27/10/15

Cantando sobre (des)amor en Madrid

Poster Los miercoles no existen

Dir.: Peris Romano
Int.: Eduardo Noriega, Inma Cuesta, Gorka Otxoa, Alexandra Jiménez, Andrea Duro, William Miller, María León
¿De qué va?: Un grupo de hombres y mujeres de treinta y cuarenta años vive una serie de encuentros y desencuentros amorosos cruzados que se producen en diferentes lugares de Madrid, y siempre durante un miércoles.

Reseña: La obra  Los miércoles no existen se ha representado con éxito durante cinco temporadas sobre los escenarios de Madrid. Su artífice, Peris Romano, ha sido también el encargado de adaptarla para la gran pantalla, cumpliendo así su deseo inicial de materializar su guión en un largometraje, el cual cuenta con una estructura similar a su ópera prima, la muy simpática 8 citas (2008), co-dirigida por Rodrigo Sorogoyen y compuesta de ocho microrelatos independientes sobre las diferentes facetas del amor. Los miércoles no existen también es una película episódica, pero más ambiciosa, saltando hacia adelante y hacia atrás en su línea temporal y centrando el protagonismo en seis personajes conectados, aunque ni ellos mismos lo sepan.

Los miercoles no existen2

Quien haya ido a ver la pieza teatral comprobará que la película es prácticamente idéntica, salvo por algunos pequeños cambios y los fichajes de actores conocidos como (dudoso) reclamo publicitario. Y aunque la historia continúe siendo un atractivo cóctel entre los enredos románticos y musicales de El otro lado de la cama y su secuela y del dolor que produce el amor caprichoso y caduco de Closer, la película no conserva toda la frescura que sí tenía la obra, y resulta ser más estática que esta misma, la cual aprovecha todo el espacio del teatro para mantener al espectador activo y partícipe de la acción. Hay escenas que no han perdido su eficacia en el salto del teatro al cine, como la agridulce pedida de mano a ritmo de No puedo vivir sin ti, pero en otras tantas se echan en falta las risas producidas al ver las situaciones en vivo y en directo.

Los miercoles no existen

Los únicos que repiten de la obra teatral son Gorka Otxoa y William Miller, y tal vez por ello se les ve muy cómodos en sus respectivos y muy entrañables personajes. No obstante, Alexandra Jiménez roba la función demostrando sus estupendas dotes tanto para la comedia como para el drama, siendo más fácil empatizar con ella que con el resto de personajes; el trabajo de Inma Cuesta y Andrea Duro tampoco está nada mal, aunque no sea especialmente reseñable. Lo de María León es tan sólo un cameo, mientras que Eduardo Noriega no me termina de convencer, como de costumbre. No sé si será algo personal, pero tengo la impresión de que siempre hay alguien que podría haberlo hecho mucho mejor que él.

Los miercoles no existen3

Los actores cantan al comienzo de cada acto, a veces junto a los solistas que interpretaban los interludios musicales de la obra, pero esos momentos se sienten un tanto desaprovechados y estáticos, aunque la selección musical, que va de clásicos de Julio Iglesias y Serge Gainsbourg a joyas indies como Jero Romero y Vetusta Morla, resulta tan ecléctica como atractiva. Es probable que la adaptación cinematográfica de Los miércoles no existen no retenga todo el buen rollo y la diversión que posee su referente teatral, pero no es un filme en absoluto desdeñable, sobre todo por la gracia con la que ironiza acerca de la imprevisibilidad de la vida y las secuelas que deja cada desengaño amoroso sufrido.

6’5/10