14/3/16

Matrimoniadas

Poster Frente al mar

Dir.: Angelina Jolie Pitt
Int.: Angelina Jolie Pitt, Brad Pitt, Niels Arestrup, Mélanie Laurent, Melvil Poupad, Richard Bohringer
¿De qué va?: Roland es un escritor que se traslada junto a su esposa Vanessa, una bailarina retirada, a un lujoso hotel ubicado en una pequeña villa de la costa francesa.  Ambos están atravesando un distanciamiento mutuo provocado por una grave crisis matrimonial, pero la situación cambia cuando establecen contacto con la joven pareja que se aloja en la habitación contigua.

Reseña: Hace diez años del nacimiento de Brangelina, la fulgurante pareja de Hollywood surgida a raíz de Sr. y Sra. Smith, la película que unió los destinos de Brad Pitt y Angelina Jolie y dejó a Jennifer Aniston compuesta y sin marido. Sobreviviendo a constantes rumores de separación a cada cual más disparatado, lo cierto es que la pareja sigue a lo suyo, manteniéndose tan idolatrada y odiada por la comunidad global como desde el primer día. Mientras que Brad Pitt continúa siendo uno de los actores más cotizados y demuestra buen ojo con los proyectos que apoya a través de su productora, Plan B (12 años de esclavitud, El árbol de la vida, Kick-Ass…), los trabajos interpretativos de Jolie se han vuelto más esporádicos, en beneficio de su familia, su trabajo humanitario y su faceta como directora. Frente al mar es su tercer largometraje, el primero que firma bajo el nombre de ‘Angelina Jolie Pitt’ y en el que se “auto-dirige” junto a su flamante marido, tomando como referencia el cine europeo clásico. Vamos, que se lo ha dejado en bandeja a los ‘haters’.

Frente al mar5

Si bien En tierra de sangre y miel resultó una interesante e imperfecta ópera prima e Invencible dejó la sensación de ser la marca blanca de un film dirigido por Clint Eastwood, Frente al mar naufraga al intentar recuperar la esencia de grandes directores como Michelangelo Antonioni y Roberto Rossellini, siendo Te querré siempre (1954) la más que probable principal fuente de inspiración de Jolie Pitt. Pero incluso dejando ese aspecto a un lado, con el que tenía las de perder desde un principio, la película no se mantiene por sí sola, debido a un guión endeble, reiterativo y con poca chicha. Resulta difícil empatizar con los protagonistas cuando lo único que sabemos es que él se dedica a hincar el coco en el bar para sobrellevar su bloqueo creativo, mientras que ella, que sufre de bloqueo emocional, pasa los días tomando el sol en la terraza o paseando sola por la playa, contagiando su tedio al espectador, sobre todo a los incautos que esperaban algo más convencional de la mediática pareja.

Frente al mar6

Tampoco ayuda que al reencontrarse cada noche en la habitación, la pareja se grite de forma tan pomposa como artificial, poniendo en entredicho las más que demostradas dotes interpretativas de ambos (mención especial al momento en el que ella aparece empapada). Aún así, el mayor problema del libreto no está en sus torpes diálogos, sino en la decisión de mantener el motivo de la separación conyugal bajo secreto hasta el desenlace. No sólo perjudica a la caracterización de los personajes, retratados de forma fría, snob y distante, sino que crea unas expectativas en torno al presunto misterio que no se cumplen, puesto que el ‘quiz de la cuestión’ tiene muy poca chicha, y ya se ha explorado de forma más incisiva en otras muchas películas sobre matrimonios perfectos que naufragan.

Frente al mar2

Técnicamente, la película luce impecable, sacando el mejor partido de la fotogenia de la pareja y de los escenarios en los que pasean su sufrimiento, pero la falta de profundidad de la historia, o más bien, la mera ilusión de ella, la reducen a una bonita postal innecesariamente larga. Cuenta con momentos curiosos, como la afición vouyerista de la pareja, y buenas ideas por parte de su directora/guionista/protagonista sobre las relaciones de pareja y sus mecanismos de autodestrucción y reconstrucción, pero no están bien plasmadas, porque ese libreto necesitaba dos o tres pulidas más. Con su tercer largometraje, Jolie Pitt se empieza a consolidar como una cineasta con muy buenas intenciones que no terminan de cuajar en la pantalla, necesitando con urgencia un material potente para que podamos tomar en serio su labor como artista polivalente.

4/10