11/6/13

Vocación superheroica

Poster SuperLa tendencia del cine de superhéroes en los últimos años es, por culpa del Batman de Christopher Nolan, hacerlas lo más realistas posible. Pero aunque le quitemos el calzoncillo rojo al nuevo traje de Superman, de que todos ahora tengan una mayor entidad dramática y de que su entorno sea más reconocible, las cosas como son: estos tipos disfrazados resultarían muy ridículos en la vida real, y eso que los superpoderes no son fundamentales ni para salvar vidas ni para impartir un poco de justicia en las calles, y tampoco hace falta ser millonario y disponer de un gran arsenal como Bruce Wayne. 

Super

A partir de esta premisa surge Super, la historia de Frank, un hombre corriente, introvertido y un tanto rarito, que tras ver cómo su esposa ex-drogadicta recae en sus adicciones y le abandona por un narcotraficante, recibe una señal divina que le anima a convertirse en Crimson Bolt (Rayo Carmesí), un superhéroe que, armado con una llave inglesa, patrulla la ciudad luchando contra los malhechores con los que se cruza. Pronto se le une en su lucha Boltie (Rayito), una joven y entusiasta ayudante que no es otra que la dependienta de una tienda de cómics donde Frank va a buscar inspiración para su álter ego.

Super2

De entrada, Super parece la hermana pequeña e indie de Kick-Ass, pero en realidad poco tienen en común, pues Super lleva el concepto de ‘superhéroe en la vida real’ hasta las últimas consecuencias. En el filme de Matthew Vaughn teníamos a Hit-Girl, una niña pequeña entrenada para ser una máquina de matar, pero aquí no hay nada que se pueda considerar fantasioso aparte de las alucinaciones divinas de su protagonista. Super pone en evidencia lo absurdo que sería que un tío disfrazado recorriera las calles luchando contra el crimen, mostrando de manera patética, a la vez que entrañable, las andanzas de Rayo Carmesí y su compañera. Y cuando le abre la cabeza a un tío por colarse en una fila, los espectadores nos debatimos entre la risa cómplice y el espanto.

Super3

La película de James Gunn, quien por cierto es el director elegido por Marvel para dirigir Guardians of the Galaxy, va mutando a lo largo de su desarrollo: empieza siendo una comedia de humor negrísimo y termina como una cinta de acción cercana a la serie B, y aún se guarda un as bajo la manga, materializado en un epílogo emotivo y agridulce que demuestra el gran corazón que tiene la película. El reparto también se entrega por completo al absurdo, liderado por un Rainn Wilson inmenso y bien secundado por una dinámica y muy divertida Ellen Page, una frágil y bella Liv Tyler y un cachondo Kevin Bacon (atentos al delirante cameo de Nathan Fillion). Super parece condenada a ser ignorada en los estantes de los escasos videoclubs que aún quedan en España, pero los pocos que sintonicen con su alienado espíritu gamberro la disfrutarán de lo lindo.

7/10

3 comentarios:

Roke Molina dijo...

Muy buena crítica para una película a reivindicar. Ellen Page se merecía siete óscares por lo menos por su actuación! Nunca me había reído tanto con un personaje.

¡Saludos!

Héctor dijo...

¿Y yo por qué no he visto esta película todavía?
Me he hecho muy fan de James Gunn sin haber visto una sola película suya solo de seguirlo en las redes sociales ¿qué opinion te merece como director? Para no llevarme después el chasco digo...

Jorge Blanch dijo...

Pues pequeño Héctor, ya estás tardando en verla, que te va a encantar!

De James Gunn sólo he visto ésta y La plaga (Slither), y bueno, me parece un director correcto al que le gusta bastante el cachondeo, a ver qué tal se le da el salto a la superproducción con Guardians of the Galaxy. En realidad le tengo más confianza que a los directores de Capitán América 2...

¡¡Saludos a ambos!!