15/10/15

Aprendiendo a encajar golpes

Poster Yo el y raquel

Dir.: Alfonso Gómez-Rejón
Int.: Thomas Mann, Olivia Cooke, RJ Cyler, Molly Shannon, Nick Offerman, Connie Britton, Jon Bernthal, Katherine Hughes
¿De qué va?: Greg es un alumno de último año de secundaria que ha optado por ser invisible y evitar cualquier relación profunda para hacer más llevadero el instituto. De hecho, describe a su mejor amigo, Earl, con el que hace remakes caseros de sus películas favoritas, como un compañero de trabajo. Pero su estilo de vida podría venirse abajo cuando su madre le obliga a pasar tiempo con Rachel, una chica de su clase a la que han diagnosticado cáncer.

Reseña:Alguien tiene que morir para que los demás aprecien el tesoro de la vida… es el contraste”. Esta cita, sacada de la imprescindible e inolvidable Las horas, se puede atribuir perfectamente a las películas sobre ritos de paso entre la adolescencia y la madurez, puesto que en muchas de ellas se valen de la muerte, ya sea física o metafórica, para que sus jóvenes e incrédulos protagonistas aprendan el verdadero significado de la vida. Es lo que también le ocurre a Greg, el protagonista de Yo, él y Raquel (Me & Earl & the Dying Girl), tras abandonar su burbuja de seguridad y al entablar una fuerte amistad con una chica con leucemia.

Yo el y raquel1

La película de Alfonso Gómez-Rejón, llamada a convertirse en una nueva obra de culto juvenil en la línea de El club de los cinco, se puede definir como un cruce entre Las ventajas de ser un marginado y Bajo la misma estrella, pero sin el componente romántico y trágico de esta última. Greg y el propio filme se encuentran en un dilema en el que todos nos podemos ver en alguna ocasión: ¿cómo tratar a una persona que puede morir sin caer en frases de superación manidas, pero sin resultar insensible? Y así, con esa franqueza es como ambos triunfan, hablando del tema sin cortapisas, extrayendo comedia de lo que no lo tiene, y tomando ese vínculo que se establece entre Greg y la chica moribunda como una muestra de empatía natural y como aprendizaje de que por mucho que te escondas, la vida te acabará encontrando ,y vas a tener que lidiar con ella y con todo lo que acarrea; es inevitable, y merece vale la pena asumir los riesgos.

Yo el y raquel3

El guión, escrito por el autor de la novela en la que se basa, Jesse Andrews, es inteligente, fresco, sabe jugar con las convenciones del género, y está plagado de referencias y guiños a películas europeas de culto a través de las geniales películas caseras que hacen Greg y su “compañero de trabajo”; no podía faltar el homenaje a Los cuatrocientos golpes de Truffaut, con la que comenzó el cine ‘Coming-of-Age’.  El trabajo en la dirección de Alfonso Gómez-Rejón bebe de las fuentes de Wes Anderson en la composición de planos, al tiempo que enriquece el libreto al saber plasmar en imágenes toda la creatividad que reside en él y en su protagonista, con una banda sonora que capta la perfección el tono agridulce, juvenil y melancólico de la película y que también aprovecha temas de los clásicos a los que hace referencia.

Yo el y raquel2

El mayor inconveniente que se le puede atribuir a Yo, él y Raquel es que mola tanto que es plenamente autoconsciente de ello, además de algunos tics marca de la casa indiem como personajes extravagantes que jamás encontraríamos en la vida real. Pero, seamos sinceros: ¿quién no querría tener a Nick Offerman y a Connie Britton como padres? El buen gusto del que hace gala la película no es fachada, sino algo que lleva interiorizado, de la misma forma en la que su trío protagonista, formado por los jóvenes Thomas Mann, Olivia Cooke y RJ Cyler, resultan completamente creíbles y cercanos, consiguiendo que nos involucremos de lleno en la historia, para que riamos y lloremos (sin tirar de recursos lacrimógenos para inducir a ello), y se nos erice la piel con su emocionante final, dejando a Greg como a Antoine Doinel, frente a un océano de posibilidades, miedos y esperanzas, mientras una pregunta ronda su cabeza: ¿Y ahora qué?

8’5/10