4/11/16

El brujo novato

Poster Doctor Strange

Dir.: Scott Derrickson
Int.: Benedict Cumberbatch, Chiwetel Ejiofor, Rachel McAdams, Benedict Wong, Mads Mikkelsen, Tilda Swinton, Michael Stuhlbarg, Benjamin Bratt
¿De qué va?: La vida del reputado neurocirujano Stephen Strange cambia para siempre al sufrir un accidente automovilístico que le impedirá operar para siempre. Cuando la medicina tradicional falla, decide embarcarse en un viaje a Nepal en busca de una cura alternativa, pero lo que encontrará allí será mucho más místico y complejo de lo que jamás habría imaginado.

Reseña: Aunque Marvel aún no se ha atrevido a jubilar a ninguno de sus superhéroes, continúa trasladando nuevos personajes salidos de sus comics al cine para seguir expandiendo su ya abultado universo cinematográfico y, tal vez algún día, poder reemplazar a sus primera línea de estrellas por otras que, cuanto menos, igualen en carisma a sus antecesores. Porque a pesar de que la carta de presentación de Doctor Strange apenas hace un par de referencias al universo en el que se enmarca (sin contar con una de sus dos escenas extra), es evidente que el conocido como Hechicero Supremo jugará un rol muy importante en las próximas reuniones de los Vengadores, y quién sabe si  llegará a reemplazar a Robert Downey Jr. como máxima estrella del grupo el día en el que este se marque un “Hasta aquí hemos llegado”.

Marvel's DOCTOR STRANGE

L to R: Doctor Christine Palmer (Rachel McAdams) and Doctor Stephen Strange (Benedict Cumberbatch)

Photo Credit: Jay Maidment

©2016 Marvel. All Rights Reserved.

Stephen Strange y Tony Stark son tan similares que sin duda protagonizarán un choque de egos cuando se conozcan. Ambos son ambiciosos, egoístas, vanidosos, impacientes y gozan de un humor muy elocuente que rebaja la seriedad de sus respectivas aventuras. Los dos emprenden el camino hacia la heroicidad de forma semejante, siendo despojados de aquello que les engrandecía, obligados a forjarse a sí mismos desde cero. Y aunque el cambio de mentalidad de Strange sea un tanto forzado (prácticamente se ve empujado a luchar por el destino de la humanidad), la película innova y se concibe una identidad única al explorar una nueva mitología llena de magia, dimensiones paralelas, objetos místicos y espiritualidad, mejor aprovechada que lo que conocemos hasta ahora del Asgard de la saga Thor y tan sólo un paso por detrás de ese espacio exterior pulp y colorido de Guardianes de la galaxia.

Marvel's DOCTOR STRANGE

Doctor Stephen Strange (Benedict Cumberbatch)

Photo Credit: Film Frame 

©2016 Marvel. All Rights Reserved.

Scott Derrickson, director de dos películas de terror tan competentes como El exorcismo de Emily Rose y Sinister, aprovecha la naturaleza esotérica del personaje para crear algunas de las secuencias de acción más vistosas, originales e inventivas de la factoría Marvel. Cierto es que algunas escenas nos remiten directamente a Inception y que la idea de las batallas a través de portales ya estaba en el clímax de Thor: El mundo oscuro, pero Derrickson va más allá y juega con realidades reversibles, capas que tienen vida propia, batallas simultáneas en planos diferentes de un mismo escenario, armas mágicas, ciudades que se desdoblan, giran y se invierten… todo acompañado de una notable partitura compuesta por Michael Giacchino; puede que hasta sea una de esas raras ocasiones en las que el visionado en 3D sea un auténtico valor añadido a la película. También es interesante que aquí más que nunca prevalezca la astucia por encima de la fuerza bruta a la hora de combatir a los malos, incluso en la (bizarra) batalla final.

Marvel's DOCTOR STRANGE

L to R: The Ancient One (Tilda Swinton) and Mordo (Chiwetel Ejiofor)

Photo Credit: Jay Maidment

©2016 Marvel. All Rights Reserved.

Si bien los efectos especiales son uno de los mayores alicientes de la película, su reparto no se queda atrás. Queda demostrado que los fans tenían razón al insistir en que Benedict Cumberbatch fuese el elegido para dar vida a Doctor Strange, y es que el personaje le sienta como un guante. El actor británico le confiere porte, carisma, elegancia y actitud ‘british’ pero con el acento suprimido, aunque puede que quien deje más poso sea Tilda Swinton en un papel de mentor, tan misterioso como emocional, que se aleja bastante del arquetipo. Rachel McAdams tiene un personaje que en futuras películas podría cumplir un rol muy similar al de Rosario Dawson en el universo seriéfilo; no tiene muchos minutos en pantalla, los justos y necesarios, resolviendo la papeleta con talento, como todos sus compañeros, aunque Mads Mikkelsen sufra en parte el síndrome del “villano anodino marveliano”. Al fin y al cabo, Doctor Strange es una película concebida como historia de orígenes de un superhéroe y como una pieza más de un plan mayor, de ahí que las sorpresas vengan más por el apartado visual que por el narrativo. Marvel sigue en su línea, y aunque tal vez se han acomodado y confiado demasiado, su maquinaria aún no se ha oxidado.

7/10