26/6/17

Hay un kaiju en mí

Adobe Photoshop PDF

Dir.: Nacho Vigalondo
Int.: Anne Hathaway, Jason Sudeikis, Dan Stevens, Tim Blake Nelson, Austin Stowell
¿De qué va?:  Gloria decide dejar Nueva York y volver a su pueblo natal tras perder su trabajo y su novio. Pero, cuando en las noticias informan de que un monstruo gigantesco está destruyendo la ciudad de Seúl, Gloria se va dando cuenta poco a poco de que está conectada de alguna forma extraña con estos acontecimientos. Para evitar que la destrucción vaya a más, tendrá que averiguar el papel que juega su insignificante existencia en un evento tan colosal.

Reseña: A Nacho Vigalondo no se le puede acusar de no escatimar en inventiva en lo que respecta a las premisas de sus cortos y largometrajes. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones le falta pulir el desarrollo de sus ideas, y es que, exceptuando Los cronocrímenes, sus películas acaban perdiendo fuelle conforme transcurren los minutos. Su último trabajo, Colossal, cuenta una historia, tan disparatada como atractiva, sobre la conexión mental que se produce entre una chica de vida desastrosa y un bicharraco enorme que de vez en cuando aparece de la nada en Seúl provocando el caos a su paso. Conviene avisar de antemano de que, a pesar de jugar con algunos elementos del género ‘kaiju’, Colossal poco tiene que ver con las películas de Godzilla, si bien sí que funciona al igual que hizo éste en su primera aparición cinematográfica como monstruosa metáfora del malestar y desequilibrio emocional, colectivo en el caso de Gojira, individual en el de la cinta de Vigalondo.

Colossal2

La ¿heroína? de esta historia, Gloria, tiene un importante problema con la bebida y con la asunción de responsabilidades, así que ya se pueden imaginar cómo va a reaccionar cuando se dé cuenta de que tiene mucho que ver con los ataques de un monstruo gigantesco al otro lado del globo. La mala noticia es que la película no se libra del lastre de los guiones de Vigalondo, y su desarrollo no termina de ser todo lo divertido que cabría esperar; es más, se toma demasiado en serio a sí misma. La buena noticia es que nos deparan varias sorpresas a lo largo del metraje, algunas genuinamente descacharrantes, y que la cinta acaba revelándose como un alegato feminista en el que la mujer, pese a distar mucho de ser perfecta, no necesita de un hombre a su lado para poder sobreponerse a sus propios problemas; es más, los perfiles de los tres hombres con relevancia en la trama no son nada favorables (un abusón, un pusilánime y un egoísta). Anne Hathaway borda la tragicómica naturaleza de su personaje (ya demostró lo bien que se le da hacer de borracha sin tino en La boda de Rachel), mientras que Jason Sudeikis, que hasta ahora no habría demostrado gran cosa más allá de ser un buen actor de comedia, sorprende en un personaje bastante diferente y más complejo de lo que suele hacer.

Colossal

En cuanto a la explicación del fenómeno que acontece en la película, Vigalondo se ha columpiado demasiado y le ha salido algo bastante tontorrón; casi mejor que hubiese mantenido el misterio hasta el final. Pero a pesar de sus fallos y los vaivenes que da entre la comedia absurda y el drama serio, Colossal es una obra tremendamente original y muy estimable por su forma de aunar la fantasía con el drama intimista, invitándonos a todos a sacar el monstruo que llevamos dentro para terminar con todas esas situaciones y personas que nos oprimen y que no nos dejan vivir en paz.

6/10

23/6/17

La buena lobista

Poster El caso Sloane

Dir.: John Madden
Int.: Jessica Chastain, Mark Strong, Gugu Mbatha-Raw, Michael Stuhlbarg, Alison Pill, John Lithgow, Jake Lacy, Douglas Smith, Sam Waterston
¿De qué va?: Elizabeth Sloane es una despiadada estratega política cuyo nuevo objetivo es liderar una campaña desde un lobby antiarmamentístico, para conseguir regular la legislación de la industria del armamento estadounidense. Para conseguirlo deberá usar todas sus habilidades para enfrentarse a poderosos enemigos y viejos compañeros de trabajo, poniendo en riesgo su propia carrera y a sus seres queridos.

Reseña: Las estupendas series del matrimonio formado por Robert y Michelle King (The Good Wife, Braindead y The Good Fight) nos han demostrado que una lucha en los tribunales o en el Capitolio puede ser más épica y emocionante que un combate entre hombres con superpoderes o robots gigantes. Entre esa línea y la de las obras de Aaron Sorkin (El ala oeste de la Casa Blanca, The Newsroom) se sitúa El caso Sloane, thriller político que se vale del espinoso y complicado tema de la regularización de las armas en Estados Unidos para exponer la forma en la que los lobbys se ganan los votos de los senadores para aprobar o rechazar un proyecto de ley.

Miss Sloane

Aunque no haya nada que nos pueda sorprendrer a estas alturas del partido, el circo de la política americana queda expuesto a través de las formas ilícitas, manipuladoras y poco éticas en la que se debe asegurar el voto de cada senador, quienes actúan pensando no en el bien común, sino en qué les asegurará su puesto por unos años más. Lástima que el debate sobre la legitimidad actual de la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos (aquella que da derecho a todos los americanos de poseer su propia arma) quede en un segundo plano, aunque esté justificado porque, tal y como se dice en la película, lo más importante para su protagonista no es mejorar el control sobre la posesión de armas de fuego, sino el desafío que supone ganar una batalla en la que se tienen todas las de perder de antemano. Esa mujer cuya ambición no conoce límites ni horas de sueño es encarnada por Jessica Chastain, quien,  al igual que ha pasado con su último estreno, La casa de la esperanza, carga la película sobre sus hombros y le suma puntos que probablemente no tendría si otra actriz hubiese ocupado su lugar. La pelirroja recita los rápidos e intrincados diálogos como si ese fuese su pan de cada día, al tiempo que pule las aristas de un personaje que se sostiene principalmente en los claroscuros y las dudas en torno a su moral personal y profesional. Con Chastain se cumple aquella frase mítica que dijo Mae West: “Cuando soy buena soy buena, pero cuando soy mala, soy mucho mejor”.

MISS SLOANE


Eso sí, no me creo que, estando siempre tan atareada y durmiendo tan poco, tenga el cabello y el maquillaje siempre perfectos, de la misma forma que no me creo el giro final de la trama; una solución ramplona con el único objetivo de descolocar al espectador y que rompe con la veracidad que había mantenido el film hasta ese momento. A pesar de ello, El caso Sloane no deja de ser un thriller notable que expone de manera clara, interesante y distraída el poco conocido trabajo de los lobbys en general y de los americanos en particular, y que se beneficia muy mucho de que el 95% de su metraje cuente con la presencia estelar de una actriz que es puro fuego.

7/10

19/6/17

O.C: Lawrence de Arabia (1962)

Poster Lawrence de Arabia¿De qué va?: Durante la Primera Guerra Mundial, T.E. Lawrence, un conflictivo oficial británico, es enviado al desierto en busca del príncipe Faysal, con el objetivo de establecer una alianza entre ingleses y turcos. Los nativos pronto adoran a Lawrence por su coraje y su demostrado amor a su tierra y sus gentes, lo que le lleva a liderar la unificación de las tribus de guerreros del norte de África contra el Imperio Otomano.

Reputación: La película que encabeza el ranking de las mejores películas épicas de la historia del cine del American Film Institute (AFI) está basada en la participación de Thomas Edward Lawrence en la revuelta árabe. Aunque el guion parte de la autobiografía Los siete pilares de la sabiduría, algunos de los rasgos de los personajes y de los hechos acontecidos se alteraron, cosa que ofendió al hermano de Lawrence. Marlon Brando era la opción ideal tanto del productor, Sam Spiegel, como del director, David Lean, para encarnar al protagonista; sin embargo, el actor rechazó el papel alegando que no quería pasarse dos años rodando en el desierto. Tras ser también declinado por Richard Burton, Peter O’Toole consiguió el papel gracias a la intervención de Katharine Hepburn. O’Toole congenió muy bien con su compañero de reparto Omar Shariff, quien también entró en la película de rebote, al pasar su papel antes por la oficina de los agentes de Horst Buchholz, Alain Delon y Maurice Ronet.

