21/9/11

Errores que no cicatrizan

Poster La deuda
Dir.: John Madden
Int.: Helen Mirren, Jessica Chastain, Sam Worthington, Marton Csokas, Tom Wilkinson, Ciarán Hinds, Jesper Christensen
¿De qué va?: En 1966 tres jóvenes agentes del Mossad cumplen con éxito su misión de localizar y capturar a un criminal de guerra nazi que acaba muerto. Treinta años después, los agentes son considerados como auténticos héroes, pero una noticia inesperada podría revelar detalles desconocidos de aquella misión.

Reputación: La deuda fue una de las películas que quedaron en el limbo cuando la en otros tiempos poderosa Miramax se fue a pique. El rodaje del filme finalizó hace dos años y si bien se ha estrenado sin grandes expectativas en un mes tan flojo para la taquilla como es Septiembre, ha conseguido ser una de las sorpresas de la temporada, con una muy buena aceptación de crítica y público. La razón de su éxito es simple: se trata de un thriller adulto, un género que en los últimos años se ha visto relegado en favor de entretenimientos destinados a la muchachada, que al fin y al cabo es el público más deseado por la industria.

La deuda3
Que yo recuerde, el anterior ejemplo que nos ha llegado de este tipo de cine americano adulto y refinado es La sombra del poder, la cual curiosamente comparte con La deuda a una de sus actrices, la gran Helen Mirren. Ambos son remakes, pero se sustentan por sí solos al ofrecer historias que combinan el drama con un suspense robusto y hábil que no tiene trampa ni cartón; sin recursos sacados de debajo de la manga para sorprender al público en la última escena. La deuda se vale de una narración a dos tiempos para contar más que una misión de captura que se complica el cómo afecta a los tres agentes lo que ocurre durante el tiempo que pasan en el piso franco y las secuelas que sufren a largo plazo. Como buen thriller que es no faltan las conversaciones esclarecedoras, las escenas de tensión y los giros oportunos para revelar que no todo es como parece.

La deuda
Debe ser difícil que dos actores interpreten a un mismo personaje durante bastante tiempo del metraje, ya que se debe crear cierta coherencia entre la encarnación joven y adulta. Afortunadamente, en La deuda brillan con luz propia las dos diferentes generaciones de actores que protagonizan el filme, estableciéndose conexiones entre ellos y con unas fabulosas Jessica Chastain y Helen Mirren en cabeza. Sam Worthington impresiona con su mejor interpretación desde que lo descubrimos en Avatar y tampoco se debe desdeñar a Jesper Christensen encarnando al temible Cirujano de Birkenau, un personaje tan patético como escalofriante.

La deuda2
La dirección de John Madden es eficiente pero demasiado academicista. La frialdad que envuelve toda la película es apropiada para la historia, pero de haberse tomado más riesgos le habría venido mejor porque todo, absolutamente todo, es cuanto menos correcto, pero nunca brillante. Lo bueno es que nadie se sentirá defraudado, pues La deuda es un thriller competente como pocos se han visto en los últimos años, pero le falta un golpe de efecto que la haga cautivar. El tiempo será quien dictamine si se trata de una película a recordar o uno de los entretenimientos más decentes y elegantes del 2011.

7’5/10