14/6/15

El crepúsculo de las diosas

Poster Viaje a Sils Maria

Dir.: Olivier Assayas
Int.: Juliette Binoche, Kristen Stewart, Chloë Grace Moretz, Lars Eidinger, Johnny Flynn, Brady Corbet, Angela Winkler, Hanns Zischler
¿De qué va?: A los 18 años, la carrera como actriz de María Enders despegó al interpretar en el teatro a Sigrid, una joven ambiciosa y encantadora que ocasiona el suicido de Helena, una mujer que se enamora de ella. Veinte años más tarde, a María le ofrecen interpretar nuevamente la pieza, pero esta vez encarnando a Helena. Con la ayuda de su asistenta, Valentine, María intentará comprender y meterse en la piel de un personaje que detesta.

Reseña: Michael Keaton no fue el único actor que interpretó el año pasado una versión análoga de sí mismo en el cine; Olivier Assayas escogió a Juliette Binoche y a Kristen Stewart para la historia de una reputada actriz europea que se muestra escéptica cuando debe compartir escenario con la nueva estrella joven de Hollywood, una chica cuya vida personal está salpicada de escándalos y que ha protagonizado un blockbuster de superhéroes. Cambiamos a los superhéroes por vampiros y hombres lobo y… bueno, el símil salta a la vista.

Viaje a sils maria

No obstante, el papel de la actriz pujante lo encarna Chlöe Grace-Moretz, mientras que Stewart encarna a la asistenta personal de la protagonista, Binoche, con la que mantiene una relación en la que la realidad y la ficción se confunden en paralelo a los ensayos de la obra de teatro de esta última. Viaje a Sils María es una película con ecos de Persona y Eva al desnudo y con múltiples lecturas y capas: aborda las inseguridades de una actriz madura con miedo a convertirse en lo que siempre ha odiado y a pasar al olvido debido a su edad como tantas otras en el mundo del espectáculo, de la relación dependiente (y fácilmente intercambiable) que las estrellas mantienen con sus asistentes personales, del circo que se monta cuando se prioriza la polémica por delante del arte y de cómo la percepción que podemos tener sobre una obra puede cambiar con el tiempo o desde el ángulo en el que la miremos.

Viaje a sils maria2

En ese sentido, Assayas realiza un ejercicio metacinematográfico tanto al dejar a disposición del espectador las herramientas necesarias para que éste ordene las piezas y saque sus propias conclusiones sobre la historia como al dejar que la vida real de sus actrices forme parte de la ficción, algo que queda perfectamente ejemplificado en la escena en la que el personaje de Kristen Stewart defiende la complejidad psicológica implícita en los blockbusters ante una atónita Juliette Binoche (quien, por cierto, rechazó dos veces participar en la saga Jurassic Park). Binoche está magnífica, capta a la perfección el conflicto de su personaje y realiza un portentoso ‘tête-à-tête’ con Kristen Stewart, estupendamente natural, magnética y carismática. Normal que los franceses se hayan enamorado de ella otorgándole el César (el primero a una actriz norteamericana); éste debería ser el punto de inflexión de su carrera. Chloë Grace-Moretz queda relegada a un discreto segundo plano, pero cuando gana presencia hacia el final de la película lo aprovecha al máximo.

Viaje a sils maria3

Como objeto de análisis, Viaje a Sils María tiene muchísimo jugo a nivel narrativo, representativo, comunicativo, lingüístico… es verdaderamente fascinante. Como película de evasión, resulta bastante fría y distante, pero porque no le interesa jugar en esta liga. El empeño de Assayas por cerrar con fundidos a negro escenas inacabadas y dejar varios cabos sueltos puede resultar muy frustrante, pero lo que no se puede negar es la buena mano que ha tenido para dirigir a su trío de actrices, y con sólo verlas en acción merece la pena ver la película sin necesidad de bucear en su rico interior, aunque sería una lástima quedarse en la superficie.

7’5/10