Lawrence de Arabia2

Tras rodar todas las escenas que transcurrían en el desierto en Jordania, el equipo de la película se trasladó a Sevilla para buena parte de las escenas en interiores, donde cientos de extras sevillanos participaron en las grabaciones que se llevaron a cabo en lugares tan emblemáticos como la Plaza de América o la Casa de Pilatos. Según relató el ayudante de producción Pedro Vidal, para animar a los extras en las escenas que tenían que vitorear a Lawrence, les hicieron creer que el personaje que llegaría en coche acompañado de oficiales ingleses era el torero Antonio Ordoñez, famoso en la época. La película ganó 7 Oscars de los 10 a los que aspiraba: película, director, montaje, fotografía y dirección artística en color, banda sonora y sonido. Curiosamente, en los 227 minutos que dura la película, no hay ningún personaje femenino con diálogo, lo que la convierte en el film más largo en el que no habla ni una mujer.

Lawrence de Arabia


Comentario: Cuesta mucho sentarse a ver Lawrence de Arabia, porque en la época en la que vivimos de consumo cada vez más rápido y fugaz no encaja una película de casi cuatro horas de duración, con un interludio perfectamente integrado en la trama para tomarse un respiro o recrearse en su magnífica banda sonora. Pero aquí ocurre lo mismo que con El viento se llevó (1939), pues si uno da al fin el paso de verla entenderá perfectamente la admiración despertada por una obra tan mastodóntica. La majestuosidad de sus escenarios embelesa, la precisión de su guion y sus diálogos deslumbra, la dirección es de órdago (el paso de la cerilla apagándose a la imagen del desierto puede que sea uno de los cortes de edición más bellos e inteligentes jamás empleados en el cine), pero al final lo que termina por hipnotizarnos, al igual que nos ocurrió con Scarlett O’Hara, es su figura central. La pasión, las ansias de grandeza y las contradicciones y claroscuros de Lawrence de Arabia, magníficamente interpretado por Peter O’Toole, son las responsables de que nos embarquemos en su viaje sin sufrir síntomas de agotamiento. Aunque no acabemos nunca de entender sus motivaciones, nos dejaremos arrastrar gustosamente al desierto en el que, de tanto que llegó a acercarse al Sol, acabó quebrándose cual Ícaro.

Próximo visionado: Golpe en la pequeña China (1986)

14/6/17

La lista de Antonina

Poster The Zookepers Wife

Dir.: Niki Caro
Int.: Jessica Chastain, Daniel Brühl, Johan Heldenbergh, Val Maloku, Shira Haas, Goran Kostic , Michael McElhatton, Iddo Goldberg, Efrat Dor
¿De qué va?:  Durante la Segunda Guerra Mundial, el matrimonio de cuidadores del zoo de Varsovia compuesto por Jan y Antonina Zabinski salvó a cientos de personas y animales, poniendo sus propias vidas en riesgo al ser constantemente vigilados por los invasores nazis.

Reseña: Si bien parece que no hay ninguna historia real o inventada más que merezca ser contada acerca del episodio más terrorífico de la historia de la humanidad, películas como El hijo de Saúl demuestran que aún hay crónicas de la Segunda Guerra Mundial capaces de sorprendernos y aterrorizarnos. La que se nos narra en La casa de la esperanza, traducción curso del original The Zookeper’s Wife, también podría ser una de ellas, pues está basada en el libro de Diane Ackerman que a su vez se inspiró en los diarios de Jan y Antonina Zabinski, en los que la pareja relató su experiencia en el conflicto desde su punto de vista de cuidadores del zoo de Varsovia. Ambos no sólo hicieron todo lo posible por salvar y evacuar a los animales, sino que aprovecharon las instalaciones que éstos habían dejado vacías para esconder a centenares de judíos perseguidos hasta encontrarles una vía de escape segura de la ciudad.

The Zookepers Wife2

La película arranca con sumo interés dado el singular espacio donde se desarrolla buena parte de la acción, y porque en ningún otro film habíamos visto lo que ocurre con los animales durante un conflicto bélico tan devastador como éste; una pista, muchos no salen bien parados. El desmantelamiento del zoo cuando los bombardeos empiezan a caer en Varsovia es terrible y doloroso para cualquiera que pueda sentir un mínimo de empatía con los animales. Sin embargo, una vez que el matrimonio Zabinski sustituye su cuidado por el de personas desamparados y en peligro de muerte, la película pierde aquello que la hacía especial, convirtiéndose en un remedo de La lista de Schindler obviamente inferior, pero salvado en última instancia por el punto de vista femenino otorgado por el protagonismo de Antonina Zabinski, quien cobra vida con la eficaz combinación de dulzura y entereza que le aporta Jessica Chastain. En cambio, Daniel Brühl debería de dejar de hacer papeles de nazi de intenciones dudosas si no quiere regodearse en el encasillamiento.

The Zookepers Wife


El trabajo de dirección de Niki Caro resulta un tanto irregular, plano y carente de fuerza salvo por la potencia de su primer acto y de algunas escenas aisladas. A pesar de las buenas intenciones, La casa de la esperanza no termina de despuntar, quedándose como una película más de tantas que han utilizado la Segunda Guerra Mundial para demostrar que el ser humano es tan capaz de lo mejor como de lo peor, aunque, tal y como indica el título español, la balanza acabe inclinándose por la ilusión de que hay personas generosas y valientes dispuestas a arriesgarlo todo por salvar a otros seres vivos y a cambio de nada. Parece que el film no es tan desechable, después de todo.

5’5/10

12/6/17

Females Are Strong As Hell!

Poster Wonder Woman
Dir.: Patty Jenkins
Int.: Gal Gadot, Chris Pine, Connie Nielsen, Robin Wright, Danny Huston, Elena Anaya, David Thewlis, Lucy Davis, Ewen Bremmer
¿De qué va?: Antes de ser Wonder Woman, Diana era una princesa guerra amazona que vivía en la paradisíaca y protegida isla tropical de Themyscira, ajena a lo que que ocurría en el mundo de los humanos… hasta que un piloto estadounidense, Steve Trevor, llega por accidente y le cuenta acerca de la Gran Guerra que se está librando en el exterior. Será entonces cuando Diana decida abandonar su hogar con el objetivo de salvar el mundo en un entorno totalmente desconocido para ella.

Reseña: 75 años han tenido que pasar para que Wonder Woman pueda dar el salto a la gran pantalla, siendo tan sorprendente la tardanza con la que un icono popular tan importante ha sido trasladado al cine como que se hayan estrenado tropecientas películas de superhéroes desde hace 15 años sin que ninguna haya estado exclusivamente protagonizada por una mujer; claro está, que los experimentos fallidos de Catwoman y Elektra tampoco ayudaron a que el proyecto cinematográfico de la Mujer Maravilla cogiera carrerilla. Pero por fin la tenemos aquí, aunque haya necesitado presentarse en una película ajena en la que su sonrisa durante el fragor de la batalla eclipsó la rivalidad y los conflictos maternofiliales de los, en teoría, más carismáticos, Batman y Superman. En cualquier caso, puede que el mejor momento para que Wonder Woman se estrene en el cine sea precisamente ahora, cuando las actrices de Hollywood están mojándose más que nunca por la igualdad de género en la industria cinematográfica, y cuando el discurso feminista está calando profundamente en la ficción audiovisual. De haberse estrenado hace unos años, la Mujer Maravilla habría sido un par de tetas y poco más.

