12/1/14

Camino a la derrota

Poster A proposito de Llewyn Davis

Dir.: Joel Coen, Ethan Coen
Int.: Oscar Isaac, Carey Mulligan, Justin Timberlake, John Goodman, Garrett Hedlund, F. Murray Abraham, Adam Driver
¿De qué va?: Llewyn Davis es un cantautor de música folk que vive en el Greenwich Village de los años 60. Con su guitarra a cuestas, sobrevive gracias a la ayuda de sus amigos, que se van turnando a la hora de acogerlo cada noche en sus casas, hasta que a Llewyn le llega la oportunidad de hacer una prueba para un gran magnate de la música.

Reseña: El cine, como máquina de sueños, nos ha inculcado desde pequeños que todo, por muy increíble que sea, puede hacerse realidad. Que si nos esforzamos podemos conseguir todo lo que nos propongamos para tener un final feliz y así comer perdices hasta empacharnos. Ahora más que nunca, la gente necesita un chute de optimismo para creer que las cosas irán a mejor, por eso casi todo el mundo sale de ver La vida secreta de Walter Mitty con una sonrisa de oreja a oreja y, por eso también, A propósito de Llewyn Davis está condenada a la incomprensión del gran público, porque está tan pegada a la realidad que incomoda.

Inside Llewyn3

Y la realidad que nos dan los hermanos Coen es gris y fría como la invernal Nueva York donde transcurre una historia que no está exenta de las situaciones surrealistas y los personajes excéntricos marca de la casa, lo cual aporta a esta Odisea circular un especial toque humorístico que acentúa la amargura del gran antihéroe, Llewyn Davis. Este hombre tiene talento y podría llegar muy alto, pero es incapaz de luchar por su futuro porque apenas puede cuidar y mantener lo poco que tiene en el presente. Los Coen no quieren que simpaticemos con él, porque siempre se nos muestra antipático, egoísta y como un auténtico desastre, pero sí que lo acompañemos en su particular bajada a los infiernos y nos contagiemos de su desolación.

Llewyn Davis2

También es gracias a Oscar Isaac que nos interesemos por el devenir de Llewyn Davis, pues el actor realiza una interpretación más que notable y se muestra muy solvente a la hora de  transmitir con su voz y su guitarra toda la tristeza contenida en el estupendo repertorio de canciones folk de la película; la escena de la grabación del tema ‘Please Mr. Kennedy’ con Adam Driver a los coros resulta impagable. Los demás integrantes del reparto tienen aportaciones pequeñas, personajes que en algún momento le dan la mano a Llewyn, le ponen la zancadilla o le tiran los trastos a la cabeza, entre los que habría que destacar las intervenciones de Carey Mulligan, John Goodman y Justin Timberlake.

Llewyn Davis

Mención aparte merece el precioso gato naranja que acompaña a Llewyn a lo largo de buena parte de su periplo, protagonizando algunas de las escenas más divertidas y destacadas del filme. El trabajo de fotografía de Bruno Delbonnel también es una gozada, pues retrata las frías calles y los lúgubres pero cálidos interiores como si de una postal antigua se tratase y le da un plus de melancolía a esta historia que no es otra cosa que una oda al fracaso, personificada en un tipo que, ya sea por mala suerte, orgullo, o torpeza, no puede escapar del círculo vicioso en el que está atrapado. Un caramelo amargo que resulta ser una de las películas más redondas y sensibles de los hermanos Coen, al menos para el que esto escribe.

8’5/10