20/9/15

Colocón frustrado

Poster American Ultra

Dir.: Nima Nourizadeh
Int.: Jesse Eisenberg, Kristen Stewart, Topher Grace, Connie Britton, Walton Goggins, John Leguizamo, Tony Hale, Bill Pullman
¿De qué va?: Mike Howell es un joven porreta cuya única motivación en la vida es estar junto a su novia, Phoebe, en la pequeña y aburrida ciudad en la que viven. Un día, su vida da un vuelco cuando el misterioso pasado de Mike viene para perseguirlo y se convierte en el blanco de una operación gubernamental que pretende neutralizarlo.

Reseña: Una película cuyo argumento parece un híbrido entre la acción desmemoriada de la saga de Bourne y la comedia de fumetas a lo Dos colgaos muy fumaos sólo puede provocar dos reacciones: rechazo (imagino a varios de mis amigos bramando ¡chiquita bastada!) o entusiasmo ante una posible obra de culto de la comedia cafre. Sin embargo, American Ultra no resulta ser todo lo disparatada que prometía, de hecho, está bastante domesticada, por lo que puede que convenza más a aquellos que a priori la consideran absurda antes que a los que esperan una descacharrante orgía de porros y sangre.

American Ultra3

Con cierta vocación de novela gráfica, implícita en los villanos caricaturescos y la forma en la que brota la sangre de los cuerpos, el filme cumple con el mínimo de lo que se puede esperar de su atractiva premisa, con apenas momentos cómicos y secuencias de acción rutinarias en las que lo más destacado es el uso letal que se hace de diferentes objetos de cocina; el mejor ‘set-piece’, un plano secuencia en el supermercado donde trabaja el protagonista, da la impresión de que ya lo hemos visto en ocasiones anteriores, este mismo año en Kingsman: Servicio secreto, con mayor despliegue de medios, eso sí. Entretenida es, desde luego, pero el guión de Max Landis, que estuvo más atinado en Chronicle, alterna con facilidad la comedia, la acción y el romance, pero no contiene nada que haga a la película especialmente memorable.

American Ultra

Jesse Eisenberg y Kristen Stewart vuelven a desplegar la química que comparten tras la muy recomendable Adventureland. Resultan entrañables en su historia de amor, sobre todo ella, pero sus personajes no les exigen demasiado esfuerzo más allá de las escenas de acción. Los secundarios también cumplen la papeleta, con un desmadrado Topher Grace, Connie Britton y su característico instinto maternal (y su pelazo) y Walton Goggins como sicario desdentado y protagonista sorpresa de uno de los momentos más tiernos de la película. Los animados créditos finales gozan de toda la parafernalia lisérgica de la que carece la película, que ni entusiasma ni cabrea, sólo deja indiferente, que es peor.

5/10