13/2/08

Monstruoso a medias


Dir.: Matt Reeves
Int.: Michael Stahl-David, Blake Lively, Mike Vogel, Lizzy Caplan, Jessica Lucas.
¿De qué va?: Un reducido grupo de personas huye de un monstruo que ha atacado la ciudad de Nueva York mientras graban los sucesos en vídeo:

Opinión: Tras muchos rumores, fakes y otras historietas de la red llega a los cines Monstruoso, o Cloverfield, como lo prefieran, la muestra perfecta de lo que una buena campaña de marketing invertida casi en su totalidad en Internet puede conseguir a la hora de atraer el público en masa a los cines. Sin lugar a dudas, el mérito ha sido rodar la película en el más estricto secretismo. En una época en la que las filtraciones están a la orden del día, sorprende que no hayamos visto una foto del bicharraco hasta entrar en la sala donde se proyecta la película. ¿Tanto misterio habrá valido la pena ?




La idea de Monstruoso es simple, pero bastante efectiva: el ataque de un monstruo bajo el punto de vista de un grupo reducido de personas que lo graban todo con una cámara de vídeo. Este enfoque, que parece estar bastante de moda, supone a su vez un arma de doble filo, ya que aunque el director intenta darle verismo a la función no lo tiene del todo controlado. Si nos ponemos quisquillosos podemos encontrar fallos en todos lados. Por ejemplo, ¿cómo puede una persona normal a la que al principio se le nota que no maneja bien una cámara grabar luego unos planos tan cinematográficos? ¿Cómo es posible que siga grabando en situaciones tan peliagudas como las que vive el mismo? ¿Acaso esa cámara es a prueba de bombas?




Si en [REC], por poner un ejemplo cercano, el manejo de la cámara estaba bastante justificado, en Monstruoso es una excusa cogida con pinzas, pero la cámara no es lo más incómodo sino los protagonistas de la historia, en especial el tío que graba todo el rato y que es pesado, pero de los grandes. En un momento se hace el graciosillo y en otro no para de decir "¡Oh dios mío!" o "¿Qué vamos a hacer Rob?". Vale que esté asustado pero es que marea más que el propio manejo de la cámara. Los demás tampoco molestan demasiado, aunque la historia de amor nos importe un pimiento. Eso sí, la presentación de personajes de unos 20 minutos sí que se hace un poco densa.




Aunque la historia de la película se puede escribir en el borde de una servilleta, en especial por la falta de información que da del origen del ataque que es algo que probablemente conoceremos en su anunciada secuela, desde que el monstruo empieza a hacer estragos la película es puro espectáculo con unos efectos visuales y sonoros muy potentes, y eso que la película se ha hecho con 20 millones de dólares... Cuatro duros para los de Hollywood. Son los momentos de caos, persecuciones y terror colectivo los que merecen la pena, pero quizás no acaban por cumplir las altas expectativas que se habían creado. Nos han vendido una moto mucho más cara de lo que en realidad cuesta.




¿Y el bicharraco que tal es? Pues tampoco es tan monstruoso en realidad. Me ha recordado a algun bicho sacado de un Final Fantasy o del Silent Hill. No permanecerá en la memoria colectiva, yo mismo vi la peli ayer y ya casi no lo recuerdo...

***