8/10/15

Pánico que no cunde

Poster Regresion

Dir.: Alejandro Amenábar
Int.: Ethan Hawke, Emma Watson, David Thewlis, Aaron Ashmore, Dale Dickey, Devon Bostick, Lothaire Bluteau, Kristin Bruun, David Dencik
¿De qué va?: En Minnesotta, en el año 1990, el detective Bruce Kenner investiga el caso de Angela, una joven que acusa a su padre de cometer un crimen inconfesable. El hombre admite la culpabilidad pero asegura no recordar lo sucedido, así que un reconocido psicólogo se incorpora al caso para someterle una terapia de regresión que despierte sus recuerdos reprimidos. Lo que descubren desenmascara una siniestra conspiración.

Reseña: Seis años han pasado desde el último largometraje de Alejandro Amenábar, su mayor período de inactividad desde que comenzó con Tesis su escueta pero excelente filmografía. Ágora tiene tanto un buen puñado de defensores como de detractores, pero se trataba sin duda alguna de una película ambiciosa, cuyos valores artísticos no se correspondían con sus abultados costes, más propios de un blockbuster, de ahí que a pesar de haber funcionado muy bien en España fuese un rotundo fracaso en taquilla (39 millones de dólares recaudados para un presupuesto de 70). Quizás por ello, Amenábar ha optado a volver a los cines con un thriller, que goza de mejor salida comercial, un gasto más controlado y es el género con el que se dio a conocer hace casi 20 años.

Regresion3

Así, Amenábar vuelve otra vez a abordar el miedo, como ya hizo en Tesis y Los otros, pero desde una perspectiva similar a la par de diferente, utilizando como contexto la proliferación de historias sobre sectas satánicas de los años 90 para cavilar acerca del poder de sugestión, la histeria colectiva y los mecanismos que tiene el ser humano para padecer terror y paranoia, así como el beneficio que sacan determinadas instituciones a su costa. Hasta ahí todo perfecto, el problema llega con la ejecución, pues el director se vale del catálogo de recursos fáciles y manidos para mantener la tensión del espectador, a través de una investigación monótona, redundante y demasiado explícita que provoca que el giro final sorpresa no lo sea tanto, salvándose alguna que otra escena como la del detective inspeccionado el granero.

Regresion2

El reparto está correcto, sin más, pero es que a sus dos estrellas protagonistas las hemos visto anteriormente en el mismo registro y en películas mejores: sin ir más lejos, Ethan Hawke ya encarnó a un paranoico obsesivo e intensito en Sinister, mientras que Emma Watson ya se pasó toda una película compungida y sollozando en Noé. Tampoco es que ellos puedan hacer demasiado con un guión que contiene algunos líneas de diálogo sonrojantes y unos agujeros en la trama capaces de desmantelar todo el misterio desde su propio inicio.

Regresion

Regresión no es propia del director que dio un vuelco a los recursos del cine de terror en Los otros. Si digo que si la hubiese dirigido cualquier mindungui de Hollywood no acapararía tanta atención sería una obviedad, lo que pasa es que se podría haber dado el caso perfectamente porque parece que Amenábar ha rodado en piloto automático, con oficio, desde luego, pero sin la inventiva que caracteriza a sus anteriores trabajos. Ni siquiera podemos decir que Regresión sea una mala película, pues resulta interesante la forma en la que maneja tanto las expectativas de sus personajes como la de los propios espectadores respecto a lo que esperan encontrarse, pero a Amenábar hay que exigirle más, mucho más, porque ya ha demostrado que está capacitado para hacer películas más memorables que este filme con vocación autoral revestido de telefilme de sobremesa.

5’5/10