17/8/14

Las distinguidas miserias humanas

Poster Las dos caras de enero

Dir.: Hossein Amini
Int.: Viggo Mortensen, Kirsten Dunst, Oscar Isaac, Daisy Bevan, David Warshofsky, Yigit Özsener, Omiros Poulakis
¿De qué va?: En 1962, una glamurosa pareja americana formada por el carismático Chester y la joven y bella Colette, conoce en medio de una visita a la Acrópolis a un joven estadounidense que trabaja como guía turístico, lo cual aprovecha para estafar a las turistas ricas. Atraído por la belleza de Collette y por el dinero y la sofisticación de Chester, Rydal acepta una invitación a cenar, lo que le lleva a implicarse cada vez más en unos acontecimientos siniestros de los que no podrá liberarse.

Reseña: Si Drive era un revival del cine urbano y noir de los 80, la ópera prima de su guionista, Hossein Amini, es otro viaje al pasado, al thriller  del Hollywood clásico en el que las relaciones entre los personajes, esencialmente manipulativas, son el motor de la acción. No en vano, la novela en la que se ha basado Amini es de Patricia Highsmith, autora de dos obras negrísimas, Extraños en un tren y El talento de Mr. Ripley, que también han sido llevadas a la gran pantalla . Esta última es la referencia más cercana a Las dos caras de enero, no sólo porque la dirección de Amini se asemeje bastante a la del fallecido Anthony Minguella, sino porque ambas abordan el crimen y los bajos instintos del ser humano en un ambiente foráneo, pulcro, y aristocrático.

Las dos caras de enero2

Los dos protagonistas masculinos de la historia son delincuentes, pero a diferente escala. Mientras uno se conforma con el dinero que le pueda sacar a los crédulos turistas que visitan Grecia, el otro estafa grandes sumas de dinero a ricachones americanos. Un crimen les obliga a realizar una escapada juntos en la que las reminiscencias paternofiliales y el triángulo amoroso que se forma con la esposa del segundo conduce a la desconfianza, las mentiras y las tensiones entre los tres individuos, hasta que la situación explota y se desencadena la tragedia. Amini hila fino el tejido de las relaciones entre sus personajes hasta ese momento clave que se produce a mitad de película, pero a partir de entonces la trama toma caminos más convencionales y la película acaba perdiendo fuelle.

Las dos caras de enero

Afortunadamente, el filme cuenta con tres pilares fundamentales que sostienen férreamente la historia con su magnetismo y hábiles interpretaciones. Viggo Mortensen, Oscar Isaac y Kirsten Dunst conforman un trío protagonista tan atractivo como potente, manejándose perfectamente en la ambigüedad, las inseguridades y los conflictos tanto internos como externos de sus roles. Amini los viste de punta en blanco, los filma rodeados de la cálida belleza de los paisajes griegos (en contraste con la oscuridad latente en sus personajes) y recurre a la infalible partitura de Alberto Iglesias para redondear un trabajo al que tal vez le haya faltado imprimir un sello personal, pero que en definitiva supone un notable y sumamente elegante thriller de suspense dramático.

7/10