14/5/16

Equidad para todos y para todas

Poster Freeheld

Dir.: Peter Sollett
Int.: Julianne Moore, Ellen Page, Michaen Shannon, Steve Carell, Josh Charles, Luke Grimes, Mary Birdsong, Dennis Boutsikaris
¿De qué va?: A Laura Hester, condecorada policía de Jersey, le diagnostican cáncer, y quiere dejar su pensión ganada durante años a su pareja de hecho, Stacie. Sin embargo, los funcionarios del condado deniegan su petición, dando pie a una batalla por conseguir la igualdad.

Reseña: Existen pocas armas de doble filo en el cine como el “basado en hechos reales”. Si bien existe un sector del público que se muestra muy entusiasta ante las películas que parten de historias reales “más grandes que la vida” y consideran que son buenas per se, también es cierto que en general este subgénero transmite cada vez más pereza por el escaso margen de maniobra que padece narrativa y estéticamente, además de ejercer no tanto una función informativa y de difusión como de vehículo de lucimiento de los actores involucrados, normalmente estrellas que ven aquí la oportunidad perfecta para demostrar su valía y de paso ganarse unos cuantos premios.

DSC_4314.NEF

La mayor baza de Freeheld, Julianne Moore, ya ganó todos los galardones habidos y por haber con Siempre Alice el año pasado, y para más inri encarnando asimismo a una persona enferma, por lo que el film no fue tenido en cuenta en la última temporada de premios. Quizás el emotivo tema que canta Miley Cyrus en los créditos finales tendría que haber tenido mejor suerte, pero ya está. Freeheld es una película tan bienintenciada como inofensiva y convencional. Consta de una primera parte bastante anodina, en la que se nos presenta la forma en la que se conocieron Laurel y Stacie y cómo la primera escondía su condición sexual por miedo a que afectase a su proyección profesional, para luego mejorar sustancialmente cuando entra en el meollo de la cuestión, con la lucha por conseguir los mismos derechos de pensión para las parejas de hecho, abordando temas como el miedo a no ser aceptados por lo que somos, el terrible sistema sanitario americano o las secuelas de vivir en una sociedad que se rige, aún a día de hoy, por el patriarcado más rancio.

DSC_3871.NEF

La película tontea con el ‘porno drama’ y el exceso a través del entusiasta (y un tanto oportunista) abogado judío al que encarna Steve Carell, además de añadir un par de clichés para reforzar la historia, como ese compañero de policía armarizado. Sin embargo, su estrategia de manipulación funciona, por lo que resulta muy fácil dejarse llevar y contagiarse de la emoción y el espíritu combativo de la historia de Laurel y Stacie. Si bien la interpretación de Ellen Page no pasa de correcta, son Julianne Moore y Michael Shannon quienes realizan los trabajos más destacables del conjunto. Moore revalida su habilidad para transmitir tanto fuerza como vulnerabilidad mientras una enfermedad terrible la consume, y Shannon traza con convicción y sin trampas un personaje que consigue vencer su hermetismo y su aparente antipatía por conseguir justicia para su compañera y amiga. Que sí, que se le ven las costuras, pero Freeheld reúne suficientes ingredientes como para destacar en la programación de sobremesa para la que parece estar destinada.

6/10