3/3/16

Un lugar donde quedarse

Poster Brooklyn

Dir.: John Crowley
Int.: Saoirse Ronan, Emory Cohen, Domhnall Gleeson, Julie Walters, Jim Broadbent, Jessica Paré, Emily Bett Rickards, Maeve McGrath
¿De qué va?: En los años 50, la joven Eilis Lacey es animada por su hermana para abandonar su Irlanda natal y emigrar a Estados Unidos, donde un sacerdote amigo de la familia le ha encontrado trabajo en unos grandes almacenes. Las iniciales ataduras de la añoranza se aflojan rápidamente cuando Eilis empieza una relación con un  joven de familia italiana.

Reseña: La precaria situación laboral que arrastra España desde hace años ha provocado la fuga de cerebros a otros países que ofrecen mejores opciones de futuro que las que tenemos aquí. Emigrar es una decisión difícil, implica dejar atrás la familia, los amigos y todo lo que se conoce para construir desde cero una nueva vida, en un lugar que puede ser completamente diferente, en cultura, tradiciones y modo de ser, pero hay veces en las que no queda otro remedio. Muchos de los jóvenes inmigrantes que se han ido de España se sentirán identificados con la historia de una joven irlandesa que marcha a Estados Unidos en busca de trabajo, aunque esté ambientada hace 60 años, porque los sentimientos que surgen al vivir una experiencia así son tan universales como reconocibles.

Brooklyn2

La nostalgia por lo que se ha dejado atrás, la extrañeza por lo que se está descubriendo ahora y la soledad inicial van dando paso al asentamiento y disfrute de la rutina, la llegada de nuevos amigos e incluso hasta puede que del amor. Brooklyn dignifica a los emigrantes que contribuyeron a la construcción de Norteamérica, aunque, como se deja entrever de soslayo en la propia película, pocos éxodos fueron tan placenteros y positivos como el de Eilis, quien también experimenta un conflicto muy habitual que se da al regresar a la patria y descubrir que no se vivía tan mal como se recordaba, que la idea de volver a casa no es nada descabellada. Su dilema no se limita a escoger entre dos hombres, los cuales, al final y al cabo, son ambos estupendos, sino a qué vida quiere tener, con qué lugar se siente más identificada y, en definitiva, dónde quiere echar raíces. Su decisión final se produce de forma demasiado precipitada y puede ser moralmente discutible, pero va acorde tanto con la historia como con el personaje.

Brooklyn3

Saoirse Ronan da vida a Eilis con gran desenvoltura, bordando cada matiz de su personalidad con dulzura y expresividad certera, sin aspavientos. El suyo es uno de esos personajes cuya evolución a lo largo de la trama se muestra evidente, no sólo en el vestuario y en el maquillaje, también en el lenguaje corporal de la intérprete. Además, protagoniza uno de los romances más tiernos del cine reciente junto a Emory Cohen, la gran revelación de la película, quien aporta atractivo y carisma a un personaje bastante plano en el papel. Eilis tiene la inmensa suerte de toparse sólo con personas agradables y dispuestas a ayudarla, encarnadas por intérpretes tan encantadores y solventes como Domhnall Gleeson, Jim Broadbent o Julie Walters.

Brooklyn4

Brooklyn es un placer culpable, pero tiene más de lo primero que de lo segundo. Los encuentros de Eilis con su pretendiente italiano, las comidas en el hospedaje rodeados de un puñado de mujeres pizpiretas y demás escenas conforman una película rodada de forma impecable y con un gusto exquisito, a la que lo más que se le puede achacar es el mencionado desenlace precipitado, cierta previsibilidad (acuciada por el tráiler destripador)  y ese tono ligero, muy de “películas para señoras”, que la sitúa en las Antípodas de El sueño de Ellis, aquella irregular película sobre una inmigrante polaca encarnada por Marion Cotillard que vive una experiencia muy diferente a la de esta expatriada irlandesa, la cara amable del sueño americano.

7/10