5/5/14

Tren en dirección al abismo

guia.indd

Dir.: Bong Jong-hoo
Int.: Chris Evans, Song Kang-ho, Tilda Swinton, Jamie Bell, John Hurt, Octavia Spencer, Ah-sung Ko, Alison Pill, Ed Harris
¿De qué va?: Un fallido experimento para solucionar el problema del calentamiento global acabó destruyendo la vida sobre la faz de la Tierra. Los últimos supervivientes viajan en el Snowpiercer, un tren que se mueve en círculos por el mundo y que está dividido entre la clase explotada, que sufre miserias en los últimos vagones, y la clase poderosa, que viaja por delante con toda clase de privilegios y excesos.

Reseña: La lucha de clases ha existido a lo largo de toda la historia de la humanidad, ejerciendo como revulsivo de un cambio necesario en la sociedad de cada época. Pon esa lucha de clases en un entorno cerrado y claustrofóbico, como un tren, y tendrás como resultado Snowpiercer, una fábula de ciencia ficción distópica con producción coreana, reparto mayoritariamente americano y basada en un cómic francés. De una combinación de talentos tan internacional no podía salir otra cosa que una película que hable del ser humano en clave universal, de su vil naturaleza en situaciones extremas y de cómo funciona, evoluciona y procura que se mantenga la comunidad que crea a su alrededor.

Snowpiercer3

La película nos presenta un panorama tan desolador como original y plausible: un mundo enterrado en hielo y nieve debido a un intento por frenar el inevitable calentamiento global. A partir de ahí, se nos muestra la cruda realidad de los supervivientes que han sido declarados como la clase proletaria en ese último refugio del ser humano en perpetuo movimiento circular y su lucha por cambiar el estatus establecido, pasando de vagón en vagón hasta alcanzar el primero, en una huida siempre hacia adelante como si de un videojuego de scroll horizontal se tratase. Bong Jong-hoo otorga tanta importancia a los pasajes de acción cruda y directa como a los más calmados (pero igual de tensos) en los que conocemos un poco más el particular ecosistema del tren y las motivaciones y conflictos internos de los personajes, al tiempo que deja caer varias referencias a clásicos de la ciencia ficción como Cuando el destino nos alcance o Brazil y se deja influenciar por filmes coreanos como Oldboy.

Snowpiercer1

El ecléctico reparto de Snowpiercer está encabezado por Chris Evans, quien reafirma sus dotes de liderazgo tras sus aventuras como el Capitán América. El actor plasma perfectamente el cansancio, la rabia y el abatimiento de su personaje hacia el sistema con el que le ha tocado lidiar, y realiza una buena réplica cuando comparte plano con actorazos de la talla de Ed Harris, John Hurt y Octavia Spencer, quienes también reclaman sus momentos de atención. A Tilda Swinton le dedico unas líneas aparte porque realiza una de esas alucinantes interpretaciones camaleónicas a las que nos tiene acostumbrados, encarnando con gracia al prototipo de persona que se arrima al bando que más le conviene para salir beneficiado. El padre y la hija coreanos que forman Song-ka ho y Ah-sung Ko y la chispeante intervención de Alison Pill también son grandes incentivos del filme.

Snowpiercer2

No me queda muy claro si esta versión de la película es la que quería el director desde el principio o si es posterior al remontaje exigido por Harvey Weinstein, pero no le encuentro demasiados problemas de edición ni ritmo salvo tal vez por el tercer acto, que se alarga demasiado entre confesiones y explicaciones varias, pero la situación es tan tensa y las revelaciones tan impactantes que molesta bien poco. Claro que se puede sacar punta de todo y formular preguntas sin respuesta de lo que acontece (y de lo que no vemos) en el tren, pero sería una pérdida de tiempo buscar las grietas de una metáfora tan potente y turbadora sobre el lado oscuro de la supervivencia de la sociedad humana. Snowpiercer es una extraña e hipnótica película llamada a convertirse en clásico de culto.

8/10