13/2/15

La abeja reina de la galaxia

Poster El destino de Jupiter

Dir.: Andy Wachowski, Lana Wachowski
Int.: Mila Kunis, Channing Tatum, Eddie Redmayne, Sean Bean, Douglas Booth, Tuppence Middleton, Maria Doyle Kennedy, Nikki Amuka-Bird
¿De qué va?: Cuando Jupiter Jones nació, las estrellas apuntaban a que estaba llamada a grandes cosas. Ya mayor, Jupiter se gana la vida limpiando cosas, y no empieza a ser consciente del destino que le aguarda hasta que Caine, un ex-militar genéticamente modificado llega a la Tierra en su busca; y es que su firma genética la señala como poseedora de una herencia extraordinaria que podría alterar el equilibrio del universo.

Reseña: Debo ser la única persona del planeta a la que no le gusta Matrix (sólo he visto la primera y a trozos) pero que, en cambio, disfruta como un enano de lo que los hermanos Andy y Lana Wachowski han hecho después. Speed Racer fue un suicidio profesional muy divertido, una suerte de Mario Kart cinematográfico pasadísimo de vueltas, y El atlas de las nubes un inabarcable y hermoso compendio universal sobre la condición humana ahogado en su propia ambición. No cabe duda alguna de que ambas son películas que no lograron conectar con el gran público al que iban dirigidas, pero el atrevimiento de los hermanos unido a su gran talento para confeccionar imágenes espectaculares, sumado a su visión naif y espiritualista del mundo, hacen que sus obras no sean fallidas a lo Michael Bay, esto es, muermazos que provocan vergüenza ajena, sino locos y pasajeros divertimentos.

Jupiter Ascending4

El destino de Júpiter sigue la línea marcada por los Wachowski tras haber tocado el cielo con Matrix. Se trata de una tentativa de ‘space opera’ con tanta información que suministrar sobre su particular universo que las explicaciones se dan de forma atropellada entre los numerosos pasajes de acción de la película (espectacular persecución por el skyline de Chicago), basados principalmente en el concepto de “héroe se enfrenta a una carrera contrarreloj por salvar a la chica de morir o cometer una estupidez”. El filme no se basa en ningún material previo, aunque pocos de sus elementos nos sonarán a novedad, incluida una secuencia completa que hace un guiño al Brazil de Terry Gilliam, tan divertida como innecesaria para la trama. No pasa nada, este pastiche neo-kitsch es plenamente consciente de sus limitaciones y  nunca se toma demasiado en serio a sí mismo.

Jupiter Ascending

Mila Kunis cumple como heroína humilde obligada por las circunstancias a dar un paso al frente, manteniendo una correcta e inofensiva química con un inesperadamente tierno Channing Tatum. Eso sí, el componente romántico de la película es, probablemente, lo más grotesco del filme, por ingenuo y pueril. El único que desentona del reparto es, paradójicamente, Eddie Redmayne, quien realiza una interpretación excesivamente afectada y sobreactuada del villano de la función. Desconozco si habrá sido idea de los Wachowski o por iniciativa propia, pero el caso es que chirría y desentona. Si es justo ganador del Oscar por su interpretación en La teoría del todo, también lo sería del Razzie por su trabajo aquí.

Jupiter Ascending2

El destino de Jupiter no es tan mala como pintan. Sí, es bobalicona y el guión es un poco chapucero, lleno de tópicos y con agujeros enormes, probablemente debido a que es la síntesis de un tratamiento de 600 páginas, pero tiene ese encanto particular que ha acarreado el declive de la carrera de los Wachowski que tanto nos gusta a… unos cuantos. Además, tal vez conscientes de que la taquilla no pintaba demasiado bien, la trama queda cerrada, sin dejar cabos sueltos para la secuela como  está mandado hoy en día en Hollywood. En realidad, hay más argumentos en contra que a favor de la película, pero como se dice por ahí, “más vale caer en gracia que ser gracioso”.

6/10

1 comentario:

Ph dijo...

Me muero de ganas de verla, aunque igual tengo demasiadas expectativas. Me ha gustado mucho!