15/2/08

Ella aporta el carisma



Dir.: Jason Reitman
Int.: Ellen Page, Michael Cera, Jennifer Garner, Jason Bateman, J.K. Simmons, Allison Janney
¿De qué va?: Una chica de 16 años se queda embarazada y decide dar en adopción a su futuro bebé a un matrimonio no tan perfecto como parece a primera vista.

Opinión: Juno es la segunda película de Jason Reitman que debutó hace un par de años con la recomendadísima Gracias por fumar. En esta ocasión se alía con la guionista debutante Diablo Cody para crear una película alrededor de un personaje de esos que permanecerán por siempre en nuestra memoria.




Y es que la Juno del título es una rara avis dentro del cine actual, en el que parece que se tiene que recurrir a celebridades históricas para disfrutar de personajes realmente interesantes. Juno es una adolescente precoz de 16 años, a veces un poco listilla, pero muy inteligente e ingeniosa. Gracias a la interpretación de Ellen Page se convierte en un personaje totalmente creíble con la que conectas desde el primer momento, y de eso dependerá el que te acabe gustando o no la película. Porque si Juno te cae mal lo llevas crudo, todo el conjunto está subordinado a la misma.




Uno de los aciertos de la película es crear una galería de personajes secundarios que no desentonan con la absoluta protagonista. Cada uno tiene sus peculiaridades pero no se cargan demasiado las tintas en sus excentridades, tan sólo lo suficiente como para conocer sus motivaciones. Si bien es cierto que no hay muchos padres como los de Juno, sí que hay mujeres muy meticulosas obsesionadas con ser madres como la que interpreta estupendamente Jennifer Garner, u hombres que se sienten atrapados en sus vidas como el personaje de Jason Bateman, y también chicos raritos pero un encanto especial como Michael Cera. En definitiva, todos los personajes de la película están muy bien definidos y secundan perfectamente a la estrella de la función.




Pocas pegas se le pueden achacar. Tal vez la relación de Juno con su novio sea una de las pocas cosas poco desarrolladas en el guión, o que se echa en falta más minutos protagonizados por la madrastra de la protagonista, pero son minucias. Por otra parte, el hecho de que haya dado tanto de qué hablar puede formar expectativas demasiado altas que no pretende cumplir en ningún momento, pero que dejan a la gente con la sensación de que la película está muy sobrevalorada. Pero es que cuando una película tan sencilla llega a tanta gente por algo es.




Juno es una pequeña gran película en la que destaca en especial su fresco guión. Una deliciosa experiencia que te deja con ganas de repetir. No busquen mensajes ocultos sobre el aborto y la adopción porque no los hay. Tan sólo contágiense de la filosofía de Juno, un personaje irrepetible y que creará escuela en la historia del cine.

****

1 comentario:

Jose J. Villaluenga dijo...

Gran película.

En el último párrafo lo resumes a la perfección.

Cierto que la relación con su "novio" deja algo que desear, pero Juno es como bien dices, irrepetible.

Un salu2