13/10/16

Crecer entre vinilos y cassettes

Poster Sing Street

Dir.: John Carney
Int.: Ferdia Walsh-Peelo, Lucy Boynton, Jack Reynor, Mark McKenna, Maria Doyle Kennedy, Aidan Gillen
¿De qué va?: Debido a la recesión económica sufrida en Dublín en los años 80, Conor se ve forzado a abandonar la comodidad de la escuela privada en la que estudiaba para empezar de nuevo en la escuela pública, donde el clima es mucho más tenso. Sin embargo, allí encontrará un rayo de esperanza en la misteriosa Raphina, a la que intentará conquistar creando una banda musical y pidiéndole que protagonice sus videoclips musicales.

Reseña: De entrada, lo primero que nos preguntamos al leer la sinopsis de Sing Street es si necesitamos otro revival de los 80 este año, en el que hasta los Carnavales de Santa Cruz de Tenerife han decidido homenajear dicha década. Afortunadamente, la tercera película de John Carney es mucho más que un desfile de looks y de tributos a la escena musical de la época, fruto de combinar lo mejor de sus primeros trabajos: la naturalidad y la delicadeza de Once y la armonía y el buen rollo de Begin Again. Y qué temazos tiene, tan buenos y pegadizos como los que tenían aquellas dos.

Sing Street3

Mientras Irlanda estaba sumida en una recesión económica en los años 80, la MTV se convertía en un icono pop con la retransmisión continua de videoclips musicales. Es en este contexto, de creatividad nacida en tiempos de crisis, es en el que se mueve el protagonista de la historia, Conor, de tal forma que vuelca todo su drama familiar, los vaivenes del primer amor y la rabia por el acoso escolar que sufre, en su pasión por la música, bajo la influencia de algunas de las bandas más destacadas de aquellos años y bajo la tutela de su hermano mayor, quien le ofrece toda la sabiduría adquirida por una vida de fracasos y decepciones. Porque hacerse mayor implica afrontar la cruda realidad y los primeros desengaños de la vida, pero también tiene más que ver con tomar decisiones y arriesgarse que con conformarse y aceptar la derrota al no poder cumplir esos sueños inalcanzables. Sing Street es un ‘Coming-of-Age’ de pura cepa, siendo su sabia combinación de aprendizaje vital y optimismo juvenil uno de sus muchos encantos.

SING STREET_002

Otra buena parte de su atractivo radica en su reparto, la mayoría intérpretes jóvenes y desconocidos; lástima que la película no profundice más en los carismáticos miembros de la banda que da título al film, pues tras la formación de la misma el foco se centra casi exclusivamente en el líder, al que da vida Ferdia Walsh-Peelo, perfectamente creíble en la continua búsqueda de su identidad, y en su particular musa, encarnada por una joven promesa, Lucy Boynton, que dependiendo del look que lleve y de cómo la enfoque la cámara, recuerda a Amy Adams, a Felicity Jones o a Gemma Arterton. Sorprende para bien Jack Raynor como el hermano inconformista, contrariado y erudito musical de Conor, con el que Carney aprovecha para concebir una bonita subtrama sobre los vínculos y las dinámicas fraternales.

SING STREET

De marcado carácter agridulce, rebelde y romántico (en el sentido revolucionario del término), Sing Street se erige como una de las películas más deliciosas de la temporada, respaldada por una fenomenal banda sonora que aglutina temazos clásicos de The Jam, Duran Duran o The Cure con uno de los mejores repertorios de canciones originales que nos ha dado el género musical en la última década. Podemos sospechar que John Carney continuará su carrera en este género, pero de momento le ha quedado una estupenda trilogía en torno al poder terapéutico, expresivo y reivindicativo del bien llamado arte de las musas.

8’5/10