18/6/15

La elección es de la dama

Poster Lejos del mundanal ruido

Dir.: Thomas Vinterberg
Int.: Carey Mulligan, Matthias Schoenaerts, Michael Sheen, Tom Sturridge, Juno Temple, Jessica Barden, Hilton McRae, Bradley Hall
¿De qué va?: Bathsheba Everdene es una muchacha de mediados del siglo XIX  obstinada e independiente, propietaria de una extensa granja y en posición de elegir entre los tres pretendientes que le rondan: Gabriel Oak, un ganadero dedicado a la cría de ovejas; William Boldwood, un maduro y próspero soltero, y Frank Troy, un apuesto y joven sargento.

Reseña: Si usted, querido lector, se plantea dirigir un drama de época, basado en una novela o una historia previamente adaptada, tiene dos posibilidades para destacar por encima del resto: tirar por un planteamiento radical u original, como la María Antonieta de Sofia Coppola o la Anna Karenina de Joe Wright (tan fallida como arriesgada), o bien trabajar mucho los personajes y la trama amorosa para robarle el corazón al espectador, como el Orgullo y prejuicio del citado Wright. De lo contrario, por muy correcto y clásico que haya sido, corre el peligro de quedarse en tierra de nadie y ser parte del montón.

Lejos del mundanal ruido2

No sabemos muy bien las motivaciones que condujeron a Thomas Vintenberg, uno de los padres del cine dogma, a realizar una nueva adaptación del clásico literario Lejos del mundanal ruido de Thomas Hardy. Tal vez quería probar algo diferente. Lo cierto es que, en esta ocasión, la dirección de Vintenberg es generalmente sobria, pero tiene algunos detalles personales, como la proliferación de primeros planos con cámara en mano, ciertas escenas bastante duras que destacan por su sobriedad, sin música ni efectos que realcen el impacto, y sobre todo, un encuentro en un claro del bosque de evidente contenido metafórico, perfecta en su ejecución tanto en el guión como en el montaje, y juguetona con el puritanismo de películas de este género. Probablemente, sea una de las mejores escenas que nos dejará la cosecha cinematográfica de este año.

Lejos del mundanal ruido3

A fin de cuentas, la historia gira en torno a una mujer adelantada a su tiempo (perdón por el tópico), orgullosa de su independencia pero que acaba rindiéndose al amor ante tres hombres con algo único que ofrecerle: uno seguridad y estabilidad, otro locura pasional y el tercero comprensión y ternura. Pocas actrices pueden expresar tanto con tan poco ni aguantar tan bien un primer plano como Carey Mulligan, fantástica como de costumbre. Matthias Schoenaerts también es capaz de traspasar el hermetismo de su personaje para exteriorizar sus emociones, y los otros dos pretendientes, Michael Sheen y Tom Sturridge, también realizan buenos trabajos, a pesar de que este último sea el personaje peor representado; su historia se siente atropellada y su evolución de trazo grueso.

Lejos del mundanal ruido1

Lejos del mundanal ruido se queda a medio camino entre la luminosidad de Orgullo y prejuicio y la tenebrosidad del Jane Eyre de Cary Fukunaga. Resulta bastante academicista salvo en los momentos en los que Thomas Vinterberg se olvida del corsé, pero lo peor es que a pesar de que se siga con interés y embelesamiento (la fotografía y la banda sonora son preciosas) no emociona ni conmueve. Con todo, es una película notable, irreprochable en casi todos sus aspectos pero que le falta algo, calidez más allá de sus bellos atardeceres, para hacernos vibrar irracionalmente, de la misma forma en la que Bathsheba aparca sus convicciones para rendirse ante los sinsabores y las alegrías del amor.

7/10