29/11/14

Período de reclutamiento

Poster Sinsajo parte 1

Dir.: Francis Lawrence
Int.: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Julianne Moore, Phillip Seymour Hoffman, Woody Harrelson, Natalie Dormer
¿De qué va?: Tras escapar de la arena de los Juegos del Hambre, Katniss Everdeen se encuentra en el Distrito 13. Bajo el liderazgo de la comandante Coin y el consejo de sus amigos, Katniss debe decidir si acepta personificar el símbolo de Sinsajo y convertirse en la cabeza visible de una rebelión que podría acabar con la tiranía que ejerce el Presidente Snow para siempre.

Reseña: Desde que a Warner se le ocurriera la brillante idea de exprimir esa gallina de huevos de oro que fue (y sigue siendo) Harry Potter en dos películas, rodadas a la vez pero estrenadas con un lapso de un año, toda franquicia basada en una saga literaria juvenil de éxito debe contar con un episodio final dividido en dos partes. ¿El motivo? El poderoso caballero Don Dinero efectivamente, aunque los directivos siempre se escuden tras la excusa de que, puesto que el último libro suele ser el más largo e importante, quieren darle la extensión y el trato adecuados. El principal problema de esta argucia es que la estructura narrativa clásica que tienen los libros adaptados, esto es, “presentación, nudo y desenlace”, queda partida en dos películas, y por tanto la narración se resiente, dando la impresión de que estamos ante una historia incompleta, especialmente en la primera parte.

Sinsajo2

Toda esta parrafada viene a cuento por el gran problema que arrastra Los juegos del hambre: Sinsajo – Parte 1 desde su propia concepción. La primera tanda de capítulos del libro se podría resumir perfectamente en 30 minutos, puesto que gira prácticamente sobre un único tema: el poder de la propaganda y de la apelación a los sentimientos más primigenios del ser humano para incentivar la rabia, el espíritu de lucha y el miedo en las masas, y las consecuentes dudas de Katniss de si quiere convertirse en ese revulsivo que hará que los habitantes de Panem tomen las armas. Pues de eso trata básicamente una película que se extiende hasta las dos horas, con un par de tramas principales que se cierran antes de los créditos finales pero que se antojan insuficientes para provocar el gran interés y la emoción a la que aspiran.

Sinsajo1

De poco sirve el magnetismo y el buen hacer de Jennifer Lawrence para animar el cotarro, pese a que la chica esté mejor aprovechada en papeles más cómicos y menos austeros, como los que ha interpretado bajo las órdenes de David O. Russell. Ante la poca chicha que tienen los machos alfa a los que dan vida Josh Hutcherson y Liam Hemsworth y la poca cancha que le dan a Sam Claflin (mucho más interesante que los otros dos), los fichajes de Julianne Moore y Natalie Dormer son tan agradecidos como la presencia de Elizabeth Banks, cuyo personaje, Effie, no aparecía en la novela hasta el desenlace, siendo evidente que se ha introducido para alargar la trama, aunque resulta todo un acierto gracias a que aporta un toque de humor que no le viene nada mal a un ambiente tan grave.

Sinsajo3

Francis Lawrence demostró en En llamas que tenía mejor pulso que Gary Ross para equilibrar el espectáculo y el drama de la saga de Suzanne Collins, pero poco puede hacer ante el escaso margen de maniobra del que dispone en esta película, demasiado estática y discursiva, con sólo una escena de acción (si somos indulgentes con la definición del género) y con una recta final muy descafeinada. Entretiene, sí, y tiene alguna escena destacable, como la canción de Katniss, pero la sensación que deja es la de ser un prólogo de dos horas, un preámbulo a una batalla final que, entonces sí, podría ser el espectacular y trágico colofón que esta saga necesita para estar a la altura de su éxito.

5’5/10