6/6/15

Inocencia interrumpida

Poster It follows

Dir.: David Robert Mitchell
Int.: Maika Monroe, Keir Gilchrist, Daniel Zotatto, Jake Weary, Olivia Luccardi, Lili Sepe, Linda Boston, Caitlin Burt, Heather Fairbanks
¿De qué va?: Jay, una joven de 18 años, empieza a tener horribles visiones tras mantener un encuentro sexual con un chico, teniendo la sensación de que algo o alguien la acecha y persigue. A medida que la amenaza crece, Jay buscará la manera de librarse de esta extraña maldición con la ayuda de su hermana pequeña y sus amigos.

Reseña: Cuando somos niños, soñamos con lo que queremos ser de mayores al tiempo que miramos con desdén el aburrido mundo de los adultos, prometiéndonos a nosotros mismos que nunca seremos como ellos y jamás nos cansaremos de nuestros juegos. Pero con la llegada de la pubertad, ansiamos probar los juegos de los adultos, sufrimos numerosos cambios corporales, los traumas familiares y las decepciones empiezan a pesar, y los sueños de niñez son sustituidos por la pesimista realidad: que somos nosotros quienes debemos adaptarnos al mundo y no al revés.

It follows4

Del fin de niñez es de lo que versa It Follows, obra de culto instantánea que, al igual que Babadook, se aprovecha de los mecanismos del terror para contar algo que va más allá de una excusa para asustar al espectador. No obstante, si Babadook andaba muy justa como película de terror per se, It Follows es una gozada para los amantes del género, bebiendo directamente de La noche de Halloween de John Carpenter y del terror de los 80: desolados barrios residenciales americanos, una estupenda banda sonora electrónica a cargo del grupo Disasterpeace y una planificación que juega mucho con la profundidad y el fuera de campo, con lo que no se ve pero se presiente, con la tensión de saber que algo va a pasar que los personajes aún ignoran, y el desconocimiento total del origen de la maldición. El director David Robert Mitchell sólo utiliza en contadas ocasiones trucos fáciles para asustar, valiéndose de un exquisito montaje y de un inteligente uso de la cámara, del travelling circular y el plano secuencia para entrar y sacar al espectador de la mente de la protagonista cuando la película lo requiere, y encadenando planos bellísimos uno tras otro.

It Follows1

Si afrontamos It Follows con la idea de que vamos a ver una película de terror convencional probablemente salgamos defraudados, porque a pesar de los genuinos momentos de pánico que genera, caso de su rotundo prólogo, toda su historia se puede entender como una metáfora, tan preciosa como terrorífica, de la pérdida de la inocencia con el acto sexual como moneda de cambio y salvación: cuando empiezas ya no puedes volver atrás. La creciente paranoia y pesadumbre de Jay, interpretada por la impecable Maika Monroe, toda una revelación, puede ser vista tanto como el efecto de ser perseguida por ese misterioso ente que la acecha continuamente, como el precio que paga cualquier adolescente cuando empieza a sufrir las consecuencias de entrar en el mundo de los adultos, donde ya no hay cabida para la ingenuidad pubescente.

It Follows3

Al ser una película sobre el microcosmos juvenil, no hay prácticamente presencia de los adultos, siempre de espaldas o fuera de foco. Ellos no pueden entender por lo que está pasando Jay porque hace tiempo que ya no viven en ese mundo y están a otras cosas. También es curioso que, salvo por la presencia de un ebook en forma de concha, no haya presencia de ningún producto de la tecnología moderna, siendo todos los objetos, e incluso los automóviles, de hace 20, 30 o 40 años, y que las películas que aparecen sean clásicos del terror y de la ciencia ficción en blanco y negro ¿Búsqueda de una estética retro/atemporal o simple postureo hipster? En cualquiera de los casos, It Follows es una película plagada de detalles, metáforas y lecturas que la convierten no sólo en un sugestivo objeto de análisis, sino en una aterradora, bella y melancólica película sobre los fantasmas que nos siguen a todos y cada uno de nosotros cuando nos vamos haciendo mayores.

8’5/10