Wonder Woman2

Afortunadamente, Warner se ha tomado en serio el personaje y ha depositado la responsabilidad en una cineasta, Patty Jenkins, y en una guionista, Allan Heinberg, que han sabido darle el empaque necesario tanto al personaje como a la historia de sus orígenes, sin caer ni en la caricatura ni en la solemnidad. Narrada a partir de la fotografía mostrada en Batman v Superman: El amanecer de la justicia, la historia se centra en el choque moral y cultural que experimenta Diana tras abandonar su isla natal, habitada por guerreras fuertes, nobles e independientes, para adentrarse en la sucia y gris Primera Guerra Mundial. La princesa amazona quedará atónita tanto por la minusvaloración de la mujer en el siglo XX como por la ausencia de solidaridad, ética y justicia de aquellos que mueven los hilos en los conflictos bélicos. Su ingenuidad a su llegada en Londres da pie a gags muy divertidos, pero cuando llega al frente será el momento en el que por primera vez disfrutemos de Wonder Woman en todo su esplendor, pateando culos y luciendo espectacular sin ser cosificada, al tiempo que su fe en la bondad de la humanidad se pone a prueba.

NIGHTINGALE

Tras disipar las dudas acerca de su idoneidad para el papel en Batman v Superman, Gal Gadot se reafirma como la actriz perfecta para dar vida a la Mujer Maravilla. Además de dar la talla en las escenas de acción y lucir espectacular enfundada en el traje, la intérprete israelí dota al personaje de la inocencia, la osadía y la gracia idóneas para que la maquinaria empática no se encalle en ningún momento. Además, mantiene una química fantástica con Chris Pine, muy deudora de las grandes parejas de la Edad de Oro, y el actor se desenvuelve de forma muy cómoda como “sidekick” e interés romántico de la superheroína. La película también reúne otros placeres como ver a la siempre espectacular Robin Wright como una guerra amazona en plena acción, a Elena Anaya en una suerte de auto-homenaje a su personaje en La piel que habito, o la ausencia de alusiones y conexiones forzadas con otras películas del universo cinematográfico de DC.

WONDER WOMAN

La falta de originalidad en la narrativa se suple con lo revolucionario que resulta que Wonder Woman tenga una película en la que se la trata con tanta admiración, cariño, respeto y orgullo como la que han puesto todos los implicados en ella. Son tan vibrantes los momentos en los que la amazona deja claro que “ella se gobierna sola” como aquellos en lo que se bate a espadazos, desvía balas con sus brazaletes y hace uso de su lazo de la verdad al ritmo de la sintonía que ya sonó en BvS, así como cuando resulta tan importante la batalla final contra el villano de turno como la que libra en su interior para no caer en la tentación de traicionar sus valores. Nos deja con tantas ganas de verla en su inminente reunión con sus compañeros justicieros como en su más lejana vuelta en solitario, en una secuela donde debería potenciarse su lucha feminista. En el mundo en el que vivimos, ella es la figura en la que todos deberíamos vernos reflejados, y es que, aunque los superhéroes sean contingentes, Wonder Woman resulta necesaria.

8/10

9/6/17

La jauría blanca

GET OUT ONE SHEET CHAIR OT 99434_V6.indd

Dir.: Jordan Peele
Int.: Daniel Kaluuya, Allison Williams, Catherine Keener, Bradley Whitford, Caleb Landry Jones, Marcus Henderson, Betty Gabriel, Lakeith Stanfield, LilRel Howery
¿De qué va?: Un joven afroamericano va a pasar el fin de semana conociendo a los padres de su novia blanca, en su lujosa casa en las afueras. Al principio, el joven piensa que el excesivamente complaciente comportamiento de los padres se debe a su nerviosismo por la relación interracial de su hija, pero a medida que pasan las horas, una serie de descubrimientos cada vez más inquietantes le conducen a descubrir una verdad inimaginable.

Reseña: Hay películas que se ven perjudicadas al no estar a la altura de la enorme expectación que han generado antes de que se estrenen, mientras que hay otras que salen de de la nada, sin que esperemos nada de ellas, y acaban convirtiéndose en esas agradables sorpresas que se asoman a la cartelera de tanto en tanto. Es el caso de Déjame salir, con la que Jordan Peele, conocido hasta ahora por ser integrante del dúo cómico Key and Peele, se revela como un astuto director y guionista, valiéndose de un esquema narrativo muy sencillo, sacado del género de terror más tradicional, para establecer una metáfora socarrona y maliciosa acerca de la tensión racial nacida en la era Obama y prolongada en la actual administración Trump.

Dejame salir

Lo vemos habitualmente en el telediario. Son tiempos de brutalidad policial, de corrección política forzada, de prejuicios racistas que permanecen arraigados a la sociedad como las raíces de un árbol milenario, de una búsqueda aparentemente interminable de equidad social, y de plantarle cara a la opresión con la misma agresividad con la que ésta ataca. Todo esto está presente en Déjame salir desde su primera secuencia, donde Peele ya establece el tono entre satírico e inquietante que va a imperar durante todo el metraje, con una dirección hábil que nos retrotrae a títulos como It Follows, Señales o La noche de Halloween, en los cuales la posición y el movimiento de la cámara, lo que se ve y lo que no, juegan un papel vital en la generación del suspense y la atmósfera pesadillesca. La película muta alternando y mezclando elementos del thriller psicológico, la comedia y el terror más cruento sin que los virajes se sientan forzados, al tiempo que el guion nunca intenta disimular sus resortes más obvios. Ciertos elementos podrían haberse pulido para fortalecer aún más la intriga y la paranoia, pero jamás resulta tramposa, y esconde un buen puñado de ases bajo la manga para que no demos nada por garantizado; resulta llamativa la inclusión del personaje del mejor amigo del protagonista, que es algo así como la representación de la voz y opinión del espectador sobre lo que le ocurre al pobre chaval en la casa de campo de sus suegros.

Dejame salir3

La entrega absoluta del reparto también ayuda a que la película permanezca a flote cuando la trama se torna más disparatada, con trabajos perfectamente afinados por parte de Daniel Kaluuya, Allison Williams y Catherine Keener, si bien la actriz que encarna a la sirvienta, Betty Gabriel, resulta especialmente turbadora. No conviene menospreciar la lectura social contenida en Déjame salir sólo porque sea una película de género abiertamente comercial. En ella se respira la decepción y la amargura fruto de que uno de los momentos más críticos de la tensión racial norteamericana se haya producido durante el mandato de su primer presidente afroamericano, y todo a través de una historia que arranca como una puesta al día de Adivina quién viene a cenar esta noche (1967) y acaba como… bueno, mejor que no sepan cómo, que así la disfrutarán/sufrirán mucho más.

7’5/10

6/6/17

Evas, Adanes y xenomorfos

Poster Alien Covenant


Dir.: Ridley Scott
Int.: Michael Fassbender, Katherine Waterstone, Danny McBride, Billy Crudup, Démian Bichir, Carmen Ejogo, Callie Hernandez, Amy Seimetz, Jussie Smollett
¿De qué va?: Rumbo a un remoto planeta al otro extremo de la galaxia con el objetivo de colonizarla, la tripulación de la nave Covenant sufre un percance y decide responder a un misterioso mensaje y aterrizar en un planeta desconocido e inhóspito con las condiciones idóneas para ser habitado por el ser humano. Sin embargo, pronto descubrirán que no están tan solos como ellos creían, debiendo hacer todo lo posible por sobrevivir a los ataques de unos letales y singulares seres.

Reseña: Hay que darle al público lo que el público demanda. Esa es la máxima que Hollywood aplica a la hora de elaborar sus blockbusters, junto a la de innovar lo justo y jugar sobre seguro. A pesar de granjearse un entusiasta grupo de fans, una sensación generalizada de decepción empañó el regreso de Ridley Scott a la saga de Alien con su precuela, Prometheus (2012), y su intento de  crear algo nuevo pero que compartiese el mismo ADN. Por ello, Scott desechó sus planes de explorar en su continuación el origen de los Ingenieros, y así devolverle el protagonismo al bicharraco baboso al que se enfrentó la teniente Ripley hasta en cuatro ocasiones. Lo curioso es que la ausencia de xenomorfos no era ni mucho menos el mayor problema que acarreaba Prometheus, sino la ausencia de resolución de los misterios planteados, las cuestiones filosóficas tratadas de forma superficial y el nulo carisma y sentido común de buena parte de la tripulación protagonista. Y así, malinterpretando la respuesta del público, es como ha salido Alien: Covenant, un regreso a los orígenes que tropieza en las mismas piedras que su inmediata predecesora.

