7/3/15

Un amigo para Ava

Poster Ex Machina

Dir.: Alex Garland
Int.: Domhnall Gleeson, Alicia Vikander, Oscar Isaac, Sonoya Mizuno
¿De qué va?: Caleb es un programador que gana un concurso cuyo premio consiste en pasar una semana de vacaciones en la remota mansión privada del presidente ejecutivo de su compañía. Sin embargo, el auténtico propósito de la visita es el de que Caleb participe en un test que pondrá a prueba la última invención de su jefe: la primera inteligencia artificial auténtica del mundo que habita en el cuerpo de una preciosa mujer robot llamada Ava.

Reseña: El séptimo arte ha fantaseado en numerosas ocasiones con lo que podría pasar si los robots convivieran con las personas: desde tomarlos como de la propia familia (Inteligencia Artificial, Eva), pasando por darles trabajo como defensores de la ley (Terminator) hasta rebelarse (Yo, robot) y acabar con la raza humana (Terminator), el espectro de posibilidades ha quedado bastante cubierto. A estas alturas, es bastante difícil contar algo nuevo sobre el tema, y quizás por ello, para su debut como director, el guionista Alex Garland (28 días después, Sunshine) ha optado por simplificar y retomar la cuestión original: ¿Puede una inteligencia artificial tener conciencia propia?

Ex Machina3

Una casa aislada que combina minimalismo con modernidad y cuatro personajes tan bien dibujados como misteriosos. Estas son las armas que utiliza Garland para construir una historia que recuerda a The Man from Earth, aquella pequeña joya del año 2007, al priorizar el discurso y  cómo evoluciona la relación de los personajes y la inquietud en constante in crescendo que la pirotecnia, nula en la cinta de Richard Schenkman y muy controlada y supeditada al guión en Ex Machina. Ningún diálogo sobra, unos giran en torno a las connotaciones morales de la robótica y otros indagan un poco más en los personajes o nos despistan acerca de sus verdaderos propósitos. Llega un punto de la narración en el que la trama queda un tanto estancada, algo que se intensifica debido a su carácter teatral, pero todo da un vuelco con un episodio final que si bien puede ser un tanto predecible no pierde por ello ni un ápice de impacto, tensión y lógica interna.

Ex Machina2

Alex Garland ha sido muy listo al fichar a tres de los intérpretes más en boga de la actualidad, de hecho, dos de ellos, Oscar Isaac y Domhnall Gleeson estarán en el nuevo episodio de Star Wars. Este último ejerce de ancla moral de la historia, mientras que Isaac emplea todo su carisma para cautivarlo tanto a él como a nosotros, aunque sepamos que esconde algo turbio, pero así consigue que nos enganchemos aún más. Y cerrando el triángulo (o el cuadrado, si tenemos en cuenta la silenciosa presencia de Sonoya Mizuno) tenemos a Alicia Vikander, quien está magnífica como robot: preciosa y cálida, pero sin perder nunca el referente de su naturaleza artificial. Los tres actores principales son sin duda alguna una acertadísima elección de casting.

Ex Machina

En definitiva, Alex Garland aprueba con buena nota su salto a la dirección. Su guión actualiza y da un nuevo enfoque al mito de Prometeo y al trillado tema de los peligros de la inteligencia artificial y de las nuevas tecnologías, hace un inteligente y mesurado uso del apartado visual para enriquecer la historia, crea una atmósfera tan sofisticada como espeluznante y se vale de un trío protagonista magnífico para conducir el filme. No armará mucho revuelo entre los que no sean devotos de la ciencia ficción, pero sin duda es una experiencia cinematográfica tan competente y sugestiva como el propio robot en torno al que gira la película.

7’5/10