16/3/16

La serie indiferente

Poster Leal

Dir.: Robert Schwentke
Int.: Shailene Woodley, Theo James, Miles Teller, Naomi Watts, Jeff Daniels, Ansel Elgort, Zoë Kravitz, Octavia Spencer, Nadia Hilker
¿De qué va?: Tras descubrir que existe un mundo habitado más allá de Chicago, Tris, Cuatro y sus amigos escalan el muro que les separa del exterior en busca de respuestas. Sus descubrimientos serán determinantes para el futuro de su ciudad natal, que se prepara para vivir una guerra civil entre dos bandos enfrentados.

Reseña: La última entrega de la saga de Los juegos del hambre, Sinsajo – Parte 2, se saldó con la peor recaudación en taquilla de las cuatro películas que la conforman. Esto puede ser indicador del decreciente interés tanto por dicha saga como por las franquicias basadas en libros serializados para adolescentes en general. El corredor del laberinto tendrá un final que, al contrario de la tradición, no se dividirá en dos largometrajes, no así Divergente, cuyo desenlace llegará el año que viene bajo el título de Ascendiente. No obstante, el final de Leal bien podría pasar como punto y final de la saga, y es que a pesar de que la taquilla la ha acompañado hasta ahora (la recaudación conjunta de Divergente e Insurgente ronda los 580 millones de dólares a nivel mundial), puede que sus responsables teman, no sin razón, perder el favor del público con el tiempo.

Leal

Pese a que Insurgente no resultó tan disfrutable como Divergente, su final creaba cierta expectación (dentro de lo que cabe) y abría un mundo de posibilidades para la historia. Tal es así que parece que la autora del libro, el guionista de la película, o ambos, se han inspirado en todo el material de ciencia ficción que han podido pillar (Mad Max, Gattaca, Los juegos del hambre…), lo han batido y les ha salido un caldo, con tropezones, en el que ninguna idea se desarrolla bien y todo se expone y explica de forma atropellada e incomprensible. La incoherencia también se extiende a unos personajes cuyos comportamientos resultan más arbitrarios y ridículos si cabe que en la película predecesora, que también cojeaba en las relaciones entre personajes, quienes, salvo por los protagonistas, no pasan de desempeñar una función meramente instrumental; la pobre Zoë Kravitz sólo va donde la mandan sin rechistar.

Leal2

Pero lo más desconcertante resulta el evidente desinterés de su heroína protagonista; Shailene Woodley ha perdido de forma gradual el entusiasmo por el material con el que trabaja. Aunque en Leal le han arreglado el horrible peinado que le endilgaron en Insurgente, se le nota desganada e impasible, muy por debajo de su tremendo potencial interpretativo, aunque también es verdad que el arco narrativo de su personaje en esta entrega no daba para mucho más, quedando muchas veces relegado a segundo plano en beneficio de Theo James, que sigue sin demostrar que puede ser algo más que un héroe de acción de rostro imperturbable. Tras declarar públicamente que sólo aceptó participar en esta saga por dinero, Miles Teller va a lo suyo, aunque la vena cómica de su personaje nunca llega a funcionar, mientras que Naomi Watts, Jeff Daniels y Octavia Spencer recitan sus líneas, siendo bastante probable que ni ellos entiendan de qué va el asunto.

Leal3

Así pues, Leal es un paso más en la decadencia progresiva que ha experimentado la saga Divergente desde su comienzo. A estas alturas, difícilmente puede captar nuevos adeptos, y los pocos que tiene puede perderlos con esta entrega, un batiburrillo distópico que lo pone muy fácil para que tráilers honestos desmenucen la larga lista de meteduras de pata, incoherencias y ‘WTF?’ de la que goza el film. No obstante, debo admitir que si la última entrega llega a rodarse, es muy probable que vuelva a pasar por taquilla. No es ser un ‘hater’, ni masoquista, sino que tengo una curiosidad tremenda por ver cómo resuelven este alocado circo que han montado… y descubrir si Shailene Woodley se limitará a suspirar y poner los ojos en blanco.

4/10