4/9/15

Mano de obra en tiempos hostiles

Poster Un dia perfecto

Dir.: Fernando Léon de Aranoa
Int.: Benicio del Toro, Tim Robbins, Olga Kurylenko, Mélanie Thierry, Feđa Štukan, Eldar Residovic, Sergi López
¿De qué va?: Un grupo de cooperantes intenta sacar un cadáver de un pozo en los últimos días de la Guerra de Bosnia. La tarea más simple se convierte aquí en una misión imposible en la que los cooperantes recorren el paisaje bélico tratando de salvar la situación.

Reseña: Fernando León de Aranoa abandona España, dejando asimismo atrás las miserias de la clase humilde y trabajadora, para abordar el trabajo de los cooperantes en conflictos bélicos a lo largo de un día que engloba la mezcla de emociones (alegría, frustración, miedo, ira…) que acarrea una labor tan importante como escasamente reconocida. El contexto ha cambiado, pero la base argumental de Un día perfecto no difiere demasiado de trabajos previos como Barrio o Princesas: personas muy diferentes que acaban formando una especie de familia, sin necesidad de vínculos de sangre, que se enfrenta unida contra las adversidad.

un dia perfecto2

Lo primero que sorprende de la película es su sentido del humor, inexistente hasta ahora en la filmografía de Aranoa, y políticamente incorrecto para tratarse de un conflicto bélico relativamente reciente. Pero funciona, porque además de ser generalmente ingenioso, es fácil de creer que estos tipos se valgan de él para evitar caer en una depresión. Más fuera de lugar se encuentran los temas rock que aparecen cada cierto tiempo, sobre todo para animar los viajes por carretera, pero que no aportan nada, más allá de percibir a los protagonistas como estrellas del rock o como una brigada especial a lo CSI, pero eso tampoco es excusa; estorban y rompen el tono.

Un dia perfecto3

Rock aparte, el mayor acierto de Un día perfecto es la forma que retrata el trabajo de esos cooperantes, sin idealismos ni veneraciones, sino como individuos normales y corrientes que están intentando hacer su trabajo, ayudar, pero que hay veces en las que les resulta imposible hacerlo; la frustración forma parte de su labor. También es interesante la forma en la que retrata el conflicto bélico, carente de la épica que caracteriza su imagen en el cine, y situándose en el momento en el que la paz está a punto de llegar. Pero aún hay temor, recelo y cadáveres que enterrar, al tiempo que las leyes se enmarañan y las responsabilidades se traspasan a cada minuto. Es el absurdo de la guerra, ni más ni menos.

Un dia perfecto

Sin embargo, sus logros quedan un tanto ensombrecidos por culpa de una construcción de personajes un tanto esquemática y machista, si tenemos en cuenta que tenemos dos personajes femeninos y uno es una histérica y emocional novata (Mélanie Thierry) y la otra es una tocapelotas resentida que está más preocupada de que un hombre le haga caso que de la situación que se está produciendo a su alrededor; aviso que con esta película se corre el riesgo de desenamorarse de Olga Kurylenko. Hay otra mujer importante en la trama, cuya única intervención subraya la poca mano que se ha tenido con el sector femenino en el guión. Mientras, los hombres son muy machos y audaces, rompecorazones como Benicio del Toro o tocados de la cabeza como Tim Robbins. Y luego está el crío que nos recuerda que las mayores víctimas de la guerra son los niños. En definitiva, Un día perfecto es un acercamiento distinto a la guerra y un buen reflejo de los autodenominados “fontaneros de la guerra”, cuya franqueza se ve coartada por un tratamiento simplón de los personajes.

6/10