24/9/14

Back to Basics

Poster Begin Again

Dir.: John Carney
Int.: Keira Knightley, Mark Ruffalo, Adam Levine, Hailee Steinfeld, James Corden, Catherine Keener, CeeLo Green, Mos Def
¿De qué va?: Gretta y Dave son una pareja de músicos enamorados que llegan a Nueva York cuando él firma un contrato con un importante sello discográfico, pero su recién adquirida fama pronto tienta a Dave y deja de lado a Gretta, cuyo mundo se viene abajo. Cuando Dan, un ejecutivo musical en horas bajas, descubre a Gretta durante una actuación en un bar, queda cautivado al instante por su talento, por lo que se ofrece para producirle un álbum.

Reseña: El éxito de Once pilló desprevenidos tanto a su director, John Carney, como a sus protagonistas, Glen Hansard y Markéta Irglová, que se enamoraron durante el rodaje. Una pequeña película irlandesa, rodada con cuatro duros, con poca ambición pero mucho corazón, que llegó al Kodak Theatre para ganarle el Oscar a mejor canción a una superproducción Disney, Encantada. Lo que vino después para los protagonistas de la película está recogido en el documental The Swell Season; la pareja inició una gira de conciertos que puso en evidencia las diferencias entre ellos: él saboreaba las mieles del éxito que había ansiado toda su vida, mientras que ella se sentía incómoda con la fama y el efecto fan. La relación terminó poco antes de que finalizara el tour.

Begin Again2

Es probable que Carney se inspirase en aquella historia de (des)amor musical para su segundo y esperado largometraje, Begin Again, pues el que haya visionado The Swell Season reconocerá ciertos momentos del documental en la relación de la protagonista, una discreta compositora, y su novio, una estrella musical en ciernes. No obstante, la película no es un pozo de melancolía como lo era tanto el docu como Once, puesto que para su primera incursión americana, Carney ha optado por centrarse en la energía terapéutica de la música a través de la alianza entre una chica con el corazón roto y un desencantado productor musical en horas bajas. El conflicto dramático es sólo el detonante de una historia que no tarda demasiado en pasar al buen rollo, a las sonrisas y a un repertorio musical que venera la ciudad de Nueva York y se encuentra en perfecta sintonía con el espíritu pseudo-hipster del filme.

BEGIN AGAIN

Keira Knightley se muestra realmente encantadora y convence como cantante (por mucho Auto-Tune que pueda haber detrás), al tiempo que Mark Ruffalo da rienda suelta a su carisma, que no es poco. La amistad y complicidad que se genera entre sus personajes es uno de los platos fuertes de la película, pero es ponerlos a relacionarse con el resto de personajes de la historia y la cosa se tambalea. La trama de ella se salva con Adam Levine, consciente o no de que se está criticando aquello que él mismo representa, y el simpático James Corden, pero la historia de Ruffalo con su ex y su hija de la ficción, Catherine Keener y Hailee Steinfeld respectivamente, es tan superficial y manida (¿Relación distante entre padre e hijo? ¿Otra vez?) que sobra tanto como la aportación de la joven con su guitarra en una de las canciones que interpreta Knightley.

Begin Again3

Begin Again también tiene espacio para hacer una crítica a la industria musical, a la forma en la que moldean a sus estrellas y al desequilibrio en el reparto de las ganancias que generan. Aunque guarde ciertas similitudes con Once carece de su personalidad y naturalidad, pero sí que conserva su mantra sobre el poder de la música como fuerza creativa, rehabilitadora y vigorizante, y además se revela como la ‘feel-good movie’ del año, con algunas canciones como Lost Stars o Tell Me If You Wanna Go Home que, tal vez no las recordaremos el año que viene, pero sin duda las tararearemos y nos cargarán de energía positiva durante un buen tiempo.

7’5/10