4/12/16

En tierra de tifones

Poster Despues de la tormenta

Dir.: Hirokazu Koreeda
Int.: Hiroshi Abe, Lily Frankie, Isao Hashizume, Sôsuke Ikematsu, Kilin Kiki, Satomi Kobayashi, Yôko Maki, Taiyô Yoshizawa
¿De qué va?: Ryota vive en el pasado, en sus momentos de gloria como premiado autor. Después de divorciarse, gasta en las carreras todo el dinero que gana como detective privado y no puede pagar la pensión alimenticia de su padre. Un inesperado tifón que obliga a toda su familia a pasar la noche juntos en casa de la abuela le dará la oportunidad de reencontrarse con su ex-mujer y su hijo.

Reseña: Apenas ocho meses después del estreno español de aquel  “happy place” japonés tan maravilloso que fue Nuestra hermana pequeña, llega a los cines el último trabajo de Hirokazu Koreeda, Después de la tormenta, protagonizada por un hombre que es diametralmente opuesto a aquellas hermanitas generosas y empáticas. Ryota sufre el síndrome del bloqueo del escritor que triunfó con su primer libro y desde entonces ha sido incapaz de sacar nada más, así que se gana la vida como detective privado sin ningún tipo de ética profesional.  Ryota no quiere repetir con su hijo los mismos errores que cometió su difunto padre con él, y aún así, su ex-mujer le impide verlo porque se gasta su manutención en las carreras de caballos. Ryota es humano, tiene sus virtudes, contradicciones y errores, y aun siendo consciente de lo que le pasa, le resulta imposible actuar en consecuencia y cambiar.

Despues de la tormenta

Koreeda reflexiona sobre la (des)unión familiar sin renunciar al humor y a través de una historia costumbrista construida sobre unas situaciones y unos diálogos que cavilan en torno a temas como la herencia emocional de padres a hijos, la búsqueda de excusas para justificar nuestros fracasos, la inmadurez en la edad madura, la responsabilidad paterna, el fin del amor o la necesidad de obtener una felicidad inmediata y momentánea ante la imposibilidad de conseguirla a largo plazo. El director filosofa de forma más o menos obvia en determinadas escenas, pero resulta verosímil cuando lo hace a través del personaje de Kilin Kiri, esa abuela tan jovial, entrañable y sabia que ama a su hijo pese a ser consciente de que ha seguido los equivocados pasos de su difunto marido, al que no echa nada de menos pese a haber permanecido junto a él casi toda la vida. Claro que ella proviene de una época en la que pareja permanecía unida por muchas diferencias irreconciliables que hubieran.

Despues de la tormenta2

Después de la tormenta se pierde un poco en la subtrama referente a la profesión del protagonista, mientras que el escenario principal de la historia, esa reunión en la casa de la abuela en una noche de tormenta, tarda demasiado en llegar, pero cuando por fin se produce trae consigo una pacífica catarsis familiar cuyas consecuencias son tan agridulces como realistas. Porque Koreeda no es esa clase de cineastas a los que les gusta reconfortar al espectador con soluciones tan forzadas como falsas. Su predilección por el naturalismo queda reflejada en el apartamento donde vive la anciana: las humedades, la mezcla de vajillas, los chirridos de las puertas o el congelador llenos de ‘tuppers’ son tan auténticos como las sensaciones que evoca esta historia sobre personas corrientes que viven como pueden entre decepciones, fracasos, ilusiones vanas… y comprensión familiar. Algo es lago.

7/10