6/5/08

Unidos por la pérdida



Dir.: Susanne Bier
Int.: Halle Berry, Benicio del Toro, David Duchovny, Alison Lohman
¿De qué va?: Aubrey es una madre con dos hijos pequeños que debe afrontar la muerte repentina de su marido, mientras que establece una especial relación con el que era el mejor amigo del fallecido, un heroinómano al que veía con malos ojos pero al que ahora intenta ayudar instalándolo en su casa.

Opinión: He aquí una película en la que no pasan muchas cosas, pero que supone toda una disección de la conducta humana ante la pérdida. El hecho desencadenante es la trágica muerte de un hombre que se podría considerar perfecto: buen padre, esposo y amigo, deja un vacío en las vidas de las personas que le rodeaban, sobretodo en la de su mujer, la cual no concibe su nueva situación, y en la de su mejor amigo, que ha perdido un gran apoyo en su lucha por salir de las drogas. Dos personas aparentemente opuestas que tras la tragedia intentarán salir adelante apoyándose la una en la otra.


Y esto es sólo el principio, pues la película de Susanne Bier habla de pequeñas pero importantes cosas como la redención, la nostalgia o la amistad y la complicidad imprevista. Cosas que perdimos en el fuego (precioso título que afortunadamente se ha conservado del original) se sustenta en base a una historia sencilla pero cargada de profundidad, con dos personajes centrales llenos de matices a los que conocemos a través de unos efectivos primeros planos.

Halle Berry y Benicio del Toro aprueban con sobresaliente en sus respectivos roles. A Berry no la veíamos tan enérgica y contundente desde que ganó el papel que le valió el Oscar a mejor actriz por Monster's Ball y del Toro ofrece una de esas grandes interpretaciones al límite a la que nos tiene acostumbrados como la de 21 gramos o Traffic. También habría que destacar a David Duchovny interpretando al omnipresente fallecido, aunque sólo salga unos escasos minutos al comienzo de la película.


Aunque tal vez le falte un poco más de garra para poder erigirse como uno de esos grandes dramas que dejan huella, Cosas que perdimos en el fuego es un drama honesto que ahonda dentro de las complejas relaciones humanas, sin llegar a ser moralizante deja una puerta entreabierta a la esperanza, lo cual siempre es de agradecer.

***1/2