Alien Covenant3


La película intenta recuperar el espíritu terrorífico de Alien: el octavo pasajero (1979), pero el resultado es más sanguinolento que verdaderamente escalofriante, lastrado tanto por un acto intermedio al que le falta la urgencia y tensión que requiere una situación tan al límite como la que aquí se nos presenta, como por una galería de personajes cuyas cruentas defunciones no podrían importarnos menos. El potencial de contar con una tripulación formada por parejas en busca de un Edén que colonizar se pierde por la simpleza de sus caracterizaciones y relaciones interpersonales, así como por la torpeza y estupidez de sus actos y decisiones; al parecer los guionistas no se percataron de las muchas burlas que provocaron los necios tripulantes de la Prometheus, por que en Covenant tenemos a varios personajes que superan por méritos propios a aquella mujer que sólo sabía correr hacia delante. Con Katherine Waterstone emulando a Sigourney Weaver sin terminar de reunir la ferocidad y el magnetismo de ésta, el sintético David al que da vida Michael Fassbender vuelve a ser el personaje más estimulante y mejor desarrollado, sobre todo a la hora de colocarle frente a un homólogo, Walter, que posee una actitud y concepción diferente respecto a los seres humanos, y junto con el que protagoniza algunas de las escenas más curiosas de la función, mostrándose el actor lo suficiente hábil como para establecer diferencias entre ambos personajes pese a su idéntica naturaleza robótica. El resto del reparto es carnaza que se mueve por la película como gallinas sin cabeza.

Alien Covenant1


Se nota que Ridley Scott ha intentado recuperar el espíritu de la película con la que él mismo inició el imaginario de Alien, sin desechar el contenido filosófico sobre la naturaleza del ser humano de Prometheus, e indagando más en el arte de la creación y la destrucción de la vida, así comoen la relación entre un creador y su obra, y aunque el fruto de este híbrido conserva las señas de su talento y experiencia como director, lo cierto es que perpetúa la sensación de desilusión de la película que, en teoría, se pretendía corregir aquí. Sí, tenemos más xenomorfos, y son más bestias que nunca (la escena de su primer ataque es de taquicardia, pese a la escasa lucidez de las potenciales víctimas) pero seguimos teniendo personajes planos como el papel, muchos cabos sueltos y una atmósfera inquietantemente bella, pero sin todo el terror y el misterio de la película en la que se quiere ver reflejada. Esperemos que la tripulación de la próxima nave que se enfrente a estos bicharracos tenga mejor suerte… y un par de dedos de frente.

6/10

5/6/17

Itinerario de estrenos de junio 2017

Estrenos_Junio


Wonder Woman: Tras presentarse en sociedad con Batman v. Superman: El amanecer de la justicia, Wonder Woman vuela en solitario en esta película que cuenta los orígenes de la princesa de las Amazonas, así como su participación en la Primera Guerra Mundial tras la aparición de un piloto americano en su paradisíaca isla protegida. Patty Jenkins (Monster) dirige el film protagonizado por Gal Gadot, a la que le acompañan en el reparto Chris Pine (Comanchería), Robin Wright (House of Cards), Connie Nielsen (3 días para matar), Elena Anaya (Zipi y Zape y la isla del capitán), Danny Huston (Big Eyes) y David Thewlis (Regresión). Las críticas han sido las mejores que ha recibido una película de DC desde los tiempos del Batman de Christopher Nolan, y ha arrancado en la taquilla americana con unos fantásticos 100 millones de dólares recaudados en tres días.
Estreno: 23 de junio.



La casa de la esperanza: Basada en la novela de no ficción de Diane Ackerman, cuenta la historia del matrimonio que dirigía el zoo de Varsovia durante la Segunda Guerra Mundial. Jan y Antonia Zabinski hicieron todo lo posible para salvar a los animales y a la población judía perseguida por los nazis, escondiéndolos en las instalaciones del animalario. Niki Caro (McFarland, USA) dirige el film protagonizado por Jessica Chastain (Miss Sloane), Daniel Brühl (Capitán América: Civil War) y Johan Heldenbergh (Las confesiones). La respuesta crítica ha sido muy tibia, pues a pesar de la potente interpretación de Chastain, no deja de ser una versión light de La lista de Schindler.
Estreno: 23 de junio.


Su mejor historia: Adaptación cinematográfica de la novela Their Finest Hour and a Half de Lissa Evans, se centra en Catrin Cole, una mujer que empieza a trabajar como guionista de aquellas películas que se rodaron durante la Segunda Guerra Mundial para levantar el ánimo de la ciudadanía británica, aunque la minusvaloración de las mujeres y los continuos bombardeos no se lo pondrán nada fácil. Lone Scherfig (One Day) dirige esta dramedia de época protagonizada por el trío conformado por Gemma Arterton (Melanie: The Girl with All the Gifts), Sam Claflin (Antes de ti) y Bill Nighy (El nuevo exótico Hotel Marigold). Críticas muy positivas para una película que se revela como un candoroso homenaje feminista a la magia del cine.
Estreno: 30 de junio.





Colossal: Nuevo film de Nacho Vigalondo (Open Windows), sobre una mujer, Gloria, que vuelve a su ciudad natal tras perder a su novio y su trabajo por sus problemas con la bebida. Una vez allí, Gloria empieza a sospechar que su mente está conectada de alguna forma con la de un monstruo gigantesco que aparece de vez en cuando de la nada al otro lado del mundo, en Seúl, causando el pánico y la destrucción a su paso. Anne Hathaway (Alicia a través del espejo), Jason Sudeikis (De-mentes criminales), Dan Stevens (La bella y la bestia), Austin Stowell (El puente de los espías) y Tim Blake Nelson (Cuatro fantásticos) conforman el elenco de esta película cuya curiosa premisa no acaba de resultar tan divertida como cabría esperar, pero que esconde un potente e inesperado mensaje de empoderamiento femenino.
Estreno: 30 de junio.




Un don excepcional: Se trata de la historia de un hombre que debe enfrentarse a su madre en los juzgados por la custodia de su sobrina huérfana, una niña de 7 años con un extraordinario dominio de las matemáticas. La razón de la disputa reside en la decisión del primero de que la niña lleve una vida normal, mientras que la abuela tiene planes más ambiciosos para ella. Marc Webb (The Amazing Spider-Man 2) dirige la cinta protagonizada por Chris Evans (Capitán América: Civil War), Mckenna Grace (Sucesor designado), Jenny Slate (Obvious Child), Octavia Spencer (Figuras ocultas) y Lindsay Duncan (Birdman). Las críticas no han sido demasiado entusiastas para el regreso al cine de bajo coste de Marc Webb tras dirigir el reinicio fallido de la saga del Hombre Araña.
Estreno: 30 de junio.

