28/1/17

El amor es amor, es amor, es amor, es amor…

Poster Loving

Dir.: Jeff Nichols
Int.: Joel Edgerton, Ruth Negga, Marton Csokas, Michael Shannon, Nick Kroll, Jon Bass, Bill Camp, David Jensen, Alano Miller, Michael Abbott Jr., Sharon Blackwood
¿De qué va?: Richard y Mildred Loving fueron una pareja de Virginia que se casó en 1958. Debido a la naturaleza interracial del matrimonio, fueron arrestados, encarcelados y exiliados. Durante casi una década, la pareja luchó por su derecho a regresar a casa.

Reseña: Todo apunta a que en la era Trump, Estados Unidos va a sufrir un severo retroceso en cuestión de derechos civiles para todo aquel que no sea un varón blanco y heterosexual. En tiempos así, no está de más echar un vistazo atrás, no para reconfortarse en el hecho de que antes las cosas estaban peor, sino para buscar la inspiración en aquellos que en el pasado lucharon con valentía por la igualdad y la derogación de leyes injustas. Es el caso del matrimonio Loving, cuya batalla legal contra el estado de Virginia asentó la jurisprudencia necesaria para invalidar las leyes que prohibían el matrimonio interracial en Estados Unidos.

L_06889.NEF

Sin embargo, los Loving no eran activistas políticos, ni grandes oradores, ni querían ser abanderados de la lucha contra el racismo, tan sólo eran una pareja normal y corriente, que lo único que quería es que les dejaran ser felices sin hacer daño a nadie y formar una familia en el campo, en su pueblo de origen. El director Jeff Nichols ha hecho una película sobre su historia acorde a la discreción y la humildad que caracterizó a la pareja durante todo el calvario que pasó, por lo que Loving está exenta de buena parte de los lugares comunes que caracterizan a las películas basadas en hechos reales: no hay discursos enfáticos, ni momentos dramáticamente desgarradores, ni grandes discusiones. El racismo es algo que se percibe de forma latente, en las miradas furtivas de aquellos que observan a la pareja de lejos, mientras que los Loving se apoyan mutuamente y aceptan su condena con resignación, cabizbajos y sin levantar la voz, pero sin perder jamás la dignidad. Toda una lección de integridad y constancia sin ínfulas de adoctrinamiento.

L_01377.NEF

Algunos podrían considerar las virtudes de la sobriedad estilística y narrativa de Nichols  un tanto “anti-cinematográficas”, puesto que al no corresponderse con las manipulaciones sentimentales que hemos asimilado a través de años y años de consumo de cine romántico, la película puede tildarse de aburrida, lenta y plana, pero seguro que al Richard y a la Mildred reales les hubiese gustado tanto como sus respectivas encarnaciones a cargo de Joel Edgerton y Ruth Negga. El primero, que no siempre está especialmente convincente, hace aquí un gran trabajo en un registro similar al de Heath Ledger en Brokeback Mountain, es decir, un tipo parco en palabras y un poco bruto con más buen fondo y sensibilidad de la que transmite a simple vista. Por su parte, Negga hace un gran trabajo de contención, con una mezcla de tristeza, timidez y coraje tan sutil como hermosa y elocuente.

Loving2

Loving es una película que puede despertar más admiración que pasión. Se mantiene tan apegada a su austeridad que cuesta conectar con ella emocionalmente, mientras que los escasos momentos en los que más se asemeja al cine sensiblero se sienten un tanto forzados, pese a lo bien que se recrea la intimidad de la pareja, de cuyo punto de vista solo se separa en momentos muy puntuales.  Con todo, Jeff Nichols se consolida un poco más como uno de los cineastas norteamericanos más interesantes y elegantes del panorama actual, con vocación clásica y visión contemporánea, cerrando el film con un plano tan austero como bonito y alegórico. Y es que, a día de hoy , 50 años después del fin de la lucha de los Loving, aún faltan muchos ladrillos que colocar en la lucha por los derechos civiles igualitarios.

7/10