29/10/16

Legado emocional

Poster Verano en Brooklyn

Dir.: Ira Sachs
Int.: Theo Taplitz, Michael Barbieri, Greg Kinnear, Paulina García, Jennifer Ehle, Alfred Molina, Talia Balsman, Clare Foley
¿De qué va?: Jake es un joven de 13 años que acaba de perder a su abuelo, por eso, su familia se traslada a la casa que el anciano tenía en Brooklyn. Allí Jake entablará amistad con Tony, hijo de una inmigrante chilena que tiene una tienda en la planta de abajo del edificio. El problema vendrá cuando los padres de los chicos empiecen a discutir por el alquiler del local.

Reseña: La situación con la que arranca el último film de Ira Sachs remite a su título original, Little Men, y a todos nuestras infancias, a aquella vez en la que se murió un ser querido y no nos lo decían, creyendo que los niños encajan peor la pérdida que los adultos, cuando en realidad son esos hombrecitos y mujercitas los que suelen demuestran una mayor entereza que sus mayores. Verano en Brooklyn es, al igual que el anterior film de Sachs, El amor es extraño, una historia pequeña y cotidiana que no fuerza ni el drama ni la comedia y que, en líneas generales, parece no contar nada ante la ausencia de grandilocuencia y catarsis, porque todo su contenido y sus lecturas se trasmiten a través de matices, gestos y detalles aparentemente anodinos.

Little Men3

La película se centra en la amistad honesta, sencilla y limpia que se crea entre dos niños a las puertas de la adolescencia, así como en su reacción al conflicto que se produce entre sus progenitores. Un conflicto tan sencillo como imposible de solucionar sin que una de las partes salga perjudicada: el aumento del precio de alquiler de un local que no puede asumir la actual arrendataria, pero sin el cual la familia propietaria no podría subsistir. Ninguna de las partes tiene la razón absoluta, ambos exponen sus argumentos, pero también se muestran mezquinos a la hora de intentar doblegar la postura del contrario. Aunque son los niños los que quieren revertir la situación haciendo un pacto de silencio, serán ellos los que acaben viéndose afectados, por algo que podría considerarse ley de vida: la transmisión de valores, miedos, prejuicios, tabúes, etcétera, que se transmiten de generación en generación. La metáfora perfecta es recreada en una discoteca que abre en horario infantil para que los chavales vayan a recrear las conductas sociales que asumirán, ya con alcohol mediante, en los años venideros.

Little Men2

Reforzada por una duración muy ajustada y unas interpretaciones estupendas, entre las que destaca el joven Michael Barbieri (toda una revelación) y el aplomo de Paulina García, felizmente alejada del arquetipo del inmigrante latino en Estados Unidos, Verano en Brooklyn es el vehículo tremendamente natural y realista con el que Sachs expone su tesis de que hacerse mayor implica dejar atrás la pureza, la sencillez y el optimismo de la niñez para abrazar la torpeza emocional de los adultos. Consiste en darse cuenta que alcanzar los sueños y planes de futuro no será tan fácil como creíamos, que la vida no es justa y que todos no somos iguales ni tenemos las mismas oportunidades a nuestro alcance. Que seamos capaces o no de revertir esa situación para que no nos convirtamos en unos miserables lo dejamos para otra película.

7/10