4/6/17

Actriz del mes: Gemma Arterton

Gemma Arterton2


Nombre completo:
Gemma Christina Arterton

Fecha de nacimiento: 2 de febrero de 1986

Lugar de nacimiento: Gravesend, Kent, Inglaterra

Filmografía destacada:

Vita and Virginia (¿?)
My Zoe (2018)
Summerland (2018)
The Escape (2017)
Berlin, I Love You (2017)
Watership Down (Miniserie TV) (Sólo voz) (2017)
Orpheline (2017)
The History of Love (2016)


Su mejor historia (2016)
Melanie: The Girl With All the Gifts (2016)
100 calles (2016)
Primavera en Normandía (Gemma Bovary) (2016)
The Voices (2013)
Runner, runner (2013)
Hansel y Gretel: Cazadores de brujas (2013)
Una canción para Marion (2012)
Byzantium (2012)
Tamara Drewe (2010)
Prince of Persia: Las arenas del tiempo (2010)
Furia de titanes (2010)
La desaparición de Alice Creed (2009)
Radio encubierta (2009)
Quantum of Solace (2008)
Tess, la de los D’Uberville (Miniserie TV) (2008)
RocknRolla (2008)
Supercañeras: El internado puede ser una fiesta (2007)


Méritos: Ha llegado el momento de reivindicar a una de las actrices más interesantes del panorama cinematográfico actual, cuyo nombre probablemente no te suene de nada: Gemma Arterton. Si éste es tu caso no pasa nada, es comprensible, porque la tentativa de esta actriz británica de hacerse las Américas, allá por el 2010, a través de dos blockbusters tan olvidados a día de hoy como Furia de titanes y Prince of Persia: Las arenas del tiempo, le salió rana, y sus dos intentonas posteriores, Runner, runner y Hansel y Gretel: Cazadores de brujas, tampoco es que fuesen para tirar cohetes precisamente. Sin embargo, el no haber podido convertirse en la nueva chica de moda en Hollywood le ha hecho volver a Reino Unido, donde se está labrando una carrera algo discreta aún, pero muy interesante y versátil, moviéndose entre dos extremos tan radicales como son la fantasía y el drama de época.

En el género fantástico ha sido tanto cazadora como potencial presa, letal y seductora vampiresa en Byzantium y una maternal y dulce profesora en ese estupendo giro de tuerca del cine de zombies que es The Girl with All the Gifts. Su dominio de la lengua francesa le permite hacer algunos pinitos al otro lado del Canal de la Mancha, en títulos como Gemma Bovary y Orpheline, y este año está recibiendo grandes elogios por su interpretación en Su mejor historia, donde da vida a una mujer que empieza a trabajar como guionista del cine propagandístico de la Segunda Guerra Mundial, un papel y una película de calado feminista que va acorde con las elecciones que está tomando la actriz últimamente, esto es, menos roles de “la chica de” y más personajes femeninos fuertes e independientes; no en vano, Arterton ha representado sobre las tablas de Londres el musical Made in Dagenham, sobre la huelga de las trabajadoras de la fábrica Ford en 1968. A Gemma no le faltará trabajo en los próximos años, y si hay que destacar alguno de sus proyectos más inmediatos, ese sería Vita and Virginia, en la que ella y Eva Green recrearán el romance que mantuvieron las escritoras Vita Sackville y Virginia Woolf. Ya va siendo hora de que todos se empiecen a familiarizar con la aterciopelada voz de Gemma Arterton.


Their Finest Hour and A Half
Directed by Lone Sherfig
Extras:

Tráiler de Su mejor historia

Tráiler de Orpheline

Tráiler de The History of Love

Bonobo: Kerala

Made in Dagenham - Sunday Night at Palladium

18/5/17

El explorador quimérico

Poster Z la ciudad perdida

Dir.: James Gray
Int.: Charlie Hunnam, Robert Pattinson, Sienna Miller, Tom Holland, Edward Ashley, Angus Macfadyen, Ian McDiarmid, Clive Francis
¿De qué va?: En el año 1925, el explorador británico Percy Fawcett es enviado a la selva boliviana para delimitar la frontera del país con Brasil y ayudar al Gobierno británico a preservar sus intereses en el negocio del caucho. Una vez ahí, Percy se interesa por  las historias que hablan de una ciudad antigua construida de oro escondida en la jungla. Dar con ella se acabará convirtiendo en una obsesión.

Reseña: Todos tenemos una meta que alcanzar. Es lo que nos mueve, nos da la vida y nos la hace más miserable cuando nos damos cuenta de que nunca estará a nuestro alcance. Todos los protagonistas de la semi-desconocida filmografía de James Gray la tienen: la promesa de una vida mejor (El sueño de Ellis), estar con la mujer soñada (Two Lovers), una vida tranquila al margen de problemas (La noche es nuestra)… Sin embargo, todos, o bien fracasan en el intento, o bien lo consiguen pagando un precio que tal vez no les termine de compensar. Por tanto, y aunque a priori no lo parezca, la figura histórica de Percy Fawcett y su incansable búsqueda de una ciudad de oro escondida en el Amazonas encaja perfectamente con la galería de soñadores con mala fortuna del cine de Gray, quien tras empezar la carrera en el noir y seguir por derroteros melodramáticos, llega al terreno del cine de aventuras sin perder un ápice de esa templanza clásica que lo ha caracterizado siempre y que lo ha encumbrado como el director más infravalorado de lo que llevamos de siglo.

The Lost City of Z3

Percy Fawcett llega por primera vez al Amazonas y se siente entre extrañado y atraído por esa selva frondosa y húmeda, pero, al igual que le ocurrió a Lawrence de Arabia en el desierto, termina haciéndola suya, su hábitat natural, aunque también sienta cierta culpa por dejar atrás, en Inglaterra, a su mujer y a sus hijos, con el constante temor de repetir los errores que su padre cometió con él. En los tres viajes que Percy realiza al Amazonas, Gray consigue esquivar la monotonía estructurándolos de tal forma que son como una inmersión cada vez más profunda en la obcecación del protagonista, quien se acerca a los aborígenes no desde la prepotencia de la superioridad blanca, sino desde el respeto y la curiosidad. Las expediciones no están exentas de peligros en forma de enfermedades, flechas, animales peligrosos y provisiones escasas, pero el realismo, la austeridad y, sobre todo, las contradictorias y pasionales pulsiones del protagonista imperan en una película con una atmósfera logradamente fantasmagórica y evocadora; de poco que te dejes atrapar por ella, acabarás tan embelesado como su protagonista.

LCOZ_4635.CR2

Charlie Hunnam no parecía el actor ideal para una película así (sustituye al inicialmente previsto Benedict Cumberbatch) pero lo cierto es que la lidera con templanza, carisma y empatía, manifestando de forma transparente el conflicto interior de su personaje. A su lado, un Robert Pattinson cada vez más camaleónico y Sienna Miller en el mejor personaje de “mujer de” con el que le ha tocado lidiar en los últimos años, demostrando una vez más que se le subestima demasiado. Nina es más que un mero símbolo del calor del hogar, es una mujer que termina por asumir que está adelantada a su tiempo, y dado que ella misma ha sido contagiada por las ansias de su marido por viajar y llegar hasta donde nadie había llegado antes, no está dispuesta a ser quien impida a sus seres queridos que intenten alcanzar esos sueños que ella se resignó a abandonar. De hecho, tan clave es el personaje de Miller para la narración, que Gray le dedica el poético, alegórico y devastador plano con el que cierra su película más ambiciosa hasta la fecha.

LCOZ_2406.CR2

Sin embargo, esa ambición no ha hecho que Gray traicione su forma de concebir el cine, y por ello Z, la ciudad perdida le parecerá anticuada y aburrida a muchos espectadores, porque es un filme que retrotrae a otra época, cuando no existía el apresuramiento que conlleva la era tecnológica en la que estamos inmersos. Esta película está hecha para recrearse en ella, en sus sonidos, luces, sombras, colores e imágenes, y para contagiarse del espíritu aventurero, curioso, vehemente y culto que caracteriza a su protagonista. Porque todos tenemos nuestro particular Z que alcanzar.

9/10

8/5/17

Negocio feliz

Poster El fundador

Dir.: John Lee Hancock
Int.: Michael Keaton, Nick Offerman, John Carroll Lynch, Laura Dern, Linda Cardellini, Patrick Wilson, B.J. Novak, Laura Denham
¿De qué va?: En los años 50, un vendedor de Illinois llamado Ray Kroc queda impresionado con el sistema de cadena de producción de una hamburguesería propiedad de los hermanos Richard y Maurice McDonald, así que decide invertir en él y convertirlo en una franquicia. Con el tiempo, Ray se hace con el poder de la empresa relegando a sus legítimos propietarios de ella.

