16/5/16

El fin del arcoíris

Poster La ultima apuesta

Dir.: Anna Boden, Ryan Fleck
Int.: Ben Mendelsohn, Ryan Reynolds, Sienna Miller, Analeigh Tipton, Alfre Woodard, Robin Weigert
¿De qué va?: Inmerso en una racha de mala suerte y dificultades financieras, Gerry forma equipo con Chris, un carismático jugador de póker, en un intento de que por fin le sonría la fortuna. Los dos se embarcan en un viaje por carretera a través del sur de Estados Unidos con intención de recuperar todo lo que han perdido.

Reseña: Los arcoíris son hermosos, un espectro que da color a un escenario gris, que parece que pueden ser tocados… pero no son más que una ilusión óptica. La dupla de directores formada por Anna Boden y Ryan Fleck los utiliza en su último trabajo conjunto, La última apuesta (Mississippi Grind), como metáfora de la esencia de la ludopatía: la posibilidad de ganar parece tan real y es tan seductora que resulta casi imposible resistirse a seguir jugando, pero como el arcoíris, esa ilusión no tarda en desvanecerse… aunque las nubes permanecen.

Mississippi Grind2

En las Antípodas del glamour que caracteriza a la gran mayoría de películas sobre juegos de azar, La última apuesta se centra en el retrato de su pareja protagonista y en los aspectos que los asemejan y diferencian entre sí: Gerry está atrapado en una espiral de autodestrucción, convencido de que en algún momento su mala suerte debe terminar, y justo lo hace cuando conoce a Chris, pretendido amuleto de la suerte que, a diferencia de su nuevo amigo, sí sabe cuando tiene que parar, pero que va por la vida sin rumbo fijo, cambiando de ciudad y de amigos cada vez que se aburre.

Mississippi Grind

Ambos son un desastre y un tanto amorales, pero gracias a lo bien construidos que están y a las interpretaciones de Ben Mendelsohn y Ryan Reynolds, tan diferentes como complementarias entre sí, les seguimos con interés a través de su viaje por carretera, en busca de una fortuna tan ilusoria como los gigantes que perseguía Don Quijote, y con la misma empatía que sentimos por el profesor drogadicto al que daba vida Ryan Gosling en Half Nelson, o por el adolescente encerrado en un psiquiátrico de Una historia casi divertida, anteriores trabajos de Fleck. Mendelsohn y Reynolds conducen la película sin problemas, el primero desde la contención y el segundo valiéndose de su habilidad para la verborrea, pero también habría estado bien dar más cancha a esas acompañantes profesionales a las que dan vida unas encantadores Sienna Miller y Analeigh Tipton.

MSG

La última apuesta es la mejor película que se ha hecho sobre adictos a juegos de azar desde el estreno de The Cooler (2003), aunque es normal que haya pasado desapercibida porque, además de no dar más minutos de los suficientes a las partidas, se fundamenta principalmente en la dinámica del dúo protagonista, sin grandes aspavientos. Su mayor ‘pero’ está en que Fleck y Boden no consiguen rematar la faena en su desenlace, introduciendo una benevolencia que hasta entonces había brillado por su ausencia en la historia de estos perdedores amantes de los arcoíris.

7/10