15/10/16

Cazador cazado

Poster Elle

Dir.: Paul Verhoeven
Int.: Isabelle Huppert, Laurent Lafitte, Anne Consigny, Charles Berling, Virginie Efira, Christian Berkel, Judith Magre, Jonas Bloquet
¿De qué va?: Michèle es la directora de una compañía de videojuegos que maneja con mano de hierro tanto los negocios como su vida sentimental, pero su vida cambia para siempre cuando es violada por un misterioso enmascarado en su propia casa.

Reseña: Probablemente no exista una sinopsis tan errónea como la que reza que Elle versa sobre una mujer en busca de venganza del hombre que la viola en su propia casa. También puede ser que los responsables del film no se hayan molestado en corregirla de cara a sorprender al  incauto espectador. Porque el regreso de Paul Verhoeven a la dirección tras diez años en el banquillo juega constantemente con nuestras expectativas, desde el propio cartel promocional, que nos augura un thriller doméstico de sobremesa que, afortunadamente, nunca se llega a materializar. Es que ni siquiera se puede decir que la película sea un thriller, en el sentido estricto del género cinematográfico.

Elle3

Lo que sí es Elle es una deconstrucción psicológica de uno de los personajes más ambiguos, complejos y fascinantes del cine reciente. Tras unos créditos iniciales puramente noventeros, la película arranca fuerte en plena violación, vista desde el punto de vista de un felino que tiene más en común con su dueña de lo que podría parecer. Lo normal sería que la mujer agredida lo denunciase ipso facto a la policía ipso pero…. Michèle no es una persona normal. Aunque su reacción nos pueda parecer de entrada incomprensible (como a todas esas actrices norteamericanas que aparentemente rechazaron el papel), pronto iremos descubriendo de qué pasta está hecha a través de las relaciones que mantiene con su familiares, amigos y compañeros de trabajo. Que la identidad del violador se desvele a mitad del metraje demuestra que la película está menos interesada en el crimen en sí como en explorar el entorno en el que Michèle se mueve como una auténtica depredadora sin que nadie sea capaz de hacerle sombra…. salvo su acosador.

Elle2

El inesperado humor negro del film surge a partir del patetismo, el ridículo y la maleabilidad que caracterizan a las personas que rodean a Michèle, quien encuentra en el peligroso vínculo que establece con su atacante una nueva vía a través de la cual poder explorar su sexualidad y un rol de víctima que siempre se le ha negado. La cuestión da para múltiples interpretaciones, gracias a la ambigüedad inherente al guión, pero sobre todo a la que pone de su parte la siempre sensacional Isabelle Huppert, que aquí saca mucho rédito del hermetismo y la introspección que ha otorgado a buena parte de sus encarnaciones en el cine. Con Elle, Huppert ratifica algo que ya habíamos comprobado hace muy poco con El porvenir, que es una de las actrices más audaces, enigmáticas, elegantes e hipnóticas de la cinematografía mundial.

Elle

Elle es una de esas películas que requieren de un segundo visionado para poder digerir mejor, y que resulta tan entretenida y divertida viene de perlas. Es capaz tanto de sorprender a los que vayan sin expectativas como de decepcionar a los que vayan con demasiado hype encima. Hace todo lo posible para que el espectador no se sienta cómodo, poniéndolo continuamente contra las cuerdas en cuestiones morales y éticas que, en manos menos experimentadas que las de Verhoeven, habrían sido consideradas de mal gusto y pasadas de rosca. A fin de cuentas, el film se erige como un salto al vacío de las miserias y las contradicciones humanas. presenciado por un público que se siente entre extasiado y sucio por haber presentado algo tan inquietantemente pérfido y malsano.

8/10