Reseña: Una de las primeras rutinas que llevé a cabo desde mi más tierna infancia consistía en obligar a mis padres a que me llevasen cada domingo al McDonald’s para poder conseguir el regalo que venía en el Happy Meal. La comida era lo de menos, yo lo que quería era el juguete, y como siempre he sido un poco repelente con el tema alimentario, mi padre tenía que pedirme una hamburguesa que sólo trajera la carne y el pan. A mí me llamaba la atención que la preparación de esa hamburguesa tan básica llevase más tiempo que aquellas que traían de todo, pero eso es porque mi cabeza aún no había asimilado el concepto de cadena de producción que propició el éxito de McDonald’s desde sus comienzos; es más, puede que no lo haya entendido del todo hasta ahora.

El fundador

En la mejor escena de El fundador, los hermanos McDonalds buscan la mejor y más rápida fórmula para servir hamburguesas en una cancha de deporte, trazando con tiza la disposición de la cocina y dirigiendo los movimientos de sus empleados como si se tratase de una compleja coreografía de baile. Los hermanos le cuentan la clave de su éxito a Ray Krock, que tiene lo que les faltaba a ellos para triunfar por todo lo alto: ambición empresarial. Esta es la historia de un hombre que toma una idea brillante y la hace suya, la exprime, la prostituye y la tergiversa hasta tal punto que asume de forma natural que todo ha sido obra de él. Una fábula que expone que en la sociedad de capitalismo salvaje en la que vivimos lo importante no son las ideas, sino la forma en la que éstas se mercantilizan.

TF_D09_DM_03719.cr2

Ahora bien, el director John Lee Hancock ha rodado la película como si fuera una película sobre el sueño americano más, es decir, con un estilo amable, luminoso y acompañado de una música muy suave (y machacona), lo cual puede interpretarse de dos formas: o bien se ha rodado así para contrastar los valores de esfuerzo, dedicación y trabajo del American way of life con las tretas sucias y sibilinas de su supuesto héroe, o bien Hancock no tiene demasiada imaginación y se ha decantando por dirigirla igual que las más amables y blandas Al encuentro de Mr. Banks (2013) y The Blind Side (2009). De una forma u otra, lo cierto es que le falta la garra para que este satírico biopic, aun siendo tremendamente interesante y revelador, sea todo lo rotundo que podría haber sido con semejante material, una garra que sí posee Michael Keaton dando vida al oportunista/comadreja al que le debemos dar las gracias por esa comida basura que nos salva la vida y nos sabe mejor tras una intensa noche de fiesta.

7/10

6/5/17

La familia espacial bien, gracias

Poster Guardianes de la galaxia vol. 2

Dir.: James Gunn
Int.: Chris Pratt, Zoe Saldana, Dave Bautista, Vin Diesel, Bradley Cooper, Kurt Russell, Michael Rooker, Karen Gillan, Pom Klementieff, Elizabeth Debicki, Sean Gunn
¿De qué va?: Los Guardianes de la Galaxia continúan con sus aventuras por los confines del cosmos mientras aprenden a funcionar como una familia e intentan resolver el misterio de los verdaderos orígenes de Peter Quill, también conocido como Star-Lord.

Reseña: Muchos la pronosticaban como el primer gran fracaso de Marvel, pero la realidad fue muy diferente: Guardianes de la Galaxia recaudó 773 millones de dólares en todo el mundo y es a día de hoy la quinta película más taquillera del universo cinematográfico de la conocida como Casa de las Ideas. Es justo atribuir buena parte del mérito a su director, James Gunn, que supo articular una película sumamente divertida, carismática y libre dentro del apretado corsé de Marvel, además de hacer que medio mundo se encariñara con un árbol humanoide que sólo sabe decir su nombre y confiar en la incipiente madera de estrella de Chris Pratt cuando aún era un actor de comedia rechoncho. Normal que no hubiese alternativa a la vuelta de Gunn como director de la secuela, pese al reto que suponía para éste ofrecer una secuela a la altura de su predecesora, lidiando además con algo que no tenía en aquella ocasión: la presión de las expectativas.

Guardians Of The Galaxy Vol. 2

L to R: Nebula (Karen Gillan), Gamora (Zoe Saldana), Star-Lord/Peter Quill (Chris Pratt), Groot (voiced by Vin Diesel), Rocket (voiced by Bradley Cooper) and Drax (Dave Bautista)

Ph: Film Frame

©Marvel Studios 2017

Guardianes de la Galaxia Vol. 2. es íntegramente continuista en el tono, la estética, los personajes y la acción, o dicho en otras palabras: es una ‘space opera’ con múltiples referencias a la cultura pop de los 80 (algunas ciertamente impagables),  un colorido radicalmente opuesto a la oscuridad del cine de superhéroes “serio”, al ritmo de una cuidada y muy selectiva banda sonora de clásicos musicales, con personajes profundamente entrañables y escenas de acción alocadas de herencia ‘cartoon’. Esta secuela procura ser más grande y espectacular, al tiempo que indaga en los conflictos personales de los protagonistas que quedaron sin resolver en el anterior film, como la identidad del padre de Peter Quill, la enemistad entre Gamora y su hermana díscola, Nébula, o los problemas derivados del carácter asocial de Rocket, todo ello perfectamente enmarcado en la tesis general de la película: hemos formado una familia, pero tenemos que aprender a funcionar como tal.

Guardians Of The Galaxy Vol. 2..L to R: Rocket (Voiced by Bradley Cooper) and Groot (Voiced by Vin Diesel)..Ph: Film Frame..©Marvel Studios 2017

La dinámica y las subtramas funcionan tan bien que se podría haber prescindido perfectamente de la presencia del villano de turno y la consecuente lucha por salvar a la galaxia, y aunque algunos puedan considerar esa parte demasiado absurda, al menos no resulta tan inane como otras muchas películas del género superheroico. Por su parte, el reparto vuelve a funcionar como un reloj, y aunque es cierto que el auténtico roba-planos es el “no-se-puede-ser-más-adorable” Little Groot, todos los personajes, tanto los viejos conocidos como las nuevas incorporaciones, gozan de sus propios gags y sus momentos de lucimiento personal, evitando que ninguno quede en la sombra, si bien convendría destacar lo sorprendentemente divertido que es Dave Bautista y el especial vínculo que establece con el personaje de Mantis (Pom Klementieff).

Guardians Of The Galaxy Vol. 2

L to R: Drax (Dave Bautista) and Mantis (Pom Klementieff)

Ph: Film Frame

©Marvel Studios 2017

Este volumen 2 de Guardianes de la Galaxia demuestra que James Gunn entiende a la perfección tanto la forma en la que trasladar el cómic a la gran pantalla como las demandas del público. Compensa la ausencia del factor sorpresa de la original con escenas, gags y revelaciones elaboradamente creativas, y la película resulta intrínsecamente cómica pero deliberadamente dramática cuando necesita serlo para que la maquinaria empática funcione y enganchar emocionalmente al espectador. Gunn antepone los personajes y sus relaciones a la acción, a los villanos y a los planes globalizadores de Marvel, y esa es la razón por la que nos hemos encariñado tanto  y tan rápido con esta panda de marginados espaciales condenados a entenderse y a salvar la galaxia a su pesar.

