29/11/16

Muérete, guapi

Poster The Neon Demon

Dir.: Nicolas Winding Refn
Int.: Elle Fanning, Jenna Malone, Bella Heathcote, Abbey Lee, Karl Glusman, Desmond Harrington, Christina Hendricks, Keanu Reeves, Alessandro Nivola
¿De qué va?: Cuando la angelical Jesse se muda a Los Ángeles para cumplir su sueño de convertirse en modelo profesional, su juventud y belleza es ansiada por un grupo de chicas obsesionadas con la belleza que harán lo que sea necesario para conseguir lo que ella posee.

Reseña:  Siempre hay alguien más joven y hambriento bajando la escalera detrás de ti. Esta frase de Showgirls (1995), de veracidad más que contrastada en el mundo en el que vivimos, podría ser perfectamente el mantra del último film de Nicolas Winding Refn, a quien parece que las abucheos y las críticas polarizadas de su anterior trabajo, Solo Dios perdona, no le han afectado en absoluto, sino más bien al contrario: entre seguidores y detractores hemos creado un monstruo tan pagado de sí mismo que no siente rubor alguno al estampar sus iniciales durante todos los créditos del comienzo de The Neon Demon. Con una pericia estética tan indiscutible como recargada, NWR se ha convertido a golpe de ego y controversia en uno de los cineastas más singulares de su generación, pero no aquel que muchos creímos descubrir en Drive, quizás su película más equilibrada en cuanto a contenido y envoltorio.

The Neon Demon2

The Neon Demon nos cuenta una historia que a todos nos resulta muy familiar, la de una joven y bella pueblerina que llega a la ciudad de las estrellas en busca de fama y gloria, despertando las envidias de aquellas compañeras que temen verse eclipsadas ante la radiante luz que desprende el recién llegado diamante en bruto. Las intenciones del director de realizar una crítica a la superficialidad de la industria de la moda y del espectáculo, en la que la belleza es lo único que importa, resultan demasiado obvias, pero se vale de unas imágenes oníricas, crípticas y hermosamente perturbadoras con las que muchos espectadores podrán sentirse encandilados, pese a lo arrítmicas que resultan. La simbología implícita es tan obvia como hueca, y no estoy del todo seguro de que NWR sea tan genio como para salir airoso de atacar la superficialidad desde un vehículo tan frívolo como lo que coloca en su punto de mira.

The Neon Demon

La película es mejor cuando resulta más absurda y cercana al giallio italiano en el que se inspira, como en el delirante tramo final, que cuando su director se pone onanista recreándose en secuencias que pierden su poder hipnótico por lo estiradas que están. Elle Fanning es un valor añadido, no sólo porque su belleza virginal casa perfectamente con el espíritu del film, sino porque clava la transición narcisista que experimenta su personaje, de la misma forma en la que Jena Malone representa el deseo y la fascinación obsesiva y Abby Lee y Bella Heatchcote los celos y el pánico a ser reemplazadas, siendo las tres vampiresas que necesitan alimentarse de carne fresca para sobrevivir en una industria que es cómplice de sus actos dada la tiranía que ejerce sobre todos sus subordinados. La presencia tanto de Christina Hendricks como de Keanu Reeves no pasa de lo anecdótico.

The Neon Demon4

Si a Terrence Malick se le critica por unos últimos trabajos que son poco más que bonitos fondos de pantalla, el amigo NWR no tendría por qué ser menos. The Neon Demon es narrativamente perezosa, siendo su único hallazgo el de convertir una historia en la línea de Showgirls en una película de terror bizarra con ínfulas de arte y ensayo. El poderío visual y sonoro de sus imágenes es innegable, pero las lecturas que contienen ni son especialmente reveladoras ni complejas, sino las mismas que nos podemos encontrar en películas como Showgirls, Chicago, Burlesque, El bar Coyote o cualquier otra en la que haya zorreo extremo, puñaladas traperas y caras bonitas. La principal diferencia entre ésta y las anteriores, aparte de la exhibición de ego, es la enorme suma de dinero que habrán gastado en sangre y purpurina.

6/10