21/9/16

Una historia de violencia ibérica

Poster Tarde para la ira

Dir.: Raúl Arévalo
Int.: Antonio De La Torre, Luis Callejo, Ruth Díaz, Manolo Solo, Alicia Rubio, Rául Jiménez, Font García
¿De qué va?: Curro entra en prisión tras participar en el atraco a una joyería. Ocho años después sale de la cárcel con ganas de emprender una nueva vida junto a su novia Ana y su hijo, pero se encontrará con una situación inesperada y a un desconocido, José, con el que se embarca en un extraño viaje donde se enfrentarán a fantasmas del pasado.

Reseña: En principio, no hay prácticamente nada en común entre Ben Affleck y Rául Arévalo. Si embargo, existen ciertos paralelismos en la forma en la que los dos decidieron dar el salto a la dirección: ambos se pusieron detrás de las cámaras tras una extensa carrera como actor, valiéndose de toda la experiencia adquirida en los set de rodaje; los dos también decidieron confiar el papel protagonista a una persona muy cercana a ellos, Ben a su hermano Casey  Affleck y Arévalo a su camarada Antonio De La Torre; por último, tanto Adiós pequeña, adiós (2007) como Tarde para la ira son thrillers que sacan a relucir la oscuridad alojada en las profundidades de la condición humana, para los que ambos emplearon como telón de fondo las ciudades donde crecieron, Boston y Madrid respectivamente.

Tarde para la ira2

La ópera prima de Arévalo arranca de forma contundente para luego soltar al espectador en un contexto desconocido, procediendo a colocar las piezas del puzzle poco a poco y de manera aparentemente inconexa hasta que, poco antes de llegar al meridiano de la película, el cuadro se completa y se pone en marcha el plan trazado por uno de los protagonistas. Aunque a priori el escaso interés que despierta el tráiler va en su contra, lo cierto es que en última instancia contribuye a encarar el film en la ignorancia, con escasa información sobre su argumento, lo cual le viene fantásticamente bien a la hora de desvelar sus cartas. A sabiendas de que la temática vengativa ya está bastante trillada, Arévalo opta por aligerarla de reflexiones éticas y morales, optando por una visión descarnada de la misma y de la canalización del dolor, para que sea el propio espectador el que elabore sus propios juicios de valor cuando los créditos finales aparecen en pantalla.

Tarde para la ira3

Los nostálgicos 16 mm en los que se ha rodado la cinta contribuyen al aspecto áspero, sucio y nebuloso que caracterizan tanto a la historia como a los barrios y pueblos donde se ambienta. Profundamente marcada por el carácter y la idiosincrasia española, la película ofrece una imagen realista de los suburbios, desde una perspectiva equilibrada que no se permite ni encumbrar ni caricaturizar a sus habitantes. De esos secundarios destaca un Manolo Solo que, aportando comedia a una trama tan seria, crea una gran impresión y se hace dueño y señor de la escena en la que aparece, aunque los dos grandes pilares sobre los que se sostiene la película sean Antonio De La Torre, imponente desde la contención, y Luis Callejo. Ruth Díaz también hace un trabajo excelente, lástima que su personaje cumpla una función ampliamente instrumental en la trama.

Tarde para la ira

Tarde para la ira es un thriller de temperamento puramente español que en vez de intentar reinventar la rueda opta por una sencillez nada simplista con la que Raúl Arévalo demuestra tener una identidad propia como director, influenciada por los cineastas que le apasionan y con los que ha trabajado, pero marcadamente personal y autoral, con muy buen ojo para construir escenas y para colocar la cámara y transmitir una idea o una emoción sin caer en la obviedad. Ya no sólo es uno de los actores más interesantes de la industria cinematográfica patria, sino también un joven director del que podemos esperar cosas muy interesantes en el futuro.

8/10