12/5/16

Ladrones, policías y viceversa

Poster Triple 9

Dir.: John Hillcoat
Int.: Casey Affleck, Chiwetel Ejiofor, Anthony Mackie, Aaron Paul, Woody Harrelson, Kate Winslet, Clifton Collins Jr., Gal Gadot
¿De qué va?: Un grupo de criminales y policías corruptos de Los Ángeles planea utilizar el código “triple 9”, utilizado para alertar de que un agente ha caído, para distraer la atención de un importante robo que deben llevar a cabo para la mafia rusa.

Reseña: El peor enemigo del cine se encuentra actualmente en la ficción televisiva, dado el salto de calidad que ha experimentado esta última desde aquel año en el que Perdidos, Mujeres desesperadas y Veronica Mars llegaron para cambiar la forma en la que consumíamos series, y a la entrada en el mercado de Netflix, Amazon y demás productoras que le han comido la tostada a las cadenas generalistas. El cine ha dejado de considerarse superior a la televisión por el mero hecho de consumirse en pantalla grande, mientras que la “caja tonta” ha sabido aprovechar herramientas como la posibilidad de evolucionar a sus personajes a lo largo de los años para fidelizar y cautivar a la audiencia.

Triple92

Todo esto viene a cuento porque a Triple 9 no le hace ningún bien estrenarse años después de que The Wire y Breaking Bad revolucionasen el thriller criminal, pues no tiene nada nuevo que ofrecer al género. John Hillcoat, que ya había demostrado su habilidad para las atmósferas turbias y violentas (The Road, Lawless) recrea Los Ángeles como un lugar sucio, corrupto y amoral, donde la policía no es más que una pieza de la partida de ajedrez de los que mueven los hilos de la urbe desde sus grandes mansiones o desde la propia cárcel. Hasta ahí, todo bien, todo muy entretenido y rodado con pericia, pero la historia en sí no sólo tiene poca chicha, sino que enfatiza y se recrea en el sexismo del mundo criminal con una galería de personajes femeninos a cada cual más accesorio, con Gal Gadot y Teresa Palmer presentes sólo para enseñar el culo.

Triple9

Ni siquiera se salva Kate Winslet, pues pese a que uno de los mayores reclamos de la película resida en ver a la oscarizada actriz ejerciendo de mafiosa rusa-israelí, de botas tan rojas como la sangre que se ha derramado bajo sus órdenes, jamás queda patente del todo lo despiadada y letal que se supone que es, quedando más bien reflejada como una camorrista de boquilla. Y con Casey Affleck ejerciendo de referente moral mientras mastica chicle con la boca abierta en cada plano, el resto del lujoso reparto contribuye a la sensación continua de déjà vu asumiendo roles en los que estamos muy acostumbrados a verlos: Aaron Paul como drogata con crisis de conciencia, Clifton Collins Jr. haciendo de tío del que siempre hay que desconfiar, Woody Harrelson haciendo de Woody Harrelson… Tal vez se deba a que a estas alturas estamos curados de espanto, pero Triple 9 está lejos de provocar la conmoción que pretende.

5/10