8/10

2/5/17

Itinerario de estrenos de mayo 2017

Estrenos_Mayo


Z: La ciudad perdida:
Film de aventuras de corte clásico basado en la historia real de Percy Fawcett, un explorador británico que a principios del siglo XX se empeñó en encontrar una legendaria civilización escondida en el Amazonas. Dirige James Gray (El sueño de Ellis), produce Brad Pitt y encabezan el reparto Charlie Hunnam (La cumbre escarlata), Robert Pattinson (Life), Tom Holland (Capitán América: Civil War) y Sienna Miller (Vivir de noche). Ha tenido muy buenas críticas.
Estreno: 5 de mayo


El círculo: Adaptación cinematográfica de la novela homónima de Dave Eggers que versa sobre una muchacha que entra a trabajar en la empresa de internet más importante del mundo, la cual venera hasta que empieza a darse cuenta de que el innovador sistema operativo que ha desarrollado esconde un reverso muy tenebroso. James Ponsoldt (The End of the Tour) dirige la película, protagonizada por Emma Watson (La bella y la bestia) y Tom Hanks (Sully), con John Boyega (Star Wars: El despertar de la fuerza), Karren Gillan (Guardianes de la galaxia Vol. 2), Ellar Coltrane (Boyhood) y el recientemente fallecido Bill Paxton (Nightcrawler) en roles secundarios. La película se estrenó en Estados Unidos el fin de semana pasado con una respuesta de público y crítica bastante decepcionante.
Estreno: 5 de mayo


Alien: Covenant:
Secuela de Prometheus que vuelve a ser dirigida por Ridley Scott y que gira en torno a la tripulación de una nave colonial y al paraíso inexplorado que descubren en un remoto lugar de la galaxia, aunque pronto se darán cuenta de que no están solos, convirtiéndose su misión en una lucha por la supervivencia en un ambiente hostil y peligroso. Katherine Waterston (Animales fantásticos y dónde encontrarlos), Michael Fassbender (Assassin’s Creed), Demian Bichir (Los odiosos ocho), Carmen Ejogo (Selma), Billy Crudup (Jackie) y Danny McBride (Aloha) encabezan el reparto de esta película que promete parecerse más a Alien, el octavo pasajero, dar más repuestas sobre el origen de los bicharracos y complacer a aquellos que no quedaron especialmente satisfechos con Prometheus.
Estreno: 12 de mayo


Personal Shopper: Segunda colaboración del director galo Olivier Assayas y Kristen Stewart tras Viaje a Sils María, que le valió a esta última el César a la mejor actriz de reparto de 2014. En esta ocasión, Stewart encarna a Maureen, una joven que trabaja como ‘personal shopper’ de una celebridad en París, algo que detesta pero que le permite quedarse en la ciudad hasta que reciba una señal del espíritu de su hermano gemelo, recientemente fallecido, que le demuestre la existencia de un Más Allá. Assayas ganó el premio a mejor director ‘ex aequo’ en el Festival de Cannes del año pasado, aunque la película ha despertado sensaciones muy polarizadas.
Estreno: 19 de mayo
Reseña


El caso Sloane: Thriller judicial que se centra en la figura de Elizabeth Sloane, una estratega política que decide plantarle cara al lobby armamentístico estadounidense abogando por una ley de control de armas. Sin embargo, para ella la causa es lo de menos, pues lo importante es ganar a cualquier precio. John Madden (El nuevo exótico Hotel Marigold) dirige el film, cuyo guion firmado por el debutante Jonathan Perera formó parte de la Black List de los mejores libretos de Hollywood sin producir. Jessica Chastain (Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo) fue nominada al Globo de Oro a mejor actriz dramática por su interpretación, respaldada por un reparto que incluye a Mark Strong (Asesino contrainteligente), Gugu Mbatha-Raw (La bella y la bestia), Alison Pill (Snowpiercer), Jake Lacy (Carol), Michael Stuhlbarg (La llegada) y John Lithgow (The Crown). Cosechó buenas críticas, pero no demasiado entusiastas.
Estreno: 19 de mayo

1/5/17

Actor del mes: Charlie Hunnam

Charlie Hunnam2


Nombre completo:
Charles Matthew Hunnam

Fecha de nacimiento: 10 de abril de 1980

Lugar de nacimiento: Newcastle, Inglaterra (Reino Unido)

Filmografía destacada:

Papillon (2017)
King Arthur: Legend of the Sword (2017)

Z, la ciudad perdida (2017)
La cumbre escarlata (2015)
Hijos de la anarquía (Serie de TV) (2008 – 2014)
Pacific Rim (2013)
La huida (2012)
Frankie Go Boom (2012)
The Ledge (2011)
Hijos de los hombres (2006)
Hooligans (2005)
Cold Mountain (2003)
La leyenda de Nicholas Nickleby (2002)
La desaparición de Embry (2002)


Méritos:
Fue el elegido para dar vida al macho alfa de la saga de 50 sombras de Grey, pero para alegría de todas las fans que no le acababan de ver en el personaje, decidió apearse a tres semanas del comienzo del rodaje alegando razones personales y una agenda demasiado apretada. Así fue como Charlie Hunnam perdió la oportunidad de un lanzamiento directo al estrellato cinematográfico tras darse a conocer  en la pequeña pantalla liderando a los Hijos de la Anarquía durante siete años. Sin embargo, Hollywood no iba a dejar pasar la oportunidad de poner a prueba a uno de los actores más atractivos de la última cantera británica, de ahí que lo vayamos a tener esta temporada por partida doble en sendas películas de aventuras de estilo radicalmente opuesto.

Empezando por el enfoque clásico, llegará en primer lugar a los cines Z. La ciudad perdida, el nuevo trabajo del siempre interesante James Grey (Two Lovers, La noche es nuestra), en la que Hunnam da vida al explorador Percy Fawcett, que dedicó los últimos años de su vida a buscar una ciudad perdida en el Amazonas. En segundo lugar, y con un toque mucho más moderno, el próximo mes de agosto nos volveremos a encontrar al actor en los cines españoles como protagonista de Rey Arturo: La leyenda de Excalibur, una nueva e hiperbolizada versión del mito de la mano de Guy Ritchie (Sherlock Holmes) que aspira a ser el comienzo de una lucrativa franquicia, siempre y cuando dé la talla en taquilla. Así es como Charlie Hunnam aspira a convertirse en el héroe de la cosecha cinematográfica de 2017 y triunfar donde otros se quedaron cortos (te miramos a ti, Taylor Kitsch), con una nueva versión de Papillon guardada en la recámara y sin miedo a que lo comparen con el protagonista de la original, nada menos que Steve McQueen. Todo un valiente merecedor de empuñar  la Excalibur, y con la actitud y el porte necesarios para abrirse camino en la gran pantalla.

The Lost City of Z


Extras:


Tráiler de Z. La ciudad perdida

Tráiler de King Arthur: Legend of the Sword

Entrevista sobre Sons of Anarchy

Entrevista sobre Pacific Rim

Entrenamiento para King Arthur

28/4/17

O.C: Todo en un día (1986)

Poster Todo en un dia

¿De qué va?: Ferris Bueller es un joven de 17 años especialista en saltarse las clases del instituto sin que le pillen. Ferris aprovecha la confianza que sus padres tienen depositada en él para preparar un último día de diversión antes de la graduación junto a su mejor amigo y su novia. No obstante, tanto el director de su instituto como su hermana están dispuestos a desenmascararlo y desbaratar sus planes.

Reputación: John Hughes se inspiró en sus propios años de instituto para escribir el guion de Todo en un día (Ferris Bueller’s Day Off), sobre todo en su amigo Bert Bueller, quien al parecer era tan rebelde como el protagonista de la cinta. Actores como Jim Carrey, Johnny Depp, Tom Cruise, Robert Downey Jr. y Michael J. Fox fueron considerados para encarnar al protagonista, pero al final el elegido fue Matthew Broderick, quien en realidad ya era el favorito de Hughes mientras escribía el libreto, trabajo que apenas le llevó 6 días en completar. Con un presupuesto de 6 millones de dólares, la película llegó a recaudar 70, alzándose como la décima película más taquillera de 1986. Se pensó en rodar una secuela durante varios años, con Ferris en la universidad o trabajando en algún sitio, pero la idea fue finalmente desechada. Broderick sentía que la película no necesitaba una secuela, pues versaba sobre un período de tiempo y un lugar específicos que a todos nos gustaría revisitar pero que no necesitaba una actualización. El año pasado, para celebrar el 30º aniversario del estreno de la película, un grupo de fans organizó el Ferris Fest en Chicago, con la proyección de la película, una ronda de preguntas y respuestas con algunos de los actores, la visita a los lugares donde se rodó o la recreación del número musical en el que el protagonista cantaba el Twist and Shout de The Beatles.

