3/4/15

La Gran Manzana podrida

Poster El año mas violento

Dir.: J.C. Chandor
Int.: Oscar Isaac, Jessica Chastain, David Oyelowo, Albert Brooks, Alessandro Nivola, Elyes Gabel, Catalina Sandino Moreno, Peter Gerety
¿De qué va?: Durante el invierno de 1981, considerado estadísticamente como el año más peligroso de la historia de Nueva York, Abel Morales intenta regentar un negocio honesto en una ciudad asolada por la corrupción y la decadencia. Pero por mucho que él intenta mantenerse firme en sus convicciones morales, todo lo que rodea a su pequeño imperio y su familia se irá desmoronando en una espiral de traición y violencia sin control.

Reseña: En el cine, los héroes clásicos siempre aguantan estoicamente la tentación de pasarse al lado oscuro, como cuando Luke Skylwalker rechazó cogerle la mano a su recién descubierto padre biológico. En el mundo real, sin embargo, nada es blanco o negro, sino una larga escala de grises en la que, si se quiere persistir o tener éxito, de poco sirve hacer el bien, a veces hay que tomarse ciertas licencias. Pisoteas o te pisotean, pero… ¿dónde se encuentra la línea que separa la integridad moral de la hipocresía y la indecencia? En su tercera película, J.C. Chandor explora los límites de la ética humana a través de la figura de un hombre que intenta salir airoso de cruzar un campo de minas en el que todo, absolutamente todo su entorno le incita a caer.

El año mas violento3

Ese campo de minas no es otro que la ciudad cinematográfica por excelencia, Nueva York, en el año que sufrió su mayor índice de criminalidad. Los constantes noticias de sucesos en la radio son parte de la banda sonora de la película, la cual a pesar de titularse El año más violento transcurre únicamente durante un mes, en una carrera contrarreloj crucial en la vida del protagonista, Abel Morales, quien intenta esquivar como puede una serie de ataques de diversos frentes que lo consideran una amenaza y quieren que fracase en su ambicioso plan de expansión comercial. Su esposa, su abogado y todo su círculo cercano son de los que opinan que la mejor defensa es un buen ataque, mejor si es contundente y despiadado, siendo esa lucha tanto interna como externa por sobrevivir y alcanzar el éxito por uno mismo, sin dañar a lo demás, el hilo conductor de este thriller de gangsters cuyo único mafioso reconocible es un individuo al que se le menciona en varias ocasiones pero que nunca aparece en pantalla, pues es la sombra de aquello en lo que Abel resiste a convertirse.

El año mas violento

Oscar Isaac continúa encadenando grandes interpretaciones otorgando el equilibrio perfecto de autoridad y flaqueza a un personaje complejo en sus aristas, y es que tampoco hay que llevarse a engaños: Abel no es ningún santo, comete acciones un tanto cuestionables, pero es porque sabe cuándo debe ceder y cuándo no si quiere alcanzar sus objetivos. Lo que pasa es que está rodeado de personas mucho más radicales que él, como esa temible Lady Macbeth de laca y uñas postizas a la que da vida la siempre bárbara Jessica Chastain. Cada vez que ambos comparten escena saltan chispas por la química que comparten y por la tensión que se produce por sus opuestas maneras de manejar las crisis. Eché en falta más presencia de ella, pero está perfecta en el rol opuesto al que suelen asumir las mujeres en este tipo de historias. El resto de secundarios cumple con eficacia, pero la película pertenece a Isaac y Chastain.

El año mas violento2

Con El año más violento, J.C. Chandor se consolida como uno de los nuevos directores americanos más sólidos e interesantes y que mejor saben actualizar las corrientes cinematográficas clásicas, en la línea de la carrera de James Gray. La película bebe directamente del cine de Coppola, Scorsese, Sidney Lumet y William Friedkin (esa percusión es todo un homenaje a The French Connection),  siendo clásico y original al mismo tiempo, cine atemporal y de rabiosa actualidad, y es que la violencia, la criminalidad y la corrupción siguen a la orden del día, y como diría Jesucristo, muy en boga esta semana, “quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra”.

8’5/10