América no es sólo el trabajo más divertido de Baumbach, sino la película que mejor ha implementado el espíritu de la screwball comedy clásica en el cine moderno. El cineasta tiene un don para hacer comedias de apariencia ligera en las que sólo hay que escarbar un poco para encontrar observaciones lúcidas, mordaces y agridulces sobre cómo funciona la sociedad occidental de hoy en día. La película no debería ser etiquetada como una mera expansión de Frances Ha, porque tiene suficientes méritos y hallazgos para sostenerse por sí sola. Todos podemos sentirnos identificados tanto con la arrogancia de Tracy como con el autoengaño y la angustia silenciosa de Brooke, sin importar en qué año hayamos nacido ni aunque no queramos reconocerlo. Tarde o temprano, todos lo hemos pasado mal al no saber dónde está nuestro lugar.

8’5/10