4/9/16

Los sueños, sueños son

Poster Cafe Society

Dir.: Woody Allen
Int.: Jesse Eisenberg, Kristen Stewart, Steve Carell, Corey Stoll, Blake Lively, Parker Posey, Jeannie Berlin, Ken Scott, Paul Schneider
¿De qué va?: En la década de 1930, un joven del Bronx se muda a Hollywood, donde se enamora de la secretaria de su tío, un poderoso agente de estrellas. De vuelta a Nueva York, el chico es arrastrado al vibrante mundo de la vida nocturna de la alta sociedad.

Reseña: A sus 80 años, lo único que le interesa a Woody Allen es rodar sus películas, sin intención alguna de reinventarse o de abordar temas que no hayan sido previamente tratados en su dilatada filmografía, a saber: el judaísmo, la muerte, el jazz, el arte, la neurosis, los crímenes perfectos… pero, sobre todo, el amor abocado al desastre. Su último film, Café Society, no sólo es la prueba de ello, sino de que el cineasta neoyorkino está empezando a hacer un balance de lo que ha sido su vida, sobre las decisiones, errores y giros del destino que le han conducido hasta donde se encuentra ahora, y tal vez por eso, su nuevo trabajo respira tanta nostalgia a varios niveles.

Cafe Society3

En primer lugar, nostalgia por una Meca del Cine en la que las estrellas resplandecieron más que nunca al consolidarse la industria y los géneros cinematográficos, cuando el negocio del cine aún se seguía considerando como una ingenua maquinaria de sueños. No obstante, la añoranza del cineasta no empaña su mirada, lo cual le permite reparar en el artificio, la insatisfacción y la desdicha que habitualmente se escondía detrás de una glamurosa fachada, tanto en las colinas donde se rodaban películas y vivían las estrellas como en el otro extremo de Norteamérica, en la Gran Manzana, donde la clase alta neoyorkina asistía a clubs nocturnos regentados por mafiosos que les daban la bienvenida, estrechándoles unas manos cuyas manchas de sangre son limpiadas a conciencia. Todo es dicha y felicidad, mientras la suciedad permanezca bajo la alfombra.

wasp2015_day_39-0228.CR2

Y en segundo lugar, la nostalgia por un amor del pasado que nunca terminará de apaciguarse ni de doler. Allen se vale de la química ya más que asentada entre Jesse Eisenberg y Kristen Stewart para gozar de una de las parejas más verosímiles de su cine de los últimos años, así como del talento individual de ambos para terminar de dibujar a través de sus interpretaciones el cambiante carácter de sus personajes. En este aspecto, el cineasta se equivoca al subrayar con la voz del narrador (que es él mismo) lo que ya es evidente a través de la expresividad de sus actores, aunque sí que confía en ellos para cerrar la película con un precioso fundido de primeros planos. Del reparto también destacan Steve Carell, una pizpireta Parker Posey y Jeannie Berlin y Ken Scott como los divertidísimos padres del protagonista; lástima que Blake Lively se limite a poco más que lucir bellísima, pues su personaje es el menos lucido del plantel.

wasp2015_day_21-0031.CR2

Con una preciosa fotografía a cargo de Vittorio Storaro, tan idílica a la hora de realzar la calidez de la luz solar de Los Ángeles como la de los tonos otoñales de Nueva York, Café Society no será recordada como uno de los mejores trabajos de su director, pero sí como uno de los más bonitos y elegantes. Resulta especialmente meritorio que forma y fondo vayan tan de la mano, pues si bien en apariencia es una comedia ligera que se ve con una sonrisa de principio a fin, bajo la superficie se esconde un latente poso amargo y triste, consecuente de esos sueños de seductor y juventud a los que, por cosas de la vida, hemos tenido que renunciar, pero que nunca conseguiremos olvidar.

8/10