29/9/13

Complejo de Edipo

Poster Dos madres perfectas
Dir.: Anne Fontaine
Int.: Naomi Watts, Robin Wright, Xavier Samuel, James Frecheville, Ben Mendelsohn, Jessica Tovey, Sophie Lowe
¿De qué va?: Lil y Roz son dos amigas y vecinas que se conocen desde el colegio cuya relación se ve afectada cuando se enamoran del hijo adolescente de la otra.

Reseña: Las relaciones incestuosas y prohibidas han sido siempre un filón en la literatura y la cinematografía. No son sólo el espejo de una sociedad que esconde una vida privada que contradice a la pública, sino que sirven para descubrir si tenemos una mente abierta o si en cambio tenemos más prejuicios de lo que pensábamos. La historia de Dos madres perfectas, que gira en torno a la relación sexual y sentimental de dos mujeres maduras con el hijo de la otra, no es de las más escandalosas, pero sí de las más curiosas y atractivas.

Dos madres perfectas3

Y es que no estamos hablando de dos ancianas rechonchas precisamente, sino de Naomi Watts y Robin Wright en su espléndida y natural madurez. Además, sus respectivos hijos son dos esculturales australianos de veintitantos, por lo que no se trata de un filme que se recree en la repulsión a lo John Waters. Sin cargar demasiado las tintas en el aspecto sexual, los tiros van más por la crisis de las mujeres maduras cuando han fracasado en el amor y se sienten demasiado mayores y cansadas para comenzar de cero otra vez. Aquí es donde entran esos dos jóvenes dioses de ébano que las hacen sentir queridas y jóvenes de nuevo, sin grandes complicaciones más allá de lo que supone acostarse con una persona a la que conoces desde que era un bebé y al que consideras casi como tu propio hijo.

Dos madres perfectas

Sin embargo, la directora Anne Fontaine nunca llega a profundizar demasiado en el conflicto moral en el que se encuentran estas dos señoras y en todo lo que eso acarrea en su longeva amistad. El momento en el que se debaten si lo que están haciendo es correcto o no se resuelve muy rápido, y eso que toda la película está impregnada de un dramatismo que sólo llega a culminar en momentos puntuales, especialmente cuando se centra en la fragilidad de una estupenda Naomi Watts. Tanto ella como Robin Wright realizan una gran interpretación, lo mejor de la película, mientras que sus hijos en la ficción no están tan bien: mientras que Xavier Samuel está simplemente correcto, James Frencheville se muestra demasiado inexpresivo.

Dos madres perfectas2

La idílica playa en la que las protagonistas se pasan la mayor parte del tiempo es como una burbuja en la que están aisladas del resto del mundo, y por tanto, pueden dar rienda suelta a su particular relación a cuatro bandas sin que nadie interfiera en su felicidad. Dos madres perfectas es un filme interesante que plantea cuestiones incómodas, dejando algunas en el aire para que cada uno piense en sus propias respuestas, pero si ahondara más en los claroscuros del conflicto que presenta sería mucho más sugestiva.

6/10

Estreno en España: 15 de noviembre