29/4/14

Cautiverio romántico

Poster Una vida en tres dias

Dir.: Jason Reitman
Int.: Kate Winslet, Josh Brolin, Gattlin Griffith, Clark Gregg, James Van Der Beek, J.K. Simmons, Brooke Smith, Tobey Maguire
¿De qué va?: Durante el verano de 1987, una solitaria mujer y su hijo de 13 años conocen en un supermercado a un hombre que les convence de que le lleven a casa, donde descubren que es un convicto fugado. Juntos pasarán un fin de semana que cambiará la vida de los tres.

Reseña: La breve filmografía de Jason Reitman nos ha dejado hasta ahora un catálogo de personajes memorables y complejos: el jefe de prensa de una tabacalera de Gracias por fumar, la sabionda adolescente embarazada de Juno, el experto en despidos de Up in the Air, la antipática pero entrañable sociópata de Young Adult… Todos son antihéroes con una gran autoestima que acaban descubriendo que sus armaduras tienen grietas que los hacen más humanos de lo que creían. En su último trabajo, Una vida en tres días (Labor Day), Reitman se sale de su línea de trabajo habitual para contarnos una historia que cuenta con un proceso inverso: sus protagonistas están heridos desde el principio y encuentran la redención y el afecto en la persona de la que menos se lo esperan.

Labor Day2

El director depura todo rastro de la comedia y el cinismo característicos de su obra previa para dar paso a un melodrama puro y duro. Su habilidad a la hora de dirigir actores y de crear una ambientación idónea para la historia en particular que está contando sigue estando presente, pero tanta solemnidad acaba cargando, especialmente porque lo que nos cuenta es difícil de digerir. A saber, una mujer desarrolla un síndrome de Estocolmo hacia el fugitivo que se ha refugiado en su casa, quien además es un partido perfecto (manitas, cocinero, amable, bueno con los niños…) a pesar de que se haya escapado de una prisión. Desconozco si la novela de Joyce Maynard en la que se basa añade matices que haga la situación más verosímil, pero lo que es la película queda demasiado forzado, y en consecuencia, los momentos más dramáticos no cumplen su función de dejarnos compungidos.

Labor Day3

Los esfuerzos de Kate Winslet son de ayuda pero insuficientes, a pesar de que maneje a la perfección la vulnerabilidad de su personaje. Josh Brolin está perfecto como galán peligroso aunque la redención que experimenta sea bastante plana. El niño protagonista, Gattlin Griffith, no está mal, pero el Tye Sheridan de Mud, que tiene un personaje similar, le daría un buen repaso. De los secundarios, no entiendo por qué J.K. Simmons y James Van Der Beek tienen apariciones con pinta de ser decisivas en la trama y se quedan en anecdóticas. En fin, que esperaba mucho más de Una vida en tres días siendo de quien es, y aunque no se puede considerar un descalabro sí que debería ser un toque de atención para que Reitman vuelva al territorio de la tragicomedia mordaz con la que nos conquistó a unos cuantos.

6/10