28/7/11

O.C: Vértigo (1958)

Poster vertigo¿De qué va?: Scottie Fergusson es un detective de la policía de San Francisco que sufre de vértigo y se ve comprometido a retirarse cuando un compañero cae de una cornisa al vacío. Un día recibe la llamada de Galvin Elster, un viejo amigo del colegio, que lo contrata para que vigile a su esposa Madeleine, una bella mujer que está obsesionada con su pasado.

Reputación: Pese a que su carrera comercial no fue muy exitosa y la crítica y los premios de la época no repararon demasiado en ella (dos únicas nominaciones a los Oscar por su dirección artística y sonido), Vértigo se ha convertido con el tiempo no sólo en una de las obras mejor valoradas de Alfred Hitchcock sino en una de las más aclamadas del cine norteamericano. Fue la cuarta y última ocasión en la que el director y James Stewart trabajaron juntos tras una fructífera relación materializada en La soga, La ventana indiscreta y El hombre que sabía demasiado.  La protagonista, Kim Novak, llegó al rodaje como recambio de la primera elección para el papel de Hitchcock, Vera Miles, y al igual que pasó en otros muchos de sus rodajes,  la relación entre director y actriz fue tensa y estuvo salpicada de desencuentros. La novela en la que se basa el guión de la película, titulada Sueurs froides: d’entre les morts y escrita por Pierre Boileau y Thomas Narcejad, describe al protagonista como un hombre con impotencia sexual que nunca ha culminado sus relaciones con las mujeres, y sin tocar abiertamente el tema, Hitchcock le dedicó varias alusiones a través de líneas de diálogo, imágenes y situaciones con doble sentido.

Vertigo 
Comentario: Aún me quedan muchas películas de Hitchcock por ver para dictaminar cuál es mi favorita, pero cuando llegue el momento estoy seguro de que si Vértigo no es la elegida al menos será una de las que más huella me dejaron. Me gusta que enganche desde el comienzo como una intrigante película de misterio para ir fraguando poco a poco una pasional y trágica historia de amor que acaba por convertirse en la verdadera protagonista de la cinta, relegando la intriga a un segundo plano tan discreto que se resuelve mucho antes de que la historia termine. Es precisamente el final lo único que me ha irritado del filme (los fallos de guión se pueden pasar por alto), pues me ha parecido un desenlace apresurado y brusco, pero tampoco empaña la experiencia que supone ver la película, cubierta por una lírica y turbadora atmósfera que consigue que nos sintamos inmersos en una extraña pesadilla romántica.

Próximo visionado: Rebelde sin causa (1955)

1 comentario:

daniel dijo...

En efecto es grandiosa la pelicula, uno de los mejores trabajos de Hitchcock, tocados con una pasion interesante. Como dije hace unos cuantos dias en el blog, Hitchcock indaga fervientemente en la mente humana y Vertigo es una de sus mmayores representantes. Saludos.