8/5/16

Dalton se aferró a su máquina de escribir

Poster Trumbo

Dir.: Jay Roach
Int.: Bryan Cranston, Diane Lane, Helen Mirren, Louis C.K., Elle Fanning, John Goodman, Michael Stuhlbarg, Alan Tudyk
¿De qué va?: En los años 40, la carrera de Dalton Trumbo, el guionista mejor pagado de Hollywood, dio un vuelco cuando entró en la lista negra de la Comisión de Actividades Antiamericanas por sus ideas políticas, afines al comunismo.

Reseña: Hollywood no fue siempre ese idílico lugar en el que sus estrellas se reúnen para apoyar causas tan nobles como la regulación de la tenencia de armas, la erradicación del acoso en las aulas o la preservación del medio ambiente. En plena Edad del Oro de su cine, la paranoia comunista orquestada por el senador McCarthy condenó al ostracismo a un grupo de profesionales cinematográficos en base a acusaciones infundadas y desorbitadas lanzadas por sus propios compañeros. Dalton Trumbo fue la cara más visible de las víctimas de la caza de brujas realizada en la Meca del Cine por su inquebrantable entereza e ingenio, que le permitió sobrevivir al boicot que sufrieron los llamados “10 de Hollywood”. En resumidas cuentas, su lucha fue carne de biopic.

Trumbo2

Trumbo. La lista negra de Hollywood goza de un valor de interés intrínseco para todo aquel cinéfilo de pro al abordar tanto el que tal vez sea el capítulo más avergonzarte de la historia de la industria cinematográfica estadounidense, como por seguir el declive y posterior ascenso de Dalton Trumbo, desde que fue encarcelado hasta que volvió a triunfar con Espartaco sin tener que firmar su trabajo con un pseudónimo. La película se sigue con interés perpetuo y todos los valores de producción están a un buen nivel pero, sin embargo, carece de incentivos que la hagan destacar y diferenciarse de otras películas biográficas. El director Jay Roach se conforma con cumplir con el objetivo funcional de rendir culto a la figura de Trumbo, pero hasta la forma en la que se acerca a los claroscuros del personaje resulta previsible y ‘light’.

Trumbo

Bryan Cranston cumple con lo que se espera de cualquier intérprete que se meta en la piel de una personalidad tan carismática, esto es, lucirse hasta llegar a la sobreactuación que tanto chifla a los encargados de conceder premios cada año; hace un buen trabajo, pero no brillante. A su lado, Diane Lane sufre un rol de esposa y madre ofensivamente insulso, limitándose a ser comprensiva y mediar en una trama familiar que bien podría haberse reducido para profundizar en las consecuencias del ‘macarthismo’ entre el resto de integrantes de Los 10 de Hollywood. La presencia en el reparto de una espléndida Helen Mirren y de Michael Stuhlbarg, John Goodman y Louie C.K. es muy agradecida, pero en última instancia, Trumbo no pasa de una simple y llana corrección. No deja de ser curioso que uno de los momentos más emotivos de la cinta se encuentre en los créditos finales, con el extracto de una entrevista que se realizó al Trumbo auténtico, lo cual me hace sospechar que el documental Trumbo y la lista negra (2007) puede ser más estimulante que esta realidad ficcionada.

6/10