11/3/08

Riñas entre hermanas




Dir.: Justin Chadwick
Int.: Natalie Portman, Scarlett Johansson, Eric Bana, Ana Torrent, Kristin Scott Thomas, David Morrisey
¿De qué va?: Las hermanas Ana y María Bolena se ven obligadas a competir entre ellas por la atención del rey Enrique VIII, presionadas por la ambición de su familia para ganar prestigio y estatus social.

Opinión: Las intrigas de palacio siempre han dado mucho juego en el cine. La historia nos ha dejado grandes relatos que permanecen en el recuerdo gracias a las diversas versiones que se hacen en el cine. Los amoríos de Enrique VIII no son un tema nuevo, es más, actualmente se está emitiendo una serie en Canal+, Los Tudor, que cuenta la misma historia que la película pero además tiene el aliciente de poder extenderse bastante, mientras que el film tiene que condensar la enrevesada trama en 2 horas.




Por eso quien conozca la historia puede que al final no quede del todo satisfecho, puesto que se han sacrificado bastantes aspectos interesantes para que el desarrollo evolucione sin perder de vista a las hermanas Bolena. El cardenal Wolsey, las tirantes relaciones entre los reyes de España, Francia e Inglaterra e incluso Catalina de Aragón queda mermada a un discreto segundo plano.
Por otra parte, el director se toma su tiempo al comienzo para narrar los acontecimientos, y luego como que se da prisa y los hechos del final, que resultan ser los más interesantes, se agolpan uno tras otro. Aunque podría haber sido peor, ya que se comenta que el primer montaje no gustó nada en los pases de prueba y tuvieron que rodar nuevas escenas. Desde luego, para ser una película "parcheada", el resultado no ha sido tan nefasto.




El mayor aliciente que encontramos en la película es sin duda el poder asistir al enfrentamiento entre dos féminas de gran calibre. Si piensan que un careo entre Lindsay Lohan y Hillary Duff tendría mucho morbo no es nada en comparación a Natalie Portman y Scarlett Johansson tirándose de los pelos... metafóricamente. Además de que son más guapas y mejores actrices, lo suyo es un enfrentamiento con clase, aunque sus personajes jueguen sucio a veces. Es difícil escoger a una vencedora, pero sí es verdad que el personaje de Natalie es mucho más jugoso que el de la Johansson. En realidad es cuestión de gustos, cada espectador tendrá su favorita.
Ante tremendo girl power poco puede hacer Eric Bana en su papel, demasiado esquemático, del rey de Inglaterra. Los demás secundarios cumplen, aunque como ya he dicho Catalina de Aragón, interpretada por Ana Torrent, se merecía mayor protagonismo.


En conclusión, Las hermanas Bolena está bien aunque no siempre emplee su material explosivo de la mejor manera posible, pero el resultado es bastante decente sin llegar a tirar cohetes. Si les gusta el tema les recomiento que le echen un vistazo a Los Tudor, pues cuenta la historia de forma más precisa y extendida y con Jonathan Rhys Meyers interpretando a un rey más carismático que el que nos presentan en esta película. Pero si de verdad quieren conocer la verdadera historia tendrán que echar mano a los libros porque hay algunas cosas en las que la película y la serie no se ponen de acuerdo. Al final va a resultar que incluso las historias verídicas son subjetivas.

***