6/9/15

Perdidos en el luto

Poster Lilting

Dir.: Hong Khaou
Int.: Ben Whishaw, Chen Pei Pei, Andrew Leung, Peter Bowles, Naomi Christie, Morven Christie
¿De qué va?: Una mujer, que vive en un geriátrico de Londres, acaba de perder a su hijo en un accidente. El novio del fallecido intenta acercarse a ella, pero no hablan el mismo idioma, ni la mujer sabía que su hijo era homosexual. Frente a este panorama, el joven decide contratar a una chica para que actúe de intérprete y generar un acercamiento con la mujer que probablemente entienda mejor el sufrimiento por el que está pasando.

Reseña: Cuando alguien querido fallece, sentimos que no hay nadie en el mundo que pueda entender el alcance de nuestro dolor… salvo, quizás, aquellos que también están atravesando el mismo duelo. Ahora, imagina el caso en el que las dos únicas personas que lloran la misma pérdida no pueden comunicarse entre ellas porque no hablan el mismo idioma. Esa es la premisa de Lilting, un pequeño drama británico que se pasa en un suspiro (no llega ni a los 90 minutos de duración) y que con tan sólo cinco personajes y dos o tres escenarios construye un relato que explora con honestidad y alcance el sentimiento de pérdida desde dos perspectivas muy diferentes.

Lilting

Por un lado, una señora mayor que tras perder a su único hijo se ha quedado sola en un país que rechaza, cuyo idioma nunca ha aprendido como prueba de su desagrado, encerrada en una residencia ambientada para recordar un pasado que no le pertenece. En el lado opuesto, un joven que ha perdido a su pareja y que intenta hacerle la vida más fácil a su suegra, con el inconveniente de que ésta nunca supo que su hijo era homosexual y de que le culpa a él del distanciamiento que se produjo entre ambos poco antes de fallecer. La llegada de una traductora para mediar entre ambos, y entre la anciana y un señor que supone su único consuelo, no traerá a bote pronto las consecuencias esperadas, y es que no siempre escuchamos lo que queremos o necesitamos oír.

Lilting4

El debutante Hong Khau dirige sin grandes alardes pero con suma elegancia, sabiendo cuándo acercar la cámara al rostro de sus actores para estimular la emoción contenida en su guión. En este aspecto, la película crece gracias a la magnífica labor de sus dos protagonistas, Ben Wishaw y Chen Pei Pei, y a la forma en la que que ambos asimilan el dolor de sus personajes: ella de forma hermética y él de forma contenida, pero con grietas que se abren cada vez que su amado vuelve a cobrar presencia en su cama, en sus objetos personales o en la mirada de su madre. Lilting es un delicado y poético drama con algunas gotas de humor que en su reflexión sobre el duelo y la comunicación se emparenta con las también estupendas Rabbit Hole y Inside Out: con la primera comparte esa terrible realidad de que el dolor ante la pérdida nunca desaparece, sólo se hace más llevadero, y con la segunda, la importancia de los recuerdos tristes para poder seguir adelante y sentir un poco de consuelo.

8/10