MCDFEBU EC004

Comentario: Probablemente, no haya existido director que entienda mejor lo que implica ser un adolescente en Estados Unidos que John Hughes. Aunque haya llovido mucho desde que se estrenasen sus clásicos juveniles y ahora la edad del pavo gire en torno a los móviles, los selfies, las redes sociales y demás (¿el baile de graduación seguirá vigente?), lo cierto es que ese espíritu rebelde y vivaz que recorre la película de principio a fin es algo atemporal, aunque puede funcionar más entre los adultos nostálgicos que añoren los últimos días de instituto, cuando todo parecía posible y el mundo parecía estar arrodillado ante nuestros pies, que en los adolescentes que se encuentren en ese momento preciso de la vida que no sabrán apreciar hasta que experimenten ese fastidio conocido como “madurez”. Todo en un día no es tan icónica como El club de los cinco pero se queda cerca, siendo como todas las comedias juveniles de John Hughes un retrato divertido, honesto y con un cariño inmenso hacia sus personajes sobre la alegría de vivir y el desconcierto propios de los años de instituto.

Próximo visionado: Lawrence de Arabia (1962)

26/4/17

El muerto y ser feliz

Poster Swiss Army Man

Dir.: Daniel Kwan, Daniel Scheinert
Int.: Paul Dano, Daniel Radcliffe, Mary Elizabeth Winstead
¿De qué va?: Hank es un náufrago atrapado en una isla desierta que un día se topa con un cadáver en la orilla que le ayudará a volver a casa, y con el entablará una extraña amistad.

Reseña: ¿Siguen haciendo gracia los chistes de pedos cuando uno se hace mayor? Recuerdo haber llorado de la risa en la escena aquella de El profesor chiflado (1996) en la que la cena familiar del protagonista se acaba convirtiendo en una orquesta de pedos, pero puede que llegue un momento de la vida en el que las flatulencias dejan de ser tan infaliblemente graciosas para cumplir otro tipo de funciones, como la de marcar el momento en el que se ha alcanzado el nivel máximo de intimidad con la pareja. Todos nos tiramos pedos, pero éstos siguen siendo sinónimos de guarro, zafio y simplón, y quizás por eso se produjo una desbandada de espectadores en la proyección de Swiss Army Man en el Festival de Sundance; básicamente porque, nada más comenzar la película, un náufrago crea una lancha a motor con un cadáver pedorro…

Swiss Army Man

La verdad sea dicha, un comienzo así no inspira demasiada confianza en lo que está por llegar. Sin embargo, la ópera prima de la pareja de cineastas conocida como The Daniels es algo más que la bizarra mezcla de Náufrago (2000) y Este muerto está muy vivo (1989) que promete ser; el náufrago, Hank, emprende el camino de vuelta a casa con la ayuda del cadáver, Manny, quien va recobrando las funciones psicomotrices de su cuerpo conforme descubre lo que implica estar vivo a través de los recuerdos de Hank y de los teatrillos que monta éste para que los experimente como si estuviera allí. Todo muy del sello ‘indie-cool’ de Sundance, todo muy excéntrico, pero si se consigue superar el recelo inicial, se obtiene a cambio una comedia agridulce profundamente original, entrañable, vitalista y humanista en la que los pedos empiezan dando asco y terminan emocionando. Tal cual.

Swiss Army Man3

Swiss Army Man no es sólo una de las historias de supervivencia más extrañas con la que nos podemos topar, sino también una de las buddy movies más cálidas y tiernas que jamás se hayan hecho. El ‘bromance’ que se forja entre Hank y Manny es el auténtico motor de la película, estimulado por la química y las excelentes interpretaciones de Paul Dano y Daniel Radcliffe; este último, por cierto, realiza el trabajo más meritorio y memorable de su carrera ‘post-Harry Potter’ clavando al muerto en sus expresiones faciales, movimientos y voz conforme recupera la vida. La banda sonora, en la que también participa la pareja protagonista, es asimismo algo digno de elogio de esta película que, cuando parece que no puede molar más, tiene a Mary Elizabeth Winstead como representación del idealismo romántico y meta de la odisea. Así pues, lo que parecía una comedia absurda sin mucho fuste, acaba revelándose como un viaje único e irrepetible hacia la felicidad vital que viene a confirmar lo que nos decía el refrán: mejor pedorrear que reventar.

8/10

24/4/17

Alma en pena cautiva

Poster Personal Shooper

Dir: Olivier Assayas
Int.: Kristen Stewart, Lars Eidinger, Sigrid Bouaziz, Anders Danielsen Lie, Ty Olwin, Nora von Waldstätten, Audrey Bonnet, Pascar Rambert
¿De qué va?: Maureen es una joven que trabaja como personal shopper de una celebridad en París. Aunque el trabajo no le gusta, rechaza la idea de abandonar la ciudad hasta que pueda contactar con el espíritu de Lewis, su hermano gemelo fallecido. Mientras espera a que Lewis se manifieste, Maureen empieza a recibir extraños mensajes de móvil anónimos.

Reseña: Hoy en día, los únicos que permanecen escépticos ante el talento interpretativo de Kristen Stewart son los que no han visto sus películas desde que concluyó la saga de Crepúsculo. De lo contrario, sabrían que aquella aparente estrella desganada se ha convertido en una de las actrices más interesantes del panorama cinematográfico, gracias a su buen tino a la hora de escoger proyectos,  lo cual la ha conducido, entre otros logros, a coronarse como la primera actriz estadounidense en ganar un César (el Goya del cine francés). Lo hizo por Viaje a Sils María, en la que estableció un vínculo tan potente con su director, Olivier Assayas, que ambos han vuelto a repetir en Personal Shoppert, una obra tan desconcertante e imperfecta como seductora.

Personal Shopper1

A Assayas le gusta jugar con las expectativas del espectador y hacerlo rabiar. Ya lo hizo con el desenlace del personaje de Stewart en Viaje a Sils María y lo vuelve a hacer en su segunda colaboración con la joven actriz. En su primer tramo, Personal Shopper parece una versión europea de Entre fantasmas, aquella serie a mayor gloria de Jennifer Love Hewitt en la que ésta hablaba con espíritus mientras lucía modelitos. Aquí, la protagonista, Maureen, espera a que su hermano le mande una señal de que existe el Más Allá mientras se dedica a elegir vestidos para una celebrity siempre ausente. Poco después de que la trama alcance un bochornoso clímax esotérico, la película cambia de tercio para mutar en un psico-thriller donde Maureen construye una sorprendente relación personal con un acosador anónimo que le escribe mensajes de texto. Ambas partes de la historia, tan aparentemente incompatibles, acaban conectando a través de la exploración del luto y la búsqueda del bienestar con la identidad propia que se realiza a través del personaje de Maureen, y es el magnetismo que desprende la interpretación de Stewart lo que hace que el film se mantenga a flote incluso cuando bordea el absurdo.

Personal Shopper3

Kristen Stewart no es Meryl Streep, ni falta que le hace. Conoce sus limitaciones y ha aprendido a jugar con ellas, a tensarlas hasta descubrir nuevos recovecos. Su apariencia andrógina, su timidez, sus ojeras perpetuas y su mirada desencantada aportan autenticidad tanto a la aflicción que siente Maureen ante la ausencia de su hermano como a la excitación que le reporta el peligro del vínculo que establece con el extraño que la empuja a salir de su zona de confort, a reconocerse a sí misma en ese mundo el que, paradójicamente, no se reconoce. Si bien es fácil sentir en el desenlace que Assayas nos ha intentado tomar el pelo y que sus giros de guion son tan sutiles como un elefante entrando en una cacharrería, la sensación que permanece es la de haber sido testigos del íntimo, enigmático y sugestivo proceso de liberación de una ‘rara avis’ que consigue escapar de la bandada en la que ha estado atrapada para encontrar la paz consigo misma.

7/10