19/9/11

Sangre añeja remozada

Poster Noche de miedo 
Dir.: Craig Gillespie
Int.: Anton Yelchin, Colin Farrell, Imogen Poots, Toni Collette, David Tennant, Christopher Mintz-Plasse, Dave Franco
¿De qué va?: La idílica vida estudiantil de Charlie Brewster cambia completamente cuando un viejo amigo le asegura que su nuevo y misterioso vecino, Jerry, es en realidad un vampiro que está saciando su sed de sangre con la población de Las Vegas. Aunque al principio Charlie rehúsa de sus sospechas, con el paso de los días irá dándose cuenta de que algo no va bien en la casa de al lado.

Reseña: La mayoría de los remakes acaban resultando flojos e innecesarios por dos vías diferentes: los que se limitan a copiar punto por punto el esquema del original se vuelven aburridos e ineficaces (véase Psicosis como ejemplo extremo), mientras que los que se aventuran a introducir cambios suelen naufragar porque éstos suelen traicionar la esencia del original. Pero yo no seré el que sentencie que todos los remakes son malos pues hay una larga lista de títulos modernos que merecen la pena como The Ring, The Italian Job, Amanecer de los muertos o El tren de las 3:10 a la que ahora habría que sumar Noche de miedo.

Noche de miedo2 
La película original destacaba por su desenvoltura al aunar terror de serie B con comedia, una parodia de las películas de vampiros que en ningún momento se tomaba demasiado en serio a sí misma. El remake dirigido por Craig Gillespie mantiene el tono intacto acentuado un poco más el terror, y aunque el hilo argumental sea prácticamente el mismo se han introducido varios cambios que modernizan la historia, como el carácter del protagonista, Las Vegas como singular ubicación de la trama o la introducción de nuevas y trepidantes secuencias con un sabio manejo del suspense a través del espacio, como el rescate de la vecina o la persecución por carretera (atentos fans del original al cameo que se produce en dicha escena).

Noche de miedo3 
Si acaso el único cambio a peor de este remedo es el que atañe al personaje de Peter Vincent, pues el mago de Las Vegas que interpreta David Tennant no tiene ni el encanto ni el carisma del actor de películas de terror venido a menos al que daba vida Roddy McDowall en la original. En cambio, Colin Farrell interpreta a un vampiro mucho más amenazador y salvaje que el que encarnó Chris Sarandon, un depredador despiadado que vuelve a conferirle a los vampiros ese carácter animal que se ha perdido en los últimos años con tanto chupasangres dócil, y por cierto, la película no desaprovecha la ocasión para darle una buena colleja a Crepúsculo, sumándose a la causa de Rumores y mentiras de que otro tipo de cine ‘teen’ es posible.

Noche de miedo 
Si a todo lo dicho añadimos que Anton Yelchin le otorga una nueva dimensión emocional al personaje protagonista y que aun sin haberla visto en 3D creo que pagar el extra podría no ser tal malgasto de dinero como de costumbre, solo me queda decir que estamos ante un remake más que decente que suple el encanto de serie B de bajo coste de la original con buen hacer, más diversión sin pretensiones y respeto a los orígenes. Así es como debería ser siempre el ‘copia y pega’ habitual de Hollywood.

7/10

1 comentario:

Pabela dijo...

Sabes que yo no había reconocido en su momento al del cameo?? jaja fue cuando leí sobre eso y la revi online para darme cuenta de quién hablaban y ahí si me dije: Dios!, cómo no lo reconocí antes! jajaja. La verdad que me quedo igualmente con la original pero no niego que es entretenida.