1/1/17

Actor del mes: Ryan Gosling

Ryan Gosling14


Méritos: Hace cuatro años se dispararon todas las alarmas: Ryan Gosling corría peligro de convertirse en una caricatura de sí mismo. Demasiados papeles seguidos de tipo inexpresivo que luce cazadoras como nadie. Tampoco le sentó especialmente bien tomarse un descanso de la interpretación para sacar adelante su ópera prima como director, Lost River, que fue abucheada en Cannes, si bien congregó un pequeño pero entusiasta grupo de defensores. Ya en 2016, Gosling volvió al redil, demostrando que sigue teniendo madera de estrella cortando de raíz su creciente fama de actor inexpresivo a través de una de las mejores (y más infravaloradas) actuaciones cómicas del año: el  detective venido a menos al que dio vida en Dos buenos tipos.

El 2017 no va a ser el año de consagración de Ryan Gosling; eso ya ocurrió tiempo atrás, pero sí que va a ser en el que fortalezca su tirón entre el público y el favor de la crítica. Por lo pronto, tiene casi segura su segunda nominación al Oscar por La La Land, el aclamado musical de Damien Chazelle que confirma que él y Emma Stone forman la pareja cinematográfica del siglo XXI, al igual que lo fueron Fred Astaire y Ginger Rogers o Spencer Tracy y Katharine Hepburn en el cine clásico. Sin embargo, su prueba de fuego llegará en octubre, cuando estrene Blade Runner 2049, puesto que tanto la película como su actuación van a ser analizadas con lupa por los fans del clásico de Ridley Scott. Y entre medias, lo veremos en Weightless, el nuevo film de Terrence Malick, junto con un reparto espectacular (Christian Bale, Natalie Portman, Cate Blanchett, Michael Fassbender, Rooney Mara, Benicio Del Toro…). Siempre y cuando Malick no lo elimine del metraje, claro. Muy loco tendría que estar para recortar su participación en el año en el que Gosling por fin abraza el estrellato. Ya no hay marcha atrás.

Gosling La La Land



Las 5 mejores versiones de Ryan Gosling

5. Lars Lindstrom (Lars y una chica de verdad, 2007)

En esta película, Gosling nos convenció de que puede pasar por el tonto del pueblo, que se puede tener como novia una muñeca hinchable sin ser un pervertido, consiguiendo que todos les vecinos le sigan el juego sin reírse de él a sus espaldas, y que hasta podamos sentir cariño por uno de los elementos estrella de las despedidas de solteros. La película consigue reavivar el espíritu del cine de buenos sentimientos de Frank Capra a través de una fábula sobre la soledad y el absurdo de la categorización de la normalidad, mientras que su protagonista brinda la interpretación más tierna y entrañable de su carrera.

Lars and the real girl


4. The Driver (Drive, 2011)

El personaje de conductor sin nombre que intenta proteger lo único bueno y hermoso que hay en su mundo, aunque sea a costa de sacar todo el instinto violento que lleva dentro, es de los que marcan la carrera de un actor. Por ello, no es de extrañar que Gosling lo haya emulado en Cruce de caminos y Sólo Dios perdona con peor fortuna, pero eso no desmerece lo icónico que resulta la cazadora del escorpión grabado (su animal espiritual) y la imagen de él conduciendo de noche por las avenidas de Los Angeles mientras escucha A Real Hero. No todos los héroes que salvan a la chica pueden quedarse con ella.

Drive


3. Holland March (Dos buenos tipos, 2016)

Si bien la química con Russell Crowe funcionaba a las mil maravillas en este revival del ‘pulp noir’, Gosling consiguió eclipsar a su compañero de reparto sacando a relucir su vena más payasa, a través de una serie de caretos, gestos y sonidos desternillantes que contarían con el beneplácito de Buster Keaton. Su detective venido a menos que sufre mil y un calamidades, pero con la suerte de tener una hija más avispada que él, demuestra que lo mejor que se puede hacer en tiempos oscuros es reírse, encajar los golpes y volverse a levantar.

Dos buenos tipos

 
2. Dean (Blue Valentine, 2010)

Lo siento por aquellos que quisieron ver en el film de Derek Cianfrance una secuela espiritual de El diario de Noa. Aunque Gosling vuelva a demostrar sus dotes de seducción tocando un ukelele, Blue Valentine no es una historia de amor, sino sobre el desamor. Porque hay cosas que, por mucho empeño que se ponga, son imposibles de recomponer, persistiendo el dolor en el recuerdo. Por eso, cuando en un acto de ira, el personaje de Gosling se quita su anillo de casado y lo tira,para acto seguido ponerse a buscarlo, se produce el momento más triste y significativo de toda la película.

Blue Valentine


1. Dan Dunne (Half Nelson, 2006)

“Consejos doy, para mi no tengo”. Gosling consiguió su prima y única nominación al Oscar hasta la fecha por esta pequeña película en la que da vida a un profesor que enseña a sus alumnos sobre la repercusión de los cambios que alteraron el transcurso de la historia del mundo, aunque él no sea capaz de llevarlos a cabo en su propia vida. La preocupación por una de sus alumnas, así como la complicidad que establece con ella, podría ser el motor que impulse que este pobre diablo deje de estar tan perdido en la vida. Nada de afectación, ni de poses, ni de miradas de seducción; es la confusión y la simpatía contenidas en su taciturna mirada donde se encuentra la clave del mejor Gosling hasta la fecha.

Half Nelson


Extras

Tráiler de La La Land

Tráiler de Blade Runner 2049

‘City of Stars’ – Un clip de La La Land

Entrevista sobre La gran apuesta

Dead Man’s Bones – In the Room Where You Sleep

Drunk History Christmas

Ryan Gosling